Razer Sabertooth, análisis del mando gaming para Xbox 360 y PC

Razer siempre ha cuidado los periféricos de PC de una forma especial: teclados, ratones, alfombrillas, cascos gaming y un etcétera de alternativas para hacernos el gaming en PC más competitivo. Pero la compañía no se ha olvidado del mundo de las consolas y hoy os traemos el análisis de su mando gaming para Xbox 360: Razer Sabertooth.

Razer sabertooth 2

Lo primero que nos ha llamado la atención es la caja de presentación acolchada en la que viene el mando gaming Razer Sabertooth. Estamos hablando de una caja acolchada en su interior y rígida en el exterior que va a proteger muy bien de los golpes a nuestro mando. Esto es un punto muy positivo del mando, ya no solo por el periférico en sí, sino por mantener un cuidado en la portabilidad de este tipo de dispositivos, y más si están enfocados a jugadores semiprofesionales o amantes del gaming en Xbox 360. No es lo mismo llevar un mando perdido en la mochila a tenerlo en su funda contra golpes; pequeños detalles, pero que empiezan desde el principio a marcar una diferencia.

En el momento en el que tenemos en mando en las manos ya notamos muchas diferencias respecto al original o clásico de Xbox 360. En principio, lo que más impresiona es el enorme cable que tenemos que adaptar para conectar el Razer Sabertooth a la consola. Este cable tiene la única desventaja evidente de eliminar el sistema inalámbrico, pero nos hace ganar un tiempo de respuesta en milisegundos que puede significar una muerte en un FPS. El sistema de cable viene heredado de los periféricos gaming de PC, donde los mejores sistemas por latencia y velocidad de respuesta son los cableados. Por supuesto, no tener un sistema inalámbrico o las temidas baterías aligera mucho el mando y notaremos inmediatamente un peso inferior al original.

La siguiente diferencia que marca las ventajas de este tipo de mandos respecto a los originales, si queremos dedicarnos a un gaming más profesional, son los botones XAYB. Es extraño jugar por primera vez con el Razer Sabertooth y darte cuenta de que los botones no tienen recorrido y son de clic. Gracias a este sistema ganamos de nuevo otros milisegundos básicos en conseguir el frag que haga que nuestro equipo gane o ese golpeo que elimine al boss del último nivel cuando nos queda un pestañeo de vida. Ventajas enfocadas a mejorar nuestra experiencia en los juegos.

Razer Sabertooth 6

Seguimos con las diferencias frente al clásico de Xbox 360, y la siguiente que más nos llama la atención es la cruceta digital. Totalmente separada, nos permite pulsar direcciones claras sin ningún tipo de error y es perfecta para arcades de lucha como Mortal Combat o Street Fighter IV. Aquí, los amantes de los juegos de lucha o arcades clásicos, que no usen un mando con palanca, notaran la mayor diferencia junto a la ya comentada ausencia de recorrido en los botones XAYB. Para los demás, en muchos títulos donde se deben usar estas flechas para seleccionar partes del inventario o cambiar entre armas, agradeceremos que Razer se haya tomado la molestia de mejorar ese punto tan negativo del primer mando de Xbox 360 y que hayan intentado arreglar en las siguiente reediciones. Los controles analógicos son un paso adelante respecto al original de Xbox 360 y los capuchones que podemos integrarles dan más sujeción a nuestro dedo. Los botones de los analógicos responden más rápido y mejor, importante en FPS como Halo o Call of Duty, en los que se usa constantemente.

Razer sabertooth 1

Justo debajo de la cruceta digital nos encontramos una de las particularidades de este mando: el panel digital de opciones. Con el botón izquierdo podemos seleccionar dos perfiles programados y con el botón derecho tenemos una serie de opciones: modo de programación, luz, vibración y modo de prueba. Mientras jugamos podemos cambiar la configuración de perfiles que hayamos programado en el mando: cambiar botón de lugar, activar el tercer botón de la parte superior -del que hablaremos en el siguiente párrafo- o usar los gatillos extraños que se acoplan a la parte trasera de este Razer Sabertooth.

Razer sabertooth 4

En la parte superior y trasera del mando gaming de Razer es donde vemos la gran diferencia respecto a cualquier otro mando de control para Xbox 360. Pero antes de entrar en profundidad, vamos a intentar descubrir si hay mucha diferencia entre los gatillos y botones superiores del mando clásico respecto a los que monta el Razer Sabertooth. Los botones LB y RB son de mayor calidad y la disposición es más clara y fácil que en el mando clásico. La pulsación es clara y no tiene aspecto de romperse fácilmente, es un tipo de botón robusto que se integra a la perfección en todo el conjunto, asoma más que el que tiene el mando normal de la consola. Los gatillos son idénticos al del mando de Xbox 360 y las sensaciones igual de buenas en los juegos de conducción y acción. En la parte trasera es donde vemos la mayor diferencia respecto a otros mandos al poder acoplar con unos tornillos dos gatillos especiales que nos dan cuatro botones más: M3, M4, M5 y M6. Si no somos amanes de pulsar el analógico, no es mala idea configurar el botón trasero para tener un acceso mucho más ágil a determinados movimientos.

Razer sabertooth 3

Hemos comentado muchas virtudes de este mando y es un producto de mucho peso si somos un amante del gaming en Xbox 360. Pero no podemos olvidar otro punto a favor y es la compatibilidad total con PC que nos aporta el Razer Sabertooth. Hoy en día, con el mundo del gaming en PC en total expansión, no podemos dejar de lado un producto tan redondo como este mando de control aunque su objetivo primordial sea la consola. Una consola Xbox 360 que ya está herida de muerte y por la que podemos dejar de lado este producto, aun con todos los juegos imprescindibles del catálogo de la consola de Microsoft.
Y este es el gran pero, el Razer Sabertooth es un mando genial, superior al original de Xbox 360 y está entre los dos o tres mejores controladores gaming del mercado, pero la vitola de especifico para Xbox 360 le resta atractivo en un momento en donde la nextgen empieza a enseñar lo que puede llegar a ser capaz. Sin duda, esperaré con ansia una versión compatible con Xbox One que mantenga los puntos positivos que tiene este Razer Sabertooth, sería el mando gaming perfecto. [86]

  1. Creo que el principal problema de este pad no es el cable, sino lo que cuesta para la calidad que ofrece.

    No hay mas que darse una vuelta por los foros para ver que la calidad de construcción y de materiales, deja bastante que desear para el precio que tiene.

    Más de una vez he estado tentado de hacerme con uno, pero visto lo visto…

    Saludos.

    • En las fotos da apariencia de calidad en los materiales y construccion, … se ve solido… pero si como dices luego es chusquero, mejor el oficial (que al final, siempre resulta ser la mejor opcion).

      • El material del mando es muy superior, por ejemplo, al del mando de Xbox One e igual que el de Xbox 360. Unas juntas que apenas se notan y una apariencia sólida en todos los botones.

        Como en todos los productos, yo sería el primero en rajar de muchos que a otros le han salido excelentes y a mi como un desastre, es más fruto de como lo uses y un poco la suerte que tengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =