Análisis de Persona 5 Royal, un golpe directo al corazón

Persona 5 Royal es la nueva edición de uno de los JRPG más aclamados de la última década, trae consigo nuevos contenidos que extienden la experiencia y nos permite disfrutarlo en perfecto castellano por primera vez en la historia de la franquicia.

¿Somos lo que mostramos?

Dicen que nunca terminamos de conocer completamente a alguien. Puede que el dicho sea cierto, ya que difícilmente mostramos cómo somos; ocultamos nuestras inquietudes y no dudamos en escondernos tras una coraza cuando algo no va bien en nuestros pensamientos más profundos. Persona 5 Royal aborda el tema desde una premisa de lo más interesante basada en la psicología cognitiva, ya que apuesta por materializar esa personalidad como recurso para ayudar a todos aquellos que ya se han corrompido por completo. Aquellos para los que podría ser demasiado tarde, y que no son capaces de salir del abismo generado por sus propias perversiones.

El punto de partida de la historia nos pone en la piel de un joven estudiante recién llegado a Tokio. Un lienzo en blanco en el que no solo plasmamos nombre y apellido; también dibujamos su futuro mientras desvelamos lentamente su controvertido pasado. Bajo su piel —y su máscara—, lideramos a los Ladrones Fantasma de Corazones, un grupo llamado a poner algo de orden en el caos que cada día gana más terreno en su camino hacia tomar el control de una sociedad corrupta. Una historia fascinante, repleta de matices y que invita constantemente a la reflexión, que no duda en desmarcarse completamente de los estándares del género en aras de ofrecer una propuesta única en su especie.

El mundo real y el Metaverso

¿Qué es el Metaverso? Imaginad un lugar situado en una realidad paralela. La gran mayoría de la gente no es capaz de visualizarlo, y en él se ocultan los deseos corrompidos de las personas que han perdido el rumbo. Solo es visibles para aquellos llamados a convertirse en Ladrones de Corazones; jóvenes que podríamos definir como justicieros y que poseen la habilidad de controlar a los Personas —la representación física de nuestro verdadero ser—. Durante los primeros compases no podemos controlarlo, pero conforme avanzamos adquirimos la capacidad de saltar libremente entre ambos mundos.

En las mazmorras reside una de las piedras angulares de la obra de Atlus, tanto a nivel argumental, como jugable. Son conocidas como palacios, una especie de lugar onírico nacido de los oscuros deseos de esas personas que en la vida real ocultan sus terribles actos. Acceder a ellas nos permite ahondar en sus pensamientos más profundos y plantar cara a su alter ego. O, mejor dicho, a su verdadera cara; esa que no tienen intención alguna de revelar a su entorno.

Explorarlas requiere gestionar el tiempo que tenemos disponible y planificar cuál es el mejor momento para realizar el asalto final. Y es que resulta prácticamente imposible completarlas durante las primeras incursiones, debido a la necesidad de pertrecharnos en el mundo real, abrir diferentes caminos y establecer puntos de viaje rápido. No tenemos prisa —o sí—, así que siempre podemos desbloquear un par de niveles, salir del Metaverso y pensarnos las cosas un par de veces antes de volver a la batalla. Lo único que debemos tener en cuenta es que la fecha límite que tenemos para finalizar la misión.

El paso del tiempo es relativo, ya que no tenemos un reloj que gire constantemente, sino un calendario que avanza conforme realizamos ciertas acciones en el mundo real. Leer un libro o dedicar un rato al estudio para aumentar nuestras habilidades mentales, entrenar o relajarnos charlando con nuestros amigos con la intención de fortalecer vínculos y aumentar el poder de su Persona o ir de compras para hacernos con nuevas armas y armaduras son solo alguna de las actividades que podemos llevar a cabo. Todas consumen tiempo y disfrutar de ellas puede hacer que los días pasen sin darnos cuenta. Asimismo, si todavía no conocéis cómo funciona este sistema, os animamos a que no tengáis miedo, ya que siempre hay tiempo para todo y, por suerte, podéis permanecer dentro de las mazmorras todo el tiempo que necesitéis.

¿Golpe final o puerta a la redención?

No hay mazmorras sin combates, y los de Persona 5 Royal son realmente buenos. El sistema apuesta por los turnos clásicos y las batallas son muy ágiles gracias a la fantástica interfaz, única e intuitiva como pocas. Ataque básico, disparos, comandos defensivos y, por supuesto, invocación de Personas para ejecutar todo tipo de habilidades: poderes elementales, beneficios para los compañeros o estados alterados para los enemigos… Hasta aquí, podríamos decir que tenemos todo lo esperable en un sistema tradicional, pero hay más. Mucho más…

En ocasiones, matar al enemigo no es el camino más rápido hacia la victoria. Al igual que tratamos de lograr con los humanos en el mundo real, también tenemos la oportunidad de expiar los pecados de todos y cada uno de los enemigos que aguardan en las mazmorras; si somos capaces de causarles debilidad al acertar en sus puntos débiles, estos se rendirán y se mostrarán receptivos de cara a negociar. Podemos conseguir dinero, objetos e incluso reclutar a su Persona si damos con la tecla a la hora de responder a sus preguntas, que generalmente nacen de sus reflexiones más amargas.

Curso ampliado y temario en castellano

Llevamos décadas participando en eternos —y un tanto estériles— debates acerca de cuántas copias necesita vender un videojuego para que sus responsables apuesten por localizarlo a nuevos idiomas. Y no pretendemos comenzar otro más. Porque es momento para celebrar que Persona 5 Royal nos llega perfectamente traducido al castellano, convirtiéndose en el primer título de la franquicia de Atlus que podemos disfrutar sin barreras en nuestro país. El juego cuenta con cantidades kilométricas de texto, por lo que resulta entendible que la traducción cuente con algún que otro elemento cuestionable, especialmente en algunas expresiones de Ryuji, el inseparable amigo de nuestro protagonista. En líneas generales, la localización ralla a un buen nivel, y lo más importante: marca un antes y un después en el devenir de la saga.

Pero la traducción no es la única novedad que trae consigo esta nueva versión del título, ya que hay que sumar un nuevo arco argumental —del que no tenemos permiso para revelaros nada—, localizaciones inéditas, nuevos personajes y algunos elementos jugables que refinan todavía más un conjunto único en su especie. El contenido total que ofrece Persona 5 Royal es, simple y llanamente, abrumador. Y lo más importante: cuenta con el suficiente equilibrio como para mantener el nivel durante aproximadamente un centenar de horas.

Uno de los grandes del Siglo XXI

¿Os gustan los JRPG? Si la respuesta es afirmativa, perdéroslo debería ser pecado. Así de simple. Persona 5 Royal es la versión «más y mejor» de una auténtica obra maestra. El título, que continúa siendo igual de bueno de lo que ya era en 2016 —un año más tarde en nuestro país—, ahora cuenta con nuevos contenidos, y lo más importante: el idioma ya no es ninguna barrera. Como bien sabéis, se avecinan días en los que no existe otra opción que no sea quedaros en casa, ¿qué mejor manera de sobrellevarlo que dejar que un universo de ensueño os atrape durante más de cien horas? [96]

  1. La edición «vanilla» me pareció el resurgir de los jrpg después de una década aciaga. Por lo que veo, esta versión es todavía mejor.

    Grande Robe.

Deja un comentario