NioH: El Fin de la Masacre es un cierre espectacular

Con El Fin de la Masacre, Koei Tecmo cierra el contenido descargable para uno de los juegos del año. NioH, con este último DLC, da por concluida la historia de Williams y del resto de personajes que nos han ido acompañando a lo largo de estas tres expansiones.

Antes de empezar estaría bien aclarar que no es obligatorio comprar las dos expansiones que preceden a “El fin de la Masacre”. No es obligatorio, pero es más que aconsejable, sobre todo para entender los acontecimientos que nos han ido llevando hasta esta última expansión.

Osaka-Verano

La expansión de NioH se distribuye de la misma forma que nos tiene acostumbrado el juego. Se nos abrirá el mapa y en el encontraremos las fases principales y las secundarias. NioH es un juego exigente, de eso no cabe duda. Y ya en la primera misión de esta expansión nos encontramos con que el nivel aconsejado es de 217. Si no has jugado a las anteriores expansiones llegar a este 217 de nivel es una labor francamente complicada. Otro motivo más por el cual es aconsejable haber jugado a los dos dlcs anteriores.

La vuelta a Osaka no significa que Koei Tecmo haya reutilizado los mismos escenarios. En El fin de la Masacre no repetiremos escenarios anteriores. Eso sí, veremos enemigos conocidos y otros nuevos que aparecen por primera vez en este DLC. Demonios nuevos, más grandes e imponentes que el resto, unos seres con 4 brazos y claro, 4 katanas.

Estos son más complicados y nos exigirá encontrar el timming adecuado para acabar con ellos. Si algo ha ido destacando en Nioh son los jefes finales. Esta expansión tiene algunos de los Final Boss más exigentes y más espectaculares que recuerdo. Todavía estoy pensando en el combate final, para mi de los mejores y más impresionantes del juego. De esos combates que… Bueno, mejor lo juegan y me dicen.

El Averno

Si algo han ido aportando los dlcs, además de un hilo argumental diferente y nuevo respecto al juego original, han sido las apariciones de armas o modos de juego. En este y último dlc, Koei Tecmo ha soltado todo lo que le quedaba y ha incluido un nevo modo: El Averno. El sistema no es novedoso., es ir bajando por mazmorras a cada cual más difícil y cada una con su jefe final. Pero decir esto y cerrarlo así es quedarse corto. El Averno, es el zenit de los que vamos buscando armaduras o armas nuevas y. por que no decirlo, la dificultad más endiablada y disparatada.

Ya he dicho que no es un concepto novedoso, pero si lo es su ejecución. Empezaremos en un escenario con 5 caminos diferentes. Cuatro nos llevan a escenarios del juego, solo que serán trozos, no el mapa completo. Y Uno nos llevará a un final boss de zona. Podríamos saltarnos el recorrer los 4 escenarios e ir directamente a por el jefe de la mazmorra. Podríamos, pero no es aconsejable.

Cada escenario de los 4 cuenta con un kodama que debemos recuperar para salir al nexo que junta los 5 caminos. Al salir, una fuente se encenderá y esta eliminará un desventaja del escenario del jefe final. Estas desventajas son relantizaciones, veneno, parálisis al toque con el jefe o otras mucho más originales. No se si tiene tope, quiero pensar que si, yo aún continúo bajando por las mazmorras. Lo que si es cierto, es que e ido pillando cada mejor equipamiento, y esto a las alturas que estamos de Nioh es de agradecer.

Nioh es, por derecho propio, uno de los juego del año. Ya sea por su original sistema de combate, por la espectacularidad de los escenarios o por la trama original que mezcla echos reales que ocurrieron en el japón feudal con personajes de ficción llenos de carisma. Sus tres expansiones aumentan la experiencia del juego, y esta en concreto: El Fin de la Masacre cierra de forma espectacular un juego igual de espectacular.

Deja un comentario