Petición del día: Lanzamiento del Misa Training

¿Te piensas que la Semana Santa es la KuKluxKlan Week?¿Crees que la Iglesia es un club Chill Out y el cura un DJ residente que reparte pastillas a destajo? Aunque uno no sea fan del Papa y se piense que Mateo 15,29-31 es la dirección del último local de moda, lo cierto es que hay ocasiones en las que casi sin proponértelo acabas en medio de una celebración religiosa ¿Quién no tiene amigos que se casan, primos que hacen la comunión o sobrinos que se bautizan? Y cuando llegan esos momentos si no queréis ser el objeto de miradas reprobradoras por parte de los feligreses más acérrimos o de velas negras con dedicatoria personal, más os vale estar preparados.


Ya que estamos en la época de los No-Juegos cuyo propósito es divertir enseñando o entrenando – Brain Training, Mind Quiz Your Brain Coach, Big Brain Academy, Cooking Mama, Manhunt 2, etc.-, me permito la libertad de proponer a las mentes pensantes de Nintendo o a cualquiera que quiere recoger el guante la creación de un Misa Training.

El objetivo del mismo tendría que ser aleccionar a los pobres ateos como yo algunas lecciones valiosísimas de cara a poder hacer frente a las ceremonias más comunes del catolicismo. Y eso que yo recito casi sin ayuda el Padre Nuestro, y sé santiguarme y tal, pero es que cuando los asistentes empieza a cantar consignas satánica que supongo que estarán en la bibilia o a realizar movimientos más complicados que los fatalities de Mortal Kombat que van más allá del famoso cabeza, bragueta, cartera y reloj, ya es que me pierdo.

Pueden haber diferentes niveles de dificultad, aunque no pretendo que lleguen al nivel del Papa, sino que el reto podría ser llegar a tener los conocimientos aproximados de un monaguillo bien instruido. Seguro que si conseguís alcanzar ese god monaguillo mode, vuestra abuelita la del pueblo estará muy que muy orgullosa. Y, quién sabe, igual le econtráis la gracia y todo a eso de madrugar los domingos.

La parte conflictiva sería la de los trucos o cheat mode ¿Multiplicar las tortas sagradas? ¿Curar con la imposición de manos? ¿Inmunidad durante la Semana Santa? Bueno, yo personalmente ya me conformaría con conseguir el no perdernos entre tanto “Amén” y “Te adoramos, Señor”.

Seguro que hasta Jack Thompson dejaría en paz a este jueguecito…

Nota: Judíos, musulmanes, budistas y demás forofos de otras religiones, también os podéis sumar al carro y pedir versiones para cada uno de vuestras situaciones místicas personales.

  1. Pingback: Y el séptimo día, Dios jugó a Halo at

Deja un comentario