En Progreso: eFootball PES 2020, Konami se lo empieza a creer

Tras una generación perdida, y un amago de abandono de la publicación de videojuegos por el medio, Konami ha vuelto a alcanzar una posición de virtuosismo en esto de hacer videojuegos de fútbol.

Salid y disfrutad

Nota: estas impresiones están en progreso. A medida que vaya jugando más a eFootball PES 2020 las iré actualizando. Asimismo, me he centrado exclusivamente en la Master League, que es el modo de juego que más me atrae de los PES. Si buscas análisis o impresiones del modo MyClub, aquí no lo encontrarás. Mis disculpas si es tu caso.

La buena vereda

Así, todos aquellos que seguíamos con la PS2 conectada al televisor para poder jugar a «fútbol del bueno» ya pudimos, el año pasado, guardar la consola de Sony en el trastero. Y es que PES 2019 ya fue capaz de ofrecer unas sensaciones, en su simulador, comparables a las que se podían experimentar con los ISS Pro y Pro Evolution Soccer de antaño.

Ahora, el Juego Referencia a superar ha cambiado. El Enemigo, por así decirlo, ya no está en casa. La Franquicia FIFA, con su inmensa propuesta, con ese ¿insuperable? modo llamado Ultimate Team, ha cambiado las reglas de juego. Esto ya no va de tener el mejor simulador, porque en ese caso Konami, ahora, tendría todas las de ganar. Se trata de ofrecer el mejor paquete jugable.

Y ahí le siguen quedando muchos deberes pendientes a PES 2020. La Master League, para mi el modo de juego principal y al que dedico el 90% de mi tiempo en los PES, sigue siendo una estructura de mondadientes, simple a más no poder, y la respuesta de Konami a Ultimate Team, el modo MyClub, está, en mi opinión, a años luz en cuanto a posibilidades jugables.

Los modos El Camino, que en FIFA 20 ha desaparecido, o el nuevo modo Volta no tienen respuesta en la compañía nipona, y esto es algo que acaba pasando peaje al paquete en si. La falta de modos de juego es alarmante, un año más, y es chocante que el mayor cambio sea en el nombre del juego, que añade a PES 2020 el prefijo eFootball dejando claras sus aspiraciones en cuanto a juego para eSports.

Un simulador ¿insuperable?

Pero si nos centramos en lo que debería ser importante en un juego de fútbol, al menos si no es de estrategia, este eFootball PES 2020 ha alcanzado un nivel excelso. Lo que mejor resume el amor con el que ha sido creado es el balón, cómo se mueve y cómo interactúa con todo. Difícilmente me puedo imaginar una mejor implementación del esférico.

Las animaciones y caracterizaciones de personajes están a un nivel altísimo, aunque no aprecio un salto espectacular con respecto a PES 2019. Lo que sí que es evidente es el gran número de nuevas animaciones que consiguen darle al juego un regusto de novedad tan necesario al tratarse de una entrega anual. Y no solo los movimientos de los jugadores en si, sino detalles como el vaho que sale de sus bocas cuando la temperatura es baja. También destacar las secuencias animadas de nuestro entrenador en la banda, celebrando los goles o lamentándose de las ocasiones falladas.

Antes de seguir, no me gustaría dejar pasar por alto un par de diferencias con respecto a las sensaciones que tuve con la demo. La primera es la respuesta de los porteros a los chutes fuertes a media distancia. En la demo me dio la sensación que los porteros se sacaban los balones de encima, incluso de cualquier manera, con cualquier parte del cuerpo. En cambio, en el juego final, los guardametas son mucho más estilizados. Creo que en la demo esta respuesta era más realista, pero acepto que es un toque no demasiado crítico.

Otro cambio que he apreciado es que, en esta ocasión y según mi opinión, para mejor. Mientras que en la demo el cruzarte por delante de un delantero sin presionar ningún botón, solo el interceptar la trayectoria del balón, en eFootball PES 2020 las sensaciones son muy similares a los juegos previos de la saga, y si no hay pressing o entrada el árbitro no señalará falta, aunque en bastantes ocasiones también la señalará si no hay un chute limpio, teniendo al defensa cerca. Esto es bastante real y le da un plus de emoción a los envites.

Algunas novedades destacadas

Me gustaría destacar mis sensaciones con respecto a los principales cambios que he notado en eFootball PES 2020 con respecto a PES 2019 en cuanto a gameplay. Uno de los puntos que más me han gustado ha sido la gestión de cambio de cursor. Da la sensación de ser mucho más efectivo el poder cambiar en el curso de una jugada de jugador, sin notar que la gestión de la CPU entorpece este proceso.

También me gustaría destacar positivamente el juego físico. En eFootball PES 2020 el proteger el balón con el cuerpo es algo tremendamente gratificante, especialmente cuando estás en medio del campo y recibes una presión agobiante del equipo contrario.

Los regates con el stick derecho, apadrinados por Don Andrés Iniesta, son un nuevo recurso que los más virtuosos del pad podrán utilizar para regatear. Yo reconozco que regateo con cambios de ritmo o con fintas, pero no con combinaciones de botones o con movimientos especiales, por lo que poco partido le voy a sacar a esto.

Algo que me ha llamado la atención son los pases en profundidad. En el caso de que estos se realicen con algún jugador rival cerca, la pelota no irá rasa por el suelo sino que se elevará un poco, con un chip muy conseguido que, por otra parte, parece que no se puede controlar manualmente, sino que es automático.

Añadidos de prestigio

Otra novedad positiva es la cámara Estadio. Es aún más lejana que la cámara Amplia, y tiene una perspectiva muy interesante, casi como si estuviéramos viendo el partido desde la Tribuna del campo. Me ha costado un poco acostumbrarme pero a mi, que me gusta jugar siempre con vista alejada, me ha encantado el añadido.

Y luego está la inclusión de Entrenadores reales para la Master League. Ahora podremos escoger a Leyendas como Cruyff, Maradona, Romário o Roberto Carlos (sí, el que podría ser un Dream Team de todos los tiempos) como entrenadores de nuestro club y ver cómo actúan en el día a día del club durante las escenas cinemáticas implementadas a tal fin. Tengo que reconocer que me emociono cada vez que veo a Cruyff en el juego, y no puedo dejar de fantasear en un mundo en el que él continuara siendo el entrenador del Barcelona.

Mejoras para afinar el paquete

Otro añadido a la Master League, o mejor dicho ajuste, es que ahora los fichajes son un poco como una Caja Negra. No sabrás a ciencia cierta si vas a conseguir fichar a un jugador y tendrás que pasar por un proceso de negociación que en ningún momento te dará ninguna seguridad. Así, tendrás que seguir las escasas indicaciones que encontrarás al realizar una oferta, y fiarte de lo que se te irá indicando en cuanto a años de contrato, percepción de nuestro club por parte del jugador que queremos fichar, etc.

Me da la sensación que el ritmo de juego al que eFootball PES 2020 te empuja es más lento que en PES 2019. Te «obliga» a asegurar las transiciones y las combinaciones de balón, debiendo fijarte en las animaciones de los personajes para entender cuándo habría que realizar el siguiente movimiento. Esto hace que pueda dar la sensación que la dificultad es mayor, porque te obliga a replantearte el estilo de juego al que ya estabas acostumbrado viniendo de PES 2019. Al menos eso es lo que me ha pasado a mi.

Otra sensación que tengo es que ahora los jugadores se cansan bastante menos durante los partidos. En PES 2019 siempre estaban todos reventados a partir de la mitad de la segunda parte; en cambio en eFootball PES 2020 aguantan mucho más.

Cosas no tan buenas

Uno de los puntos más negros que he visto en la Master League, al menos. El árbitro es capaz de marcar el final del primer tiempo o del segundo aunque haya un contraataque clarísimo. En este punto creo que eFootball PES 2020 ha empeorado con respecto a PES 2019, porque no recuerdo este comportamiento en absoluto. Incluso cuando da la ley de la ventaja y deja continuar, hay veces que sería mucho más ventajoso pitar la falta que permitir que el equipo continúe la posesión.

Es obligado hablar de las licencias. Sí, hay más que nunca pero duele ver que la Liga Española no está presente, que el Madrid como equipo no está licenciado… Y ojo, las razones pueden ser de peso, pero verlo es un sufrimiento. Suerte que los amigos de PES Universe han sacado ya un Option File para enmendar gran parte del entuerto.

Cancerberos que no acaban de convencer y más

En cuanto a los porteros, sensaciones encontradas. Por un lado cuentan con un gran número de nuevas animaciones y comportamientos para paradas que convierten cada jugada de ataque en una experiencia. Pero por otro parece que les cuesta la vida abandonar, no ya su área, sino el área pequeña para avanzar unos metros y poder cortar jugadas de peligro. También creo que son más proclives a recibir goles por debajo de las piernas, sobre todo en los mano a mano. Es algo que he experimentado un par de veces en los partidos que llevo y que no recuerdo haber visto en PES 2019.

También es evidente que a estas alturas de la película debería ser casi obligada la presencia de, al menos, las ligas femeninas más importantes. La visibilidad que las jugadoras están teniendo en los últimos tiempos hace que se eche en falta poder controlar a combinados en los que estén presentes deportistas tan importantes como Jennifer Hermoso o Megan Rapinoe.

Conclusiones (en progreso)

Me gustaría volver a destacar que sigo jugando a eFootball PES 2020 y que este artículo está en progreso, por lo que en los próximos días espero añadir nuevos apartados, así como potencialmente ajustar algunas de las conclusiones e impresiones. Así, vuelvo a indicar que mis sensaciones están centradas en la Master League, que es el modo de juego al que dedico todo mi tiempo con cada PES.

De momento, eFootball PES 2020 me está pareciendo una evolución conservadora con respecto a lo visto en PES 2019, y sigue estando a una distancia sideral de la propuesta de FIFA. Eso sí, el simulador, como ya lo fue el año pasado, ha sido capaz de recuperar las sensaciones de los mejores momentos de la franquicia. Y eso es mucho decir.

Si eres fan de los PES, seguramente ya te lo hayas comprado. Si no lo has hecho, tienes PES 2019, juegas, como yo, sobre todo al offline y vas justo de pasta, yo de ti me esperaría a una rebaja. Pero si lo tuyo es el modo MyClub entonces cómpralo sin miedo porque, aunque sin revoluciones y sin alcanzar ni de lejos la propuesta de EA en cuanto a «Juego Plataforma», eFootball PES 2020 sigue siendo el mejor simulador del mercado.

Deja un comentario