NioH, Team Ninja también ama a From Software

Estoy aquí para hablar un poco acerca de NioH, de mi experiencia con el juego y de lo maravillosoque es que un Oni del tamaño de una pared de catedral te suelte una tollina destrozando la experiencia, el honor y hasta la dignidad.

¿NioH no es el Dark Souls de Samurais?

Bueno, a ver: NioH iba a ser el Dark Souls de Team Ninja, que mutó en Bloodborne y que acabó siendo simplemente NioH. Es cierto que la influencia de los juegos de Miyazaki está ahí. Moriremos y recuperaremos la experiencia perdida allá donde nos mataron.

Guardaremos en santuarios que estarán repartidos (a mala idea, ya se lo digo) por la misión que toque. Pero la influencia acaba ahí. NioH tiene su propia personalidad, y vaya, es maravillosa. Tiene ideas fantásticas que aportan novedades a un género ya trillado de por sí. Yo les diría algunas, pero les estaría contando cosas que merecen ser descubiertas por uno mismo. A mi me costó descubrirlas, pero yo soy bastante torpe.

¿Y es tan difícil?

Las betas, demos, alfas y yo que se que salieron del juego no tenía equilibrio alguno. Era morir por morir. He de decir que el producto final es muchísimo más equilibrado. Equlibrado, que no fácil. Nos vamos a hartar de morir. Y lo haremos por descuidados, por confiados, por correr, por ir despacio, por darle un golpe a una puerta y no al enemigo… Esto va de ensayo y error, y sobre todo de paciencia.

NioH es mucho más justo que los Souls. Al final encontrarán un set de armas y armaduras con el que vayan cómodos. Subirán los atributos que mejor les convenga y ahí, después de unas horas, sentirán que ya dominan el juego. Personalmente, me cuesta recomendar un Dark Souls o un Bloodborne, por ejemplo. Soy consciente de su complejidad y de todo lo que les rodea. Son muy buenos, pero no son juegos para todo el mundo. NioH es mucho más equilibrado, es difícil, de eso no cabe duda. pero es justo.

¿Entonces que, merece la pena?

Mucho. Más allá del reto apasionante que es jugar a NioH, el juego guarda sorpresas geniales como la historia, que mezcla personajes y eventos reales con otros de ficción. Un profundo componente RPG, en que tendremos que ir subiendo de forma magistral el personaje. Armas y posturas de combates bien definidas y diferentes entre sí. Un extenso y profundo sistema de combate. En serio, es fantástico ir probando cada nuevo movimiento, cada nueva magia, cada nuevo artefacto…

Estoy a tiro de platino del juego, 2 trofeos me faltan. Le he dedicado muchas horas, pero tengo la sensación que me dejo aún secretos. Eso me pasó antes con los juegos de Miyazaki, y me vuelve a pasar con otro juego, y es sensacional el obligarme a jugarlo una vez más por gusto, por que si, por que apetece Esa sensación de morir en cada esquina, en cada combate es magnífica, por extraño que lo parezca. NioH, a su modo, es un juego que está a la altura del jugador, no hay limites ni reglas, simplemente hay que jugarlo.

Deja un comentario