Warner Bros presenta Mortal Kombat 11 en Madrid

Solo quedan dos semanas para la llegada del nuevo Mortal Kombat 11, y Warner Bros lo ha celebrado con una fiesta de presentación en la que hemos tenido la oportunidad de probar el juego en detalle.

Así, durante un día la sala Mod de Madrid se convirtió en el campo de batalla de Mortal Kombat 11. Es verdad. Seguía pareciendo una discoteca. Pero bien sabréis que a partir de ciertas horas, una discoteca puede convertirse en el mejor escenario para un juego de lucha. Banda sonora variable, juegos de luces, humo, gente efusiva saltando por el fondo. Vamos, todo lo necesario para lo que se conoce como un escenario vivo y detallado.

Pero dejemos de lado la vida nocturna y centrémonos en la razón de ser de la celebración. Aquí hemos venido a hablar de Mortal Kombat 11 ¿Creéis que aportará las suficientes novedades a la saga?

¿Misma experiencia «Kombat», solo con un poco más de «Mortal»?

Con una entrega ya presente en la actual generación, surge la inquietud por valorar si este Mortal Kombat 11 se siente como un juego completamente diferente o si por el contrario, bastaría con rescatar la entrega anterior para replicar la experiencia. Tras probar la demo ofrecida en el evento (una versión más avanzada que la beta), debo decir que no. A nivel jugable se siente demasiado continuista como para atraer a quienes ya posean la anterior entrega.

Sin embargo, si no has jugado a Mortal Kombat X, en este título encontrarás la excusa perfecta para disfrutar de un juego de lucha con un estilo único (bien conocida es su brutalidad, marca de la casa) que abarca todas las innovaciones jugables que ha ido adquiriendo entrega tras entrega, y a las que se suman algunas propias de este nuevo título.

Perfeccionando el arte de ser salvaje

Ahora que por fin nos hemos quitado de encima la sombra de la decima entrega, toca hablar de las novedades más atractivas de Mortal Kombat 11

En esta ocasión, tener poca vida no significa que todo este en contra. Cuando apenas nos queden más de tres golpes para besar el suelo, podremos activar el Fatal Blow, un brutal ataque especial que reduce en gran medida la salud del rival. Y como es de esperar, a pesar de no ser un Fatality, son un verdadero espectáculo de violencia gratuita.

Y aquí suena mi primera alarma ¿Qué ha pasado con los X-Ray? Esos ataques especiales en los que podíamos ver cómo se rompían los huesos de nuestro enemigo. No os preocupéis, porque esta es una de las mejores novedades. Ahora cualquier impacto puede activar esta morbosa radiografía.

Estar luchando y que de pronto un puñetazo muestre cómo la calavera del contrincante se resquebraja, hace que los combates sean más divertidos porque se vuelven más impredecibles. Y sobre todo, más espectaculares. No es raro soltar una mueca de dolor cuando salta esta animación por sorpresa.

Las Fatalities (la forma característica de Mortal Kombat para rematar al rival), una vez más sobrepasan los límites de lo ya visto. Desde Mortal Kombat 9, Netherrealm ha ido poco a poco, viendo dónde estaba la línea de lo que podían mostrar con gráficos “realistas” sin que su juego fuera prohibido por 9 de cada 10 psicólogos.

En este Mortal Kombat 11 han usado esa línea como marca para dar un salto de longitud. Antes, un puñado de pixeles en los que un ninja le arrancaba la cabeza a otro de un puñetazo ya nos parecía lo más salvaje del mundo. Pero ahora, hay que reconocerlo, somos más insensibles. Ahí radica el mérito de este Mortal Kombat 11, que pese a esto, consigue que sus fatalities sigan transmitiendo la misma sensación de asquerosidad y rechazo, pero también de morbo por verlos. ¡Y el de Johnny Cage es el mejor que se ha hecho nunca, y no lograréis convencerme de lo contrario!

Mortal Kombat estrena modelito

Otro de los añadidos más importantes lo toma prestado directamente de Injustice 2. La personalización. Habría sido ilógico que no aprovecharan también el camino avanzado con la saga Injustice. Al igual que en este, tendremos una amplia gama de ropas, armaduras y complementos, con los que hacer que nuestro personaje sea único e irrepetible dentro de las partidas tanto online como offline.

Pero en Mortal Kombat 11, la personalización va más allá, pudiendo cambiar cosas cómo: las poses de intro y victoria; el fatality, brutality y burla; las habilidades especiales; e incluso qué estrategia seguirá la inteligencia artificial cuando controle al personaje que hemos configurado.

El sello distintivo

Por último, para aquellos que no estéis familiarizados con los Mortal Kombat, debéis saber que su estilo de lucha es lento, y aún más en esta ocasión. Cinco golpes ya pueden considerarse un buen combo, y el manejo de los personajes se siente pesado en comparación con otros juegos de lucha.

Edición coleccionista de Mortal Kombat 11.
Solo hay 3000 unidades y cuesta 300€

Pero esto, junto con su gore y bestialidad, ha sido siempre un sello distintivo de la saga. Así que a modo de resumen, si nunca has jugado un Mortal Kombat, este título es totalmente recomendable. En cambio, para los que sí os habéis mantenido al día con los anteriores títulos, puede que no encontréis incentivos suficientes que por lo menos os atraigan desde el día uno.

En cualquier caso, siempre es motivo de celebración, ver que una saga tan mítica y longeva como esta, siga tan llena de vida en la actualidad con la llegada de Mortal Kombat 11.

Deja un comentario