TES Skyrim: Anniversary Edition, un sueño hecho realidad

En estos tiempos en los que las remasterizaciones parecen hacerse más por ganar unos euros que por crear algo que realmente añada valor a la obra original, que hace unos meses saliera TES Skyrim: Anniversary Edition es un sueño hecho realidad.

Para mi Skyrim es, bajo mi punto de vista, el mejor juego de mundo abierto que se ha hecho nunca. El impacto que tuvo en su momento fue increíble, y no me cogió precisamente en frío. Venía de Red Dead Redemption, que es una burrada, y también le había dado duro a los GTA.

Vamos, que mis estándares estaban por las nubes. Pero Bethesda los derribó con una patada giratoria, brindándome una de las mejores experiencias de mi vida como jugador. Hoy en día es evidente que juegos como Elden Ring le deben mucho, con esa propuesta por dejar que el jugador vaya a donde quiera, sin apenas limitaciones físicas para alcanzar las diferentes localizaciones.

TES Skyrim: Anniversary Edition es una actualización de un juego que el año pasado cumplió 10 años y que se conserva fantásticamente bien. Muchas veces, al jugar a un título que triunfó hace unos años, cuesta tener perspectiva para entender por qué tuvo éxito. Con Skyrim me pasa que no necesito perspectiva, pues el juego de Bethesda sigue siendo tremendamente capaz de hacerte disfrutar como un enano, y más con esta revisión en la que, además de añadir una gran cantidad de contenido, los visuales se han mejorado ostensiblemente. Los cuerpos de los personajes y sus texturas, por ejemplo, son una locura, así como los efectos climáticos. Tan solo en las animaciones se puede llegar a adivinar que estamos ante un juego de otra era.

Es cierto que con los mods Skyrim nunca se ha sentido desfasado del todo. Una entregada Comunidad no lo permite, y ya existen paquetes de mods para llevar este Anniversary Edition a un nivel absolutamente estratosférico.

Deja un comentario