La "sorpresa" del año - Impresiones de 13 Sentinels: Aegis Rim

Después de un desarrollo algo problemático, con retrasos y cancelaciones de por medio, por fin estamos a pocas semanas de que salga a la venta 13 Sentinels: Aegis Rim, el nuevo juego de Vanillaware, ese estudio que tiene como su máxima utilizar diseños en 2D preciosistas alejados del ya casi sobreexplotado estilo pixel art.

Y esto es algo que su presidente George Kamitani es experto, ya que los diseños del estudio suelen estar a su cargo. En esta ocasión Kamitani ha delegado el asunto artístico a las ilustradoras, Yukiko Hirai y Emika Kida, que hacen un trabajo asombroso, dejando algo de lado (no del todo) la tendencia de mostrar personajes voluptuosos de la que siempre hacía gala el aclamado estudio. En definitiva, lo que hace Vanillaware, entra siempre por los ojos como pasó en su día con Dragon´s Crown, Muramasa o Odin Sphere. Y 13 Sentinels: Aegis Rim no es, ni de lejos, ninguna excepción.

Pero ¿qué es 13 Sentinels: Aegis Rim?

Como buen juego japonés, me he encontrado con una amalgama bastante interesante y llamativa. Básicamente se trata de una especie de aventura Gráfica con mucha carga visual novel, debido a que hay una gran cantidad de diálogos, y con bastantes toques de ciencia ficción. Ambientado en un principio en el Japón de 1985, encarnaremos los roles de varios estudiantes de instituto (hasta trece) en el que en muchos casos se entrecruzan las historias desde un primer momento.

Lo cierto es que el argumento (una invasión extraterrestre que tenemos que combatir con dichos estudiantes de instituto y sus «mechas») puede parecer una “tontería” muy shonen, lo cierto es que me ha enganchado como pocos juegos lo han hecho. Eso sí, aunque hay una especie de glosario, aviso que en estas primeras horas la historia me está pareciendo muy enrevesada por narrar a base de pinceladas, algo que supongo que se irá aclarando a medida que pasen las horas. Aunque tiene pinta de ser largo, la traducción al castellano que desde hace unos años Sega está empezando a obsequiar a sus producciones, nos ayudará a no perdernos por su historia. Por cierto, hablando de la localización, lo cierto es que es bastante coloquial. Algo que nos esbozará más de una sonrisa al personal «cañí».

Pero no sólo vamos a estar charlando con los personajes, ya que hay otro modo de juego aparte y con pinta de tener bastante más profundidad de lo que a primera vista puede parecer. Y es que Vanillaware prueba otra vez con la estrategia en tiempo real, como hizo con Grim Grimoire a finales de la vida de Playstation 2. Esta vez se ha optado por una mecánica tower defense en el que tendremos que defender varios puntos del mapa. Para ello utilizaremos los mencionados “mechas” pilotados por los numerosos personajes de la interesantísima historia, en la que utilizaremos varios tipos de ataque según el tipo de personaje.

A primera vista parece lioso, pero ya os digo que es todo muy dinámico y perfectamente entendible. Eso sí, aviso que este modo no es el principal, ya que pasaremos más tiempo con el modo aventura. Pero se agradece que hayan estos “descansos” de acción entre tantas conversaciones.

Atentos, porque «13 Sentinels…» pinta a ser algo muy grande

En fin, muy contento con lo que he podido jugar hasta ahora, de hecho lo decía en redes sociales hace poco: puede que Vanillaware nos esté ofreciendo una de las grandes revelaciones del año. Aunque viendo el recibimiento que ha tenido en Japón (un 38 de 40 en Famitsu, premios como el de mejor ambientación y mejor aventura en los Famitsu Dengeki y sus casi 200.000 copias vendidas) creo que no le van a faltar elogios como el de Yoko Taro por estos lares. 13 Sentinels: Aegis Rim sale a la venta el 22 de septiembre, por lo que en unas semanitas tendremos en Akihabara Blues el análisis final de esta preciosa locura. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =