Demetrios, el summum de la escatología

Una buena noche de juerga, bañada en bebidas espirituosas y recuerdos de dudosa realidad suele acabar en tu cama durmiendo la mona, a menos que te llames Bjorn Thorne.

Entonces no, entonces estás jodido y te vas a levantar con un dolor de cabeza punzante, descubrir que han entrado a robarte en casa y que te esperan una gran cantidad de peripecias de dudosa legalidad por medio mundo.

Regusto a las aventuras clásicas…

¡Bienvenido a Demetrios – The BIG cynical adventure! Demetriosme recuerda a esas aventuras gráficas de hace unas décadas como Broken Sword: La leyenda de los templarios o Indiana Jones and the Fate of Atlantis. Se nota que bebe de las antiguas aventuras de point&click que los que ya tenemos unos años nos han acompañado cuando éramos más jóvenes. La forma de desplazarnos por las diferentes ubicaciones me recuerda sobremanera a las aventuras de George Stobbart cuando nos movíamos por el mapa de París, ¿casualidad?

Mapa de París

París al estilo de las aventuras clásicas

También se podría decir que Bjorn es un Indiana Jones venido a menos, dado que tiene una tienda de antigüedades y se le ve versado en la arqueología. Pero sería una desacertada comparación, su tienda parece un mercadillo y el tío es un cerdo a niveles indescriptibles.

El nombre del juego Demetrios esté probablemente basado en el filósofo de la escuela cínica del mismo nombre, que básicamente defiende la simpleza de vivir como perros y pordioseros, así que puede que vayan por ahí los tiros en cuanto a la forma de ser y comportarse de nuestro protagonista.

Bjorn se mea

Una de las situaciones habituales de nuestro protagonista

… y mal gusto parcialmente controlado

Pero tranquilo, si no te gusta el humor soez, escatológico y sin filtro, el juego nos da la posibilidad de cambiar su “nivel” de humor al empezar nuestra aventura. Por lo que podemos disfrutar de Demetrios sin que nos den ganas de ducharnos cada diez minutos.

Menú selección humor

Elige bien o puede que te arrepientas todo el juego.

Después de terminar el juego con el modo sin ningún tipo de filtro y el modo que intenta minimizar la carencia de escrúpulos del personaje, he de decir que parece una decisión mundana pero el juego cambia en gran medida el tono de los diálogos, algunas de las situaciones y se nota el gran trabajo detrás.

Si no tenéis problema en experimentar todo un abanico de situaciones vomitivas y escatológicas, os recomiendo el modo sin filtro, pero si sois sensibles con según qué temas de ese tipo de humor, probad a jugar el modo intermedio o directamente el que evita este tipo de humor completamente.

Controles bien implementados

Demetrios lleva en el mercado ya unos años desde que se financió satisfactoriamente en Kickstarter. Así que el que se haya añadido la posibilidad de jugar directamente con la pantalla táctil de Switch le da muchos puntos.

Problemas mentales

También puede ser que haya un ser controlando todos sus movimientos, agente.

Se puede también jugar con los controles normales pero la experiencia es mucho menos placentera. Mejora sobremanera cuando lo hacemos directamente interactuando con la pantalla. Además de que, si mantenemos pulsado en alguna zona que no se vea bien, saldrá una lupa que nos ampliará la zona.

Una aventura disparatada

La historia nos sitúa tras el asalto que hemos sufrido en casa y debemos buscar pistas de lo que ha ocurrido para poder denunciarlo en la policía. Como era de esperar no nos valdrá de nada y seremos nosotros mismos quienes tengamos que buscar al asaltante y descubrir la verdadera razón de que visitase nuestro apartamento para robarnos. Por lo que parece nada ha desaparecido de nuestro apartamento excepto una tablilla que resultará ser parte de una leyenda relacionada con Demetrios y un gran tesoro escondido.

Según avancemos en la historia iremos desbloqueando nuevas zonas que visitar y en las que demostrar nuestro ingenio con situaciones de los más absurdas, desde disfrazarnos de policía con un disfraz de niño a regatear por una pieza de fruta.Incluso visitaremos un país inventado llamado Nogo en el que nos espera la verdadera historia de Demetrios y puzles para probar nuestra memoria y capacidad de respuesta.

Tienda de antigüedades

Menuda tienda llena de antigüedades tiene Bjorn.

En general, un guion bastante bien hilado con puntos de locura indiscriminada, un humor ácido y soez que podría ofender a cualquiera y minijuegos que pese a su sencillez son graciosos y entretenidos.

Demetrios, ¿el pollo?

Demetrios el gran… ¿pollo diablo?

¿Quieres puzles? Pues toma dos tazas

Durante todo el juego se nos presentarán varios minijuegos y puzles que probablemente os recuerden a los juegos web basados en flash, pese a su sencillez le aportan al juego cierta gracia. Aviso para personas sensibles, hay minjuegos hasta con tumbas de por medio, así que pueden ofender o molestar a más de uno hasta en el modo de humor controlado. Yo personalmente os recomiendo las carreras de gusanos y caballos en la feria para echaros unas risas.

Carreras de gusanos

¡Corre gusanito, corre!

¿También quieres logros? ¡Muérete!

No, no va de coña. Demetrios integra un curioso sistema de logros afín a su tono de humor en el cual premian que mueras. Sí tal cual, tienes una pestaña de logros dedicada a todas las formas posibles de morirse durante el juego. Separadas por capítulos para que vuelvas a jugar e intentes desbloquearlos todos. Como los Pokémon pero con formas de morirse.

¡Muérete!

Lo siento Bjorn, matarte tiene premio.

Podemos guardar la partida en cualquier momento por lo que podemos probar cosas peligrosas sin riesgo. Además aunque muramos, el juego nos pertmite continuar justo donde lo dejamos antes de morir, así que es una curiosa bonificación, de nuevo en la línea del humor soez y sin filtro de Demetrios.

Extras, ¡extras!

Otra de las bonificaciones del juego, es que según vayamos avanzando en el juego, podemos desbloquear una serie de extras de Demetrios. Ilustraciones del desarrollo de Demetrios, toda la música y cada uno de los minijuegos que nos encontraremos durante el juego, incluso los créditos son un minijuego al estilo del Dance Dance Revolution.

Por otro lado, en diferentes ubicaciones del juego podremos encontrar galletas escondidas que si nos las comemos cuando estamos atascados, nos darán pistas sobre el siguiente paso a seguir. Primero serán pistas sutiles, pero si nos comemos unas cuantas galletas, el subidón de azúcar de Bjorn le dará la claridad suficiente para relatarte detalladamente qué hacer a continuación.

Además, cuando lo acabemos el creador del juego, Fabrice Breton aparecerá dándonos las gracias por jugar, con diferentes mensajes que ya os dejo a vosotros descubrir.

Fabrice

¡Gracias por las risas, Fabrice!

Conclusiones

En tintes generales, Demetrios es un juego que si añoras las aventuras clásicas de LucasArts deberías de jugar, adecuando previamente el tono del humor para que la partida sea de tu agrado. Cabe recordad que Demetrios ya fue lanzado al mercado en 2016 y se une al elenco de indies que salen en Switch, por lo que lo puedes encontrar en casi cualquier plataforma disponible actualmente, incluso para dispositivos móviles hay una versión disponible. También tenéis disponible una demo en la eShop.

Como puntos flacos, en algunos momentos los textos salen a la vez en español e inglés o incluso francés y te desconcierta un poco. Y de nuevo citar el humor escatológico, casposo y soez, que a veces peca de excesivo, no por la carencia de filtro si no por forzar demasiadas situaciones para poder introducir un nuevo comentario de esa índole.

En definitiva, un buen juego con una acertada mezcla de aventura point&click y minijuegos de flash con grandes dosis de humor, un guion divertido y un protagonista que ojalá algún día se duche. Pero que acabará pasando por tu Switch de pasada y que una vez que completado, probablemente no lo vuelvas a jugar. Pero si buscas pasar un buen rato sin mayor miramiento Demetrios – The BIG cynical adventure es una muy buena opción.

Ducha

No eres la única Sandra, no eres la única…

Deja un comentario