Análisis de The Dishwasher: Vampire Smile para Xbox 360



Lo nuevo de Ska Studios para Xbox Live Arcade es malote, es sucio, es Indie y viene provocando machacar tus pulgares. “The Dishwasher: Vampire Smile” es la continuacion de “Dead Samurai” y nos trae básicamente lo mismo que el anterior titulo: acción clásica a raudales.

Tranquilo, no te has quedado ciego, el juego se ve asi de “bien”.

The Dishwasher es un titulo que me despierta sentimientos enfrentados. Y es que su jugabilidad es directa, es un juego de acción 2D pega manporros puro y duro. El problema es que falla en su planteamiento general.

Los 2 personajes seleccionables (el Lavaplatos del anterior titulo y la nueva asesina Vampirica) se controlan a las mil maravillas. Tenemos ataques flojos, fuertes, a distancia y varias magias. El problema mas grande en este aspecto viene con la palanca de esquivar, es demasiado efectiva. Al poder teleportarnos constantemente sin restricción se pierde el componente plataformero ,que le hubiese quedado francamente bien, además de facilitarnos mucho los combates en cuanto lo usamos con frecuencia.

Avanza, recoge tal llave/tarjeta, habitación cerrada llena de enemigos, jefe final y vuelta a empezar. El planteamiento de los niveles se repite en exceso ofreciendo poca variedad y enturbiando más aún el título.

Sí, enturbiando más aún, porque ofrece unos gráficos oscuros tipo monigotes dibujados en blanco y negro, con constantes efectos de desenfoque. Acaban por molestar, nos perdemos en esa neblina conceptual los “fatalitis” a los enemigos y acabamos naufragando en batallas llenas de Robots que sangran más que cuando te rajas con un puto folio.

Cuando mi Commodore fallaba no montaba ese espectaculo…

Pero todo esto se compensa en parte porque al fin y al cabo The Diswasher: Vampire Smile ofrece lo que promete y nos da además multitud de opciones adicionales.

La campaña es corta, alrededor de las 3 horas, pero puede jugarse con 2 personajes (aunque apenas ofrece diferencia). Tambien podemos disfrutar de 50 desafíos de combate con variantes, que nos llevaran a cambiar nuestros estilos de lucha, las armas que portemos, el daño causado etc… Un modo “sinfin” y multijugador local u online. Ademas en sus opciones tambien ofrece posibilidad de 3D y poder tornar la sangre en tinta negra para no herir ni sensibilidades ni la vista con tanto tomate.

Me repito, si quieres acción directa y clásica de “Mis güevos VS el Pueblo” con ese rollo alternativo/grafitero, The Diswasher: Vampire Smile es tu juego. Si eres tan cansino e inconformista como yo y quieres: leches, exploración, tetas, plataformas, historia y lo que sea (por pedir que no quede), mejor busca el Shadow Complex o algo parecido.

Deja un comentario