Análisis de King Of Fighters ’96 para PSP

Hablar de KOF es hablar de palabras mayores, es referenciar a uno de los grandes títulos de lucha capaz de rivalizar con Street Figther y a una saga que sigue viva desde 1994.

A pesar que hemos analizado la versión de PS3, hoy toca la versión de PSP de la cual no podemos añadir mucho mas. El argumento sigue siendo el mismo: Rugal ha desaparecido tras sucumbir al poder de Orochi, pero alguien ha convocado de nuevo el torneo. Los luchadores de todas partes del mundo tendrán que luchar para ganarlo o desenmascarar la verdad tras el torneo.

El juego vuelve a ser un port directo de la recreativa con sus cosas buenas y malas, pero al ser portado a una portatíl la cosa cambia.
Los controles distan mucho de ser comodos en la portatil de Sony, ya que la cruceta cumple pero los que estéis acostumbrados a stick sufrireis por hacer combos o ataques especiales. La jugabilidad se conserva intacta, mejorando aspectos como recargas de energía mas rápidas, un aumento en ciertos saltos, mas daño en especiales etc.

El juego cuenta con una música a la altura (comparte con KOF ’97 ser de las mejores de toda la saga) y las animaciones mejoradas, ya que todos los personajes fueron rediseñados completamente tras las anteriores versiones dándoles un toque mas manga. Los escenarios rebosantes de detalles y cameos de otras sagas o títulos anteriores, hacen sacarnos mas de una sonrisa y comernos mas de un golpe por no estar atentos.

Una de las cosas que tira para atrás a la hora de escoger este juego es su precio en la store, ya que pagar por algo que conserva los mismos errores y en una consola con un control difícil no es la mejor de sus bazas, aunque el gusanillo retro nos pueda.

Personalmente recomendaria jugarlo en consola de sobremesa o recreativa, pero para una portatil como PSP, es un juego de lucha de calidad como alternativa a tanta saturación de Ryu’s y Ken’s, eso si, preparad tiritas para los pulgares. [7]

Deja un comentario