Mis primeras 48 horas con PS5

Una vez más no he podido esperar y aquí me hallo de nuevo escribiendo sobre mis primeras 48 con una nueva consola. Días antes de llegar a recibirla siempre pienso que puede ser la última que compre de salida, pero cuando vivo o mágico que es ese momento de estreno se me despejan todas las dudas. Ps5 no es una excepción y en absoluto me arrepiento de tenerla conmigo.

PS5 Mis primeras 48 con la nueva consola

PS5 Mis primeras 48 con la nueva consola

Vaya por delante que ya tengo una edad (46) y a estas alturas de la película pocas cosas me van a sorprender. Eso no quita que el momento de recibir una nueva consola, y en especial de Playstation, se me quiten de golpe 25 años y me corran por el cuerpo aquellas hormigas que notaba con la primera Playstation. Aún eso, el destino caprichoso ha querido que la llegada de Ps5 me coja casado, con dos hijas y en turno de tarde, por lo que hasta pasadas las 19h del día de lanzamiento en zona EU no pude abrir el paquete que contenía el bicho. Y no plantee ni por un momento mostrar un unboxing porque ciertamente a estas horas deberías de haber visto como 25 antes que el mío. Y seamos francos, Playstation no destaca por un embalaje curioso y cuidado. No recuerdo ninguna de las anteriores consolas tuviera una buena presentación y siempre se basa en poner primero mando, cables e instrucciones y tras desplegar un cartón, que nunca más volverás a plegar como lo estaba cuando lo encontraste, encuentras la consola envuelta en una bolsa sostenida por más cartón. Todo muy simple y sin complicarse nada. A algunos le gustan esos detalles, a mí de verdad me trae sin cuidado. Incluso he de confesar que he roto la caja al abrirla, no me hagas explicar cómo, pero la rompí.

PS5 Mis primeras 48 con la nueva consola

Las altas horas del día y las responsabilidades como padre no me dejaron mucho para hacer con PS5 el primer día de lanzamiento. Tras montar la peana y flipar un rato con el tacto del mando y el tamaño de la máquina, la mía es la del lector bluray, encontré un rato para empezar a preparar el contenido que quería tener en la consola, sabiendo que había varias opciones para transferir contenido de PS4 a PS5 me decanté por la opción de poner las dos simultáneamente en la red, no antes teniendo que identificar mi cuenta de usuario PSN. Ya me veía introduciendo el password y esperando el SMS del doble factor para hacer login… cuando veo que la pantalla me ofrece un código QR y me dice – Si tienes la app de móvil con la cuenta de usuario, puedes usar este código QR para identificarte- ¿Qué me estás contando? ¿Alguna de las mentes pensantes ha conseguido que esto sea tan sencillo? Pues así fue.

Poner mi cuenta de PSN en mi nueva PS5 fue tan sencillo como entrar en la app, seleccionar la opción de conectarse en PS5 y apuntar el móvil a la pantalla. En cuestión de segundo ya tenía mi cuenta con toda mi biblioteca de juegos disponible. Maravilloso. También muy sencillo transferir contenido entre consolas por red. Solo moví todos los datos guardados, juegos no porque los que tengo intención de jugarlos en PS5 los tengo en un USB de 4TB de los que tengo ocupados con juegos dos tercios y que sirve tanto para PS4 como para PS5.

El único que quise transferir al completo es el efootball PES2021 con el miedo de si conservaría el option file con todos los equipos editados con las equipaciones y demás. Ningún problema, todo copiado y funcionando en pocos minutos. Tras esto pongo a descargar el único juego digital de PS5 que adquirido, Call Of Duty Black Ops Cold War, y a instalar el Spider-Man Miles Morales y su respectiva re-masterización.

Lo primero que aprecias al moverte por los menús es que todo está confeccionado para verlo en pantallas de gran pulgada. Todo los iconos y demás opciones del árbol de menú dejan el protagonismo a la imagen principal del juego o las recomendaciones que el sistema hace. Acostumbrado en PS4 a tenerlo todo en grande y bien centrado choca mucho y más en mi caso que no dispongo aun de la pantalla ansiada de 55 pulgadas y me tengo que conformar a ver la consola en una de 23 sin aprovechar todas las virtudes gráficas, todo llegará.

Lo segundo que aprecias es la soltura y agilidad que demuestra el sistema para moverse. Ya no solo por el hecho del potencial que tiene el SSD, sino porque se ve un gran trabajo en estos primeros días de vida de la consola en lo que refiere al sistema operativo. Este primer día no me da para mucho más que iniciar por primera vez el juego pre-instalado en la consola, Astro’s Playroom, y poco más que dejarla en reposo para que termine de descargar lo pendiente, mañana otro gallo cantará.

Por la mañana y con más calma me dispongo a empezar mis peripecias con la consola. Lo primero a lo que voy es al Spider-Man Remastered. El juego de PS4 no lo completé, lo tengo al 95% y con la batalla con el jefe final pendiente y, tras el baile de comentarios que ha ocurrido al respecto de las partidas guardadas, tenía la esperanza de completar el juego en la versión re-masterizada. Mi gozo en un pozo cuando veo que no reconoce mi partida y me hace empezar la partida de cero.

Salgo del juego y compruebo que mi progreso en el juego no se vincula al re-masterizado, sino a la versión de PS4 que puedes jugar en PS5. En esta sí está al 95% y puedo continuar sin problema. Lo cato un poco para apreciar mejoras y realmente no consigo percatarme mucho de ellas, a mi juicio está igual, aunque seguramente necesite más horas para comprobarlo. Hubiera preferido que mi partida siguiera en la versión re-masterizada, pero supongo que sus motivos habrán tenido para hacerlo así. La curiosidad me puede y me pongo a empezar una partida en la versión re-masterizada. Aquí si se nota que es otro juego. Ya no solo por el cambio en el personaje principal, sino porque se ve todo más iluminado y vivo. Nueva York se veía de lujo en la versión de PS4, pero creerme si os digo que se ve mejor aún ahora.

El siguiente iba a ser resolver algunas dudas respecto a Call Of Duty Black Ops Cold War y el modo Warzone. Este modo lo juego asiduamente con la gente del Akb Clan desde su lanzamiento en Call Of Duty Modern Warfare y a la hora de transferir los juegos de PS4 a PS5 me percaté de un enorme problema. El COD MW de PS4 se lleva la friolera cifra de más de 250GB en disco duro.

Lleva más de un año de parches y actualizaciones de contenido que lo ha convertido en el número uno en cuanto a peso en todas las plataformas donde se juego, y eso en PS5 es un lastre porque raro es el juego que no está entre 75 o 100 GygaBytes y la PS5 no llega al TeraByte de capacidad, está en torno a los 850GB de espacio en disco. No es poco pero tampoco es para ocupar un tercio de la capacidad en un juego al que solo tengo intención de jugar a un modo. Así que decido irme a la instalación de Cold War y seleccionar la opción Warzone.

Como era de esperar no existe el juego porque para ejecutarlo sale de CW para abrir MW, pero me ofrece la opción de descargarlo. Esto me soluciona el problema porque descarga el modo Warzone únicamente. Sigue siendo una bestia de más de 80GB, pero no son los más de 250GB. Ahora tengo en la consola el contenido que deseo tener y va siendo hora de darle una tanda de juego.

Llega el momento de comprobar la excelencia del mando DualSense. No para de ver por las redes que es lo mejor de PS5 y me apetece comprobar. Vaya por delante que soy un aferrado defensor de todos los mandos de PS. Que otros sean peor o mejor va en funciona de cada uno y de sus gustos, pero ningún mando de PS es tan malo como muchos lo han querido etiquetar.

El mando de PS4 a mí me encanta. Es un mando con muy buen agarre, con muy buena disposición de botones, gatillos y sticks. Este mando de PS5 es muy continuista al respecto. Al cogerlo compruebas que te llena más la mano con respecto al de PS4. Pese a ello tus dedos se colocan perfectamente en las palancas y sticks por lo que te sientes más seguro con este controlador. Me pongo a jugar a esa excelencia que viene pre-instalada en la consola, Astro’s Playroom.

Kristian lo ha analizado espléndidamente. Es un juego que no debe pasar por alto nadie y debe ser lo primero que todos probéis extensamente. Es divertido, preciso e instructivo. Y además es toda una oda a los más de 25 años de historia de Playstation. Si alguna vez se decidió hacer un juego homenaje a la marca, Astro’s Playroom es sin duda la mejor opción. Puede parecer un simple y vulgar juego de plataformas, y a grandes rasgos lo és, pero tiene la misión de mostrarte las bondades del mando DualSense.

Su sistema vibración, de sonido, de movimiento y sensibilidad son una excusa perfecta para mover a estos pequeños seres entrañables haciéndote creer que te encuentras dentro de la consola PS5 y aventurarte en un viaje por los diferentes componentes de PS5. Y lo hace sabiendo que esta marca tiene a sus espaldas más de 25 años de antigüedad, por lo que te van a recordar las consolas, artilugios, periféricos y personajes que han transcurrido por la vida de la marca. Es un viaje tremendamente exquisito que invita a completarlo y a conocer todo lo que esconde este pequeño juego cumpliendo su misión principal perfectamente. Darte a conocer todas las virtudes de PS5.

Otra cosa que tenía ganas de averiguar era la posibilidad de ampliar el almacenamiento. Ya he comentado que no vamos sobrados y el uso de disco duro externo se vuelve imprescindible si eres un jugador de los que va alternando juego, mi caso. Lo mismo juego unos partidos de efootball PES2021, que me hago unas multi al COD, o me pego unas carreras en Grid o avanzo en la campaña de Spider-Man todo en una sola tarde.

Tengo uno de 4TB pero claro está, no va aprovechar las velocidades de transferencia de la PS5. Por eso, tras ver aquel video donde descuartizaban una PS5 me preparé un SSD M2 para ampliar el espacio útil en la máquina. Ha fecha de cuando estoy escribiendo este slot para el SSD M2 está deshabilitado y desconozco si funcionan las tecnologías PCi Express, NVMe o ambas. Muy probablemente sean los nuevos PCIe 4.0 NVMe M2 y espero que se acepten otros formatos de M2, porque de no ser así va a ser carísimo hacer la ampliación. Yo le he puesto este PCi Express que tenia y no lo ha detectado, quiero pensar que es por estar deshabilitado el slot aunque me temo que no va a ser compatible. Cuando se conozcan más detalles ya los compartiré.

En resumen, la experiencia de las primeras horas es sumamente complaciente y mejora en varios aspectos la conseguida con PS4 Pro. El ruido es inapreciable, juego a menos de un metro de la máquina y en situaciones de stress me tengo que aproximar para comprobar el ruido. La velocidad de carga es asombrosa. Lo he notado en los juegos como efootball PES2021, Spider-Man y Cold War que jugaba en la anterior PS4 Pro.

El mando es una delicia por su ergonomía y por sus nuevas funcionalidades. Le faltan funcionalidades del sistema a las que estaba acostumbrado a usar y que de momento no están, como la creación de carpetas para ordenar accesos a juegos y aplicaciones, pero seguro esto llegará en futuras actualizaciones. Larga vida y prosperidad a PS5.

  1. Pregunta a nivel de hardware y asumiendo que pillaré una más pronto que tarde: ¿qué tal andamos de calor en la consola, ruido, cuelgues, crasheos varios…? Porque voy leyendo aquí y allá y lo mismo te encuentras a los que la ponen de «puta mierda» para arriba (como si estuvieran petando todas las PS5 que se han vendido ya), como que te encuentras gente diciendo que va suave como la seda, sin problemas especialmente complicados ni cosas por el estilo.

Deja un comentario