Con la Pioneer DJ DDJ-200 empezaron los mejores DJ

Y diréis, ¿esto qué tiene que ver con los videojuegos? Pues poco, pero siempre es bueno traeros una bocanada de aire fresco a la zona de reviews de hardware y periféricos y oye, a lo mejor gracias a este análisis sale de aquí el nuevo David Guetta. Nos ponemos manos a la obra con el controlador DJ Pioneer DJ DDJ-200, el pequeño de la familia.

La caja y su contenido

La primera sensación que tenemos cuando cogemos el controlador Pioneer DJ DDJ-200 en nuestras manos es su extrema ligereza. Tiene dos puntos de vista diferentes: por un lado es un requisito fundamental ya que este controlador DJ se especializa justo en su extrema portabilidad; el otro, que quizá los componentes no sean los mejores o las calidades no sean demasiado grandes ya que está construido casi entero de plástico, pero ojo, salvo un par de cosillas que os comentaremos en el análisis, el resto cumple con creces ya que este controlador DJ no tiene un precio alto y de verdad, parece algo premium cuando lo pones en la mesa.

Abrimos la caja y nos encontramos con el controlador DJ Pioneer DDJ-200, un cable USB-B, un divisor jack, un libro de instrucciones y garantía, y unos cuantos flyers de servicios de suscripción musical para conseguir tiempo gratis o versiones de demostración. Echamos en falta que viniese incluido en el pack el maletín de Pioneer DJ para llevar el DDJ-200 de un lado a otro, aunque lo podemos encontrar bastante barato en muchas tiendas especializadas. Normalmente el pack completo: DDJ-200 más maletín suele salir sobre los 180 euros.

Instalación en el móvil o tablet

Es muy sencillo y perfecto para llevarte tu controlador DJ de un lado para otro. Solo necesitas una tablet o un móvil con conexión jack, ahora os cuento el por qué de esto, el cable USB-B incluido, tu divisor jack, unos altavoces y el DDJ-200 de Pioneer DJ. Salvo los altavoces, el resto te entra en una mochila, por lo que es perfecto para iniciarte como DJ casero y ir de fiesta con tus amigos.

Conectamos el USB a un adaptador de red eléctrica (no incluido en el pack, pero cualquiera de móvil te sirve), activamos el blueTooth de nuestro móvil y emparejamos con el DDJ-200. Listo, ya tenemos lo más difícil. Ahora viene el kit de la cuestión y el mayor defecto que tiene este DDJ-200 de Pioneer DJ: necesitamos utilizar el móvil para sacar el sonido de las mezclas. Para ello tenemos que conectar el móvil a unos altavoces y listo, pero ¿si quiero tener una previa de lo que estoy mezclando? Conectamos el separador jack incluido y tendremos dos salidas MONO, una para la previa y otro para la reproducción.

En mi caso, tuve un enorme problema ya que mi móvil, un Samsung S10+, no tiene conexión jack, por lo que solo pude sacar audio con un cable USB-C a jack. Quizá incluir en los nuevos modelos el separador, tanto de jack a doble jack, como de USB-C a doble jack, sería una solución perfecta.

Ahora nos tocará instalar WeDJ, la app para el móvil y configurar alguna de las cuentas musicales de streaming compatibles con el DDJ-200: Tidal, Itunes, Soundcloud, pero… y ¿Spotify? Pues resulta que desde el verano pasado este servicio musical no es compatible y no conseguí hacerlo funcionar salvo haciendo un by pass, osea, descargando las canciones de Spotify a una lista.

Una vez con todo listo, es tan sencillo como cargar nuestras canciones en WeDJ y empezar a crear.

Instalación en el PC

Mucho más sencillo que si lo conectamos a un móvil. Simplemente conectamos el DDJ-200 al PC por el USB-B e instalamos la aplicación Rekordbox DJ. Tenemos todas las utilidades profesionales y conexión directa de nuestro controlador DJ al PC. Igualmente que en móvil, se ha perdido la conexión con Spotify por lo que tendremos que descargar nuestra lista de música a mezclar si tenemos este servicio contratado.

Aquí sí que tenemos el mismo problema que con móvil si queremos previa de la mezcla, tenemos que usar el separador jack desde nuestro PC o portátil a los cascos y a los altavoces. Si queremos usar el DDJ-200 para emitir nuestras mezclas, la salida será MONO si queremos tener previa, si nos da igual o vamos a usar las virtudes del software para que nos ayude en las mezclas, usamos la salida estéreo normal.

Conclusiones

Estamos frente a una controlador DJ básica, perfecta para iniciarse en el mundo profesional de DJ siempre que sepas las limitaciones de sus salidas de audio. Los puntos fuertes que tiene la DDJ-200 de Pioneer DJ, como la posibilidad de mezclar música en streaming, se ven un poco ensombrecidos por la perdida de compatibilidad con Spotify, pero si tienes iTunes, Tidal o derivados, podrás usar esta función sin problema. En cambio gana muchos enteros gracias a que tiene una espectacular relación calidad precio y por 140 euros, aproximadamente, pocos rivales tiene en el mercado.

El gran punto negativo es que no tenga una interfaz de audio incluida en el equipo y todo se deba hacer por USB o por bluetooth. Si tuviese esa interfaz incorporada estaríamos ante un equipo excepcional para iniciarse en el mundo de los DJ. Nota:75.

Deja un comentario