Path to Mnemosyne, los ríos de la memoria

Path to Mnemosyne. El viaje de la memoria donde los recuerdos nos atormentan, nuestras fobias se alimentan de nosotros. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Existe algo más allá? Preguntas filosóficas de las que solo un necio puede afirmar su conocimiento con certeza, más no por ello debemos dejar de indagar en las mismas.

Cada persona tiene su propia interpretación y este título del estudio español Devilish Games nos incita a buscarla dentro del laberinto tántrico de nuestra existencia a través del viaje del alma en la muerte.

El mito perdura, reinterpretamos el pasado

Existía la creencia en la antigua Grecia, hogar de una de las mitologías más fascinantes que hemos rescatado en la actualidad, de la existencia de un río al que las almas acudían a beber antes de su rencarnación. Este es el Lete, uno de los cuatro ríos que convergían en el Estigia, en el Hades mismo.

A su vez, podemos encontrarnos con otro río, uno no tan conocido, extraído de los mitos orfeicos y las religiones mistéricas: el rio Mnemosyne. Mnemosyne es la diosa de la memoria, madre de las musas, y a su vez el rio del que las almas bebían cuando querían desaparecer. Si el Lete nos hacía olvidar el pasado para preparar nuestra rencarnación, el Mnemosyne prevenía la transmigración del alma y nos permitía permanecer inmutables en el Inframundo. Dos destinos enfrentados, una elección. ¿Qué escogerías?

La corriente de nuestro ser

Bajo esta trama se forma Path to Mnemosyne, bajo el amparo de Mnemosyne, vemos como avanzamos a través de un laberinto infinito, donde la cámara juega un papel fundamental en el desarrollo.

Usando una técnica no muy utilizada en videojuegos, el llamado zoom infinito, debemos continuar nuestro viaje de descubrimiento resolviendo los desafíos que la memoria de nuestra protagonista nos muestra sin contexto alguno. Nosotros damos sentido a lo que vemos, nosotros somos ella, y su historia es la nuestra.

Entre puzle y puzle nos acompañará el silencio, un silencio sepulcral solo perturbado por el eco de nuestros pasos y las plataformas que movamos con la cámara, mas no estamos solos. Unas voces retumbaran en nuestra cabeza, y será decisión nuestra hasta donde las seguimos y que nos quieren decir. Path to Mnemosyne no deja nada al azar y debemos nosotros desenredar nuestro pasado a través de lo que vemos.

La mutabilidad de los recuerdos en el tiempo

Imágenes deformes, imposibles, que representaran nuestros miedos y temores, que componen nuestra memoria, fluyendo a través del rio de los recuerdos mientras varamos a la deriva. Jugaremos con estas escenas componiendo retazos de lo que sucede, gracias a nuestros narradores omnipresentes que nos indicarán que ocurre más allá de lo que vemos.

De estas imágenes extraemos la trama y damos sentido a las palabras que se nos dicen. De ellas juzgaremos lo que ocurre en nuestro avance y con ellas resolveremos nuestros acertijos. Cada vez el reto será mayor y posicionarnos bien para obtener el cuadro de visión perfecto será la clave para completar los desafíos que encontremos. Pero no será fácil.[72]

Estamos solos en este camino, nadie va a ayudarnos. Los recuerdos existen en nosotros, y será tu decisión que hacer con ellos. Sigue, pues no puedes parar. Avanza, pues el río de la vida nos conduce hasta el final de nuestro ser. Y una vez alcances tu destino, tras las pocas horas que dura este sendero, quizás ya no seas quien creías ser.

  1. Al escritor de este análisis decirte que, escribes de maravilla, no había visto tanta claridad y profundidad en las palabras de un análisis hasta ahora, sin pedantería alguna y al acceso de todo el mundo.

    • Me acabas de hacer el día, en serio. ¡Muchísimas gracias a ti por leerlo y comentar!

      A todos nosotros nos encanta leer vuestros comentarios de apoyo 😀

Deja un comentario