Por fin pasar la aspiradora será divertido

Las tareas domésticas en un treintañero están bien como excusa para escuchar el Carrusel Deportivo mientras “haces deporte”. Por ejemplo, en vez de decirle a tu señora, oye, que me voy a escuchar el Athletic-Getafe por la radio, le sueltas “me voy a planchar”. Quedas como un señor y lo que realmente haces es escuchar el fútbol, aunque de paso le des un par de pasaditas a la ropa.

Una de las tareas del hogar más pesadas es pasar la aspiradora. A menos que hagas a tu parienta disfrazarse como Freddy Mercury y comience así una fiesta erótico festiva. Pero por lo general el sexo femenino no se siente muy cómodo pasando el cacharro en lencería y con tacones. No entiendo muy bien por qué pero es así. Algunos hombres sí se sienten cómodos, pero esa es otra historia que nos tendría que contar Beckham…

A lo que vamos. Pasar la aspiradora y diversión. Pues sí, amigos, es posible. Aunque ya las hay por control remoto y con barras antivuelco que te dejan las esquinas más limpias que el plato del postre, su diversión es más bien pasajera. Pero con unas cartulinas, unos rotuladores y unos leds que compres en la tienda de tuning de turno te lo puedes pasar teta cañón. Atentos al vídeo.

Postdata: ¡Sí! Soy un calzonazos, ¿algún problema?

  1. [quote comment=”207722″]Esta claro que con tiempo e imaginacion, se puede hacer casi de todo… :P[/quote]

    Y dinero, q cada bicho de estos cuesta una pasta.
    Q mal está la gente… -_-

Deja un comentario