Análisis de Table Soccer X para Xbox 360




De entrada, es difícil concebir una manera satisfactoria de llevar el futbolín (grandísimo invento, por cierto) a los videojuegos. Por eso Table Soccer X me resultó curioso e interesante desde que me enteré de su existencia.

Nos harán falta el tutorial y varias partidas para habituarnos al ingenioso y efectivo sistema de control. Así, con un stick controlaremos los palos pares, y con el otro los impares, mientras que con el gatillo correpondiente a cada stick podremos tirar, finalmente, con RB y LB podremos hacer la conocida “ruleta”. Aunque cuesta un poco habituarse al sistema, no se me ocurre ninguno mejor para jugar al futbolín con un mando.

El juego cuenta con un modo individual compuesto por 9 niveles, en el que iremos desbloqueando las 6 mesas y los 5 niveles de la IA existentes conforme vayamos ganando partidas. Por otro lado podemos echar una partida rápida contra la máquina, en la que podemos personalizar la dificultad de esta si queremos. Por último, está el multijugador, desgraciamente solo local, que nos permite jugar hasta 4 jugadores.

El acabado gráfico de las mesas es muy bueno, y la banda sonora, aunque no demasiado extensa, se compone de una mezcla tecno-rockera bastante agradable.

La física de la bola aunque buena, tiene margen de mejora, pero el mayor fallo es que las mesas son planas, dando lugar a mucha situaciones donde nadie puede darle, cosa que se soluciona tras varios segundos mediante un “empujoncito” que el juego le da a la bola.

Por otro lado la alineación de los jugadores, al menos para mí, resulta bastante extraña, con un 3-2-5-3 en la mesa americana y un 2-5-3 en las demás. No estaría mal poder editar las alineaciones de las mesas a placer.

Table Soccer X es un interesante experimento, y una divertida opción para los amantes del futbolín. Personalmente, me encantaría verlo en el Bazar como juego comercial con un multijugador online y varias mejoras.

Deja un comentario