He jugado a Gods will be Watching y me he puesto palote

Ya lo habéis leído en el título amigos, ayer, por curiosidad, me dio por jugar al minijuego que sirve como aperitivo para mostrarnos Gods will be Watching, uno de los juegos indies de moda, y me he puesto palote. Por cierto, la partida la he grabado, por si queréis echarle un ojo.

Gods will be Watching logo

Gods will be Watching es, además de un gran juego, un producto patrio creado por los chicos de Deconstructeam, afincados en Valencia y que hace tan solo un par de días iniciaron su proyecto de crowfunding a través de indiegogo y ya han conseguido el dinero necesario para sacar el juego adelante, aunque podrán mejorarlo todavía más con un nuevo nivel de dificultad, más idiomas de localización o voces para los personajes, dependiendo, claro está, del dinero que logren recaudar.

Pero vamos al grano, en esta pequeña misión que podéis disfrutar de forma gratuita a través de esta página web se nos presentan varios de los factores que caracterizan Gods will be Watching, la envoltura de una aventura gráfica clásica point & click con un contenido más profundo que contiene partes de estrategia, puzles, gestión y decisiones morales que deberemos de afrontar a lo largo de la aventura final.

Gods will be watching

En este aperitivo deberemos sobrevivir 40 días en un planeta helado en el que nos podremos contagiar de un peligroso virus. Para lograr vivir deberemos escoger que acciones realizar cada día, utilizando las habilidades de todos nuestros acompañantes para poder mantener el fuego alimentado, suministrarnos comida, preparar vacunas para el virus, mantener la cordura de nuestra comunidad y reparar la radio que nos permitirá comunicarnos con el eventual equipo de rescate.

Cada uno de estos días podremos realizar un máximo de 5 acciones, aunque cada una tiene un coste diferente, por ejemplo, una sesión de psicoterapia nos costará los 5 turnos disponibles mientras que la reparación de la radio nos tomará solo uno.

Aunque la mecánica parezca sencilla un servidor no ha tenido huevos a sobrevivir los 40 días en las primeras partidas aunque lejos de desmotivarme esta dificultad lo que ha hecho es engancharme como la heroína.

Como siempre, más que hablar lo mejor es que veáis unos minutos de partida para que podáis observar bien en que consiste este minijuego:

Lo cierto es que si Gods will be Watching consigue enganchar tanto como este primer minijuego y además viene acompañado de una buena historia podríamos estar hablando de uno de los mejores títulos del panorama indie de los últimos años y encima se trata de producto hispano. Todo un lujo, hermanos.

Deja un comentario