Análisis de Rock Revolution (versión PS3)

null

Los juegos musicales se están convirtiendo en la gallinácea dorada. En los últimos meses, sin contar con las ingentes cantidades de nuevos temas distribuidos digitalmente cada semana, se ha acumulado el lanzamiento de títulos como GH: Metallica, GH: Greatest Hits, más los anuncios de la quinta entrega de la saga de Activision, la aparición de The Beatles en Rock Band, el anuncio de un par de títulos que sustituirán guitarras y baterías por mesas de mezclas.

null

Konami ha decidido no permanecer al margen del éxito, y del caudal de dinero, que suponen los títulos musicales y recuperando la esencia de algunos de sus títulos de música más clásicos (y que influyeron clarísimamente en los actuales juegos musicales) y tomando elementos de los GH, nos ofrecen Rock Revolution, su visión del rock.

Pero hay diferencias. La fundamental está en el diseño del interfaz, una mezcla de Beatmania/ DrumMania y los Guitar Hero, ya que los trastes por los que van descendiendo las notas no son tridimensionales, sino en 2D e, incluso jugando una sola persona, enclaustrados en la parte izquierda de la pantalla. Las notas no se acercan hacia ti, van cayendo desde la parte superior de la pantalla.

null

Por lo demás, el sistema de juego es idéntico al de las obras de Activision y Electronic Arts. Tocar canciones, progresivamente más difíciles, para ir desbloqueando más temas, ganar discos de oro y de platino y disfrutar de los temas incluidos, solos o con unos colegas.

Ya que Rock Revolution es el tercero en discordia, uno de los detalles que más se agradecen es que sea compatible con los instrumentos ya adquiridos. Y en este caso, el juego de Konami no nos obligará a rascarnos el bolsillo más de la cuenta y testeado con la guitarra de GH World Tour puedo afirmar que la compatibilidad es perfecta.

Si entramos en materia, la modalidad principal de RR es un modo carrera que peca por su simplicidad. Escogemos a un personaje de entre los prediseñados (no tenemos editor de personajes) y cuya inspiración va desde calzarle un sombrero de cowboy a Hetfield hasta copiar al clon de Gene Simmons de los GH. El objetivo es tocar un set compuesto por varias canciones que una vez completadas se convertirán en un disco de oro, lo que nos abrirá las puertas a un nuevo set de canciones.

Hay un aspecto novedoso y es que para conseguir que el oro se convierta en platino debemos cumplir ciertos desafíos. Estos consisten en volver a tocar las canciones que nos han dado el disco de oro, pero cumpliendo una serie de objetivos, que varían entre conseguir cierta puntuación, evitar las notas falsas además de tocar las correctas, memorizar una secuencia de cierta canción y tocarla a ciegas (lo que es divertidísimo… nótese la ironía).

null

Además del modo carrera, disponemos de las típicas partidas rápidas y de varias opciones multijugador en cooperativo y batalla, que desgraciadamente no he podido probar porque en los tres intentos que he realizado no he conseguido encontrar partida ni que nadie se uniera a la que había creado. Y no podemos olvidar el editor de canciones, bastante más asequible que GHMix, que nos permite improvisar y/o componer temas.

A nivel técnico, está un paso por detrás de sus competidores y aunque la sincronización labial funciona bien, la recreación de público, escenario, los cambios de cámara para enfocar a la cámara y el diseño de la interfaz son aspectos bastante mejorables. Y en cuanto a la lista de canciones que podéis ver al final del análisis, tiene una recopilación más que aceptable, con temas de SOAD, Korn, Ramones, los Judas y los Maiden… PERO, y es un pero muy grande, los temas no son versiones originales excepto el de Linkin Park y el de Finger Eleven, sino versiones interpretadas (algunas mejor, otras peor) por Steve Ouimette, quién ya había colaborado en algunas de las versiones de GHIII y GH Aerosmith.

En resumidas cuentas, Rock Revolution no aporta nada reseñable y su calidad técnica está un paso, bastante grande, por detrás de la competencia. Copia descaradamente algunos elementos que, todo hay que decirlo, habían sido copiados a su vez de sus títulos musicales, pero los ofrece peor que sus competidores. Sólo recomendable para los aficionados tremendamente habilidosos que busquen desafíos nuevos y más oportunidades para disfrutar de sus instrumentos de plástico.

Lista de canciones

All The Small Things – blink-182
Chop Suey! – System Of A Down
Cum On Feel The Noize – Quiet Riot (Slade)
Dance, Dance – Fall Out Boy
Detroit Rock City – Kiss
Dr. Feelgood – Motley Crue
Highway Star – Deep Purple
Holy Wars… The Punishment Due – Megadeth
Pull Me Under – Dream Theater
Somebody Told Me – The Killers
Spoonman – Soundgarden
Stone Cold Crazy – Queen
The Joker And The Thief – Wolfmother
Spirit Of Radio – Rush
We’re Not Gonna Take It – Twisted Sister
White Room – Cream
Youth Gone Wild – Skid Row
Dirty Little Secret – All American Rejects
Last Resort – Papa Roach
Round And Round – Ratt
Still Of The Night – Whitesnake
Are You Gonna Be My Girl – Jet
No One Like You – Scorpions
Diary Of Jane – Breaking Benjamin
Blitzkrieg Bop – The Ramones
Falling Away From Me – Korn
The End Of Heartache – Killswitch Engage
Run To The Hills – Iron Maiden
Walk – Pantera
Heading Out To The Highway – Judas Priest
Won’t Get Fooled Again – The Who
Pain – Three Days Grace
All My Life – Foo Fighters
Am I Evil? – Diamond Head / Metallica
Bad Reputation – Joan Jett and the Blackhearts
Our Truth – Lacuna Coil
Sk8er Boi – Avril Lavigne
Kiss Me Deadly – Lita Ford
Magic Man – Heart
Paralyzer – Finger Eleven
Given Up – Linkin Park

  1. Acostumbrado a ver los trastes en 3D… estos en 2D se ven raros, como si fuese un juego de hace 5 años.
    Pero la lista de canciones es genial. Tiene un montón de exitazos.

Deja un comentario