Reseña: Helldivers 2 es el gran sleeper del 2024

La gente de Arrowhead ha luchado contra su propio éxito para conseguir arreglar Helldivers 2. Realmente lo que han tenido que ajustar no ha sido el juego en si, que se ha convertido, en mi opinión, en el primer gran sleeper del 2024, sino en la infraestructura que conlleva un videojuego online.

Y no cualquier infraestructura, sino una capaz de soportar los miles de jugadores inesperados que han dado un paso al frente y han ofrecido sus vidas para luchar por la democracia intergaláctica. Balancear los servidores y optimizar todos los procesos para poder ofrecer una experiencia multijugador satisfactoria sostenible para las arcas de Arrowhead no ha sido algo sencillo.

El mensaje del CEO de Arrowhead, Johan Pilestedt, sugiriendo a la gente que no fuera muy sobrada de pasta y tuviera pensado hacerse con Helldivers 2 que esperara a que este fuera fino, dejaba claras 2 cosas. Que Arrowhead era muy consciente de los problemas de servidores y que tenían ya la maquinaria en marcha para solucionarlos.

Como ya comentamos Mau y yo, nadie criticaba a Helldivers 2 como juego. Pero hasta hace poco los servidores no han ido tan fino como se merece Helldivers 2 y ahora, por fin, se puede analizar el juego de Arrowhead sin factores externos, centrándonos en el juego en sí.

Y ahí hay que rendirse a la propuesta de acción cooperativa, con una ambientación insuperable que recoge lo mejor de la película de culto Starship Troopers y lo combina con mecánicas de combate tan espectaculares como gratificantes.

Helldivers 2 es una maravilla hasta en su irreverente y cachondísimo tono, que se ríe de todo, empezando por su propuesta tan de cine americana de ir estampando en la cara de los alienígenas los valores del modo de vida yankee por todo el universo. Los gritos de los soldados mientras «imponen la democracia» se han ganado instantáneamente un lugar en el imaginario de los jugadores.

El problema de Helldivers 2 es, quizá, lo monótono de su exquisita propuesta. A esta no le puedo poner más pegas que la falta de variedad, porque más allá de las diferencias entre los niveles de dificultad y los puntuales añadidos en forma de armas o incluso vehículos – la gente de Arrowhead ha añadido robots al juego recientemente – cada misión sabe quizá no igual, pero sí muy parecido. Lo cierto es que viendo las, en mi opinión, mediocres misiones de rescate, la solución para mejorar el paquete no es simplemente añadir más contenido.

Actualmente, la principal motivación que tengo es desbloquear estrategias de combate (los recursos como los ataques espaciales y armas especiales que podremos desbloquear durante las partidas, dándonos una ventaja competitiva) y las vestimentas y armas base con las que nos podremos plantar en el campo de batalla.

Los planetas y su ambientación, sobre todo la climatología y la topografía de los escenarios, cambia, pero los elementos y enemigos son consistentemente los mismos, al menos actualmente. Dado que Helldivers 2 es un juego como servicio, es de esperar que vayan apareciendo nuevos retos más o menos refrescantes a medida que el conflicto Humanos vs Alienígenas va avanzando gracias a quien maneja las marionetas detrás de la cortina, el Game Master de Arrowhead.

Pero que no te lleven a engaño.La mecha de Helldivers 2 es larguísima, y a pesar de la escasa variedad, la propuesta es lo suficientemente interesante, entretenida y gratificante como para que uno quiera volver a ella non-stop. Y es que la combinación de la ambientación cinematográfica insuperable y, sobre todo, la relación amor/odio con les compañeres de escuadrón, que te pueden reventar la cabeza en cualquier momento, es el verdadero meta del juego, más que los propios niveles o los enemigos.

Adentrarse en un mundo hostil en el que la única forma de sobrevivir, en casi todos los niveles de dificultad, es confiar tu vida a tus compañeres convierte a Helldivers 2 en una experiencia jugable única, en el que la cooperación es fundamental, tanto como la gestión de los recursos. La propia mecánica de «invocación» de los power ups que podremos usar durante los combates, a modo de combinación de movimientos, añade un punto extra de tensión que le queda que ni pintado al juego de Arrowhead.

Cada jugadore de Helldivers 2 seguro que puede listar sus mejores momentos a los mandos del juego, y cada uno de esos momentos y situaciones son las verdaderas virtudes de este título. Porque Helldivers 2 es una aventura cuya calidad hay que medirla en base a las situaciones y a las sensaciones que es capaz de producir. Y ahí el título de Playstation Studios, que también está en PC y soporta el crossplay con PS5, es poco menos que imbatible. [95]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =