[Análisis] NBA Live 08 (Xbox 360)

null

ANÁLISIS REALIZADO PARA CANALJUEGOS

La competencia siempre es buena y sino que se lo digan a los aficionados al baloncesto, los mayores beneficiados de la batalla que EA y 2K Sports mantienen por ofrecer el simulador de basquet más completo. Hoy es el turno de NBA Live, franquicia que ha sufrido un agradable lavado de cara en su edición 2008.

Otro año que pasa y la pelea por el trono de mejor simulador baloncestístico vuelve a estar más reñida que nunca. Tras un NBA Live 07 que decepcionó a los aficionados del deporte ideado por James Naismith, Electronic Arts ha vuelto a la carga reestructurando el sistema de juego y se ha centrado en hacerlo más asequible a todo tipo de jugadores sin dejar por ello de lado a los más puristas.

Un buen número de modos de juego, la inclusión de selecciones internacionales, incluida la campeonísima España, el realismo del fin de semana de las estrellas y una completísima base de datos que permanece al día gracias a la conexión online son sus principales atractivos de cara a enamorar a los aficionados del baloncesto esta temporada de básquet americano que acaba de comenzar.

null

Gráficos

Ver NBA Live 08 en acción es casi mejor que ver un partido real. El grado de realismo conseguido por el estudio de Vancouver en la recreación de canchas y jugadores es notabilísima, a una tasa de frames que solamente baja de los 60 frames por segundo cuando soportamos el lag de las partidas online. La acción se muestra suave como la seda a una resolución de hasta 1080p en la versión de Xbox 360.

La recreación de las canchas es de auténtico lujo. Cada pista es plenamente reconocible, con una elevada cantidad de público totalmente tridimensional y que presentan un buen número de animaciones que dotan al juego de una atmósfera idónea en cada partido. La oscuridad de algunas canchas como la de los Pistons, los reflejos en el parqué, los videomarcadores que repiten las jugadas en tiempo real… son un auténtico lujo y quedan a un nivel que hoy por hoy nos resulta impensable en otros títulos deportivos. Si comparamos la ambientación de dos obras de EA como son NBA Live y FIFA, la balanza se decanta hacia el lado del básquet descaradamente.

La recreación de los jugadores es igualmente fiel a la realidad, no solamente en la representación facial, sino en la corpulencia, en el sudor que transpira por sus poros y les da brillo según avanza el partido, en su musculatura, en los pliegues de la ropa y en como ésta se agita al moverse por la cancha.. Mención especial para los tiempos muerto donde vemos al entrenador explicando jugadas a sus chicos y podemos contemplar el grado de detalle alcanzado en los elementos visuales.

Las animaciones también han sufrido una mejora sustancial desde el año pasado: la agilidad de los bases moviendo el balón, el peso de los pívot y los empujones para hacerse con un ansiado hueco en la zona son más realistas que nunca; el movimiento de brazos para recoger rebotes o para tapar huecos también ha sufrido una mano de pintura… Hay aspectos que aún necesitan depurarse de cara a posteriores entregas de la franquicia como las repeticiones y algunos tránsitos de animaciones, como por ejemplo al machacar que se aprecia como la imagen “acopla” al jugador en el aro o cuando se hace un amago “fuerte” con el botón Y cuya animación es bastante ortopédica. Existen también algunos leves defectos en el motor de colisiones o en la velocidad a la hora de hacer los contraataques, pero en líneas generales es un juego que visualmente cumple notablemente con los requisitos de la next-gen.

null

Sonido

Al igual que en los FIFAs, Electronic Arts demuestra entrega tras entrega de sus juegos deportivos que son los reyes poniendo voz y comentarios en los videojuegos. En esta ocasión repiten presencia Antonio Daimiel y Sixto Serrano de Digital + para dar vida a los partidos y lo consiguen sobradamente. Lejos quedan los tiempos en que el ahora popularísimo Andrés Montes nos repetía hasta la saciedad sus clásicos RATATATATA o TRIIIII-PLE. Un trabajo sobresaliente el de la traducción al castellano.

Eso sí, si queremos oírlos con nitidez habrá que tocar las opciones del juego y bajar los volúmenes del banquillo, del estadio, del speaker y la música, porque suenan bastante más que los comentarios de los locutores. Eso sí, ofreciendo realismo y variedad sonora es también único y todos y cada uno de los elementos del apartado sonoro rozan la altura de lo soberbio. Por decir algo malo, la banda sonora incluida es más floja que en otros títulos de EA como Burnout o el mencionado FIFA, pero está muy por encima de la media.

Jugabilidad

Son muchos los elementos que se han mejorado de cara a la galería de aficionados que sufrieron una decepción con esta franquicia de básquet la anterior temporada. Así que al igual que ha sucedido con FIFA, el sistema de juego se ha reescrito para ofrecer una experiencia de juego más depurada y cercana a al realidad. Hay aspectos en los que lo consigue y hay otros que aún necesitan mejorar de forma sustancial, pero el camino escogido parece ser, al igual que en FIFA 2008, el correcto.

Entre las novedades más destacadas y que mayor sentido tienen en el juego está la presencia de las “zonas calientes” que nos muestran de una forma sencilla y práctica los lugares desde donde cada jugador tiene más probabilidades de anotar. Pulsando LB aparecen cuadros de colores en la cancha que nos indican los lugares desde donde el jugador que lleva el balón va a anotar con mayor facilidad; si controlamos un pívot, obviamente el área caliente estará debajo del aro; en un escolta, se subdivide por toda la zona de ataque. Gran trabajo estadístico y un gran acierto jugable, porque que una bola entre en el aro no depende únicamente del lugar desde donde se lance, sino de lo forzado de la posición, la presencia de un defensa y algunos otros factores, dejando a un lado el tiempo que dejemos pulsado el botón de tiro como ha sido habitual durante muchos años.

null

Otra de las novedades destacadas es el juego de espaldas a la canasta, realmente útil cuando un ala o un pívot están cerca del aro y desde donde pueden amagar, fintar, lanzar un gancho, hacerse un hueco para una bandeja… los defensas no nos lo pondrán fácil y usarán su peso para evitar que nos acerquemos a la zona de una forma tremendamente real. Sin embargo, grandes pívot como Shaq o Duncan, cuando reciban un balón de espaldas cerca del aro difícilmente fallarán la canasta, lo que tal vez descompense un poco la acción.

Otro de los aspectos que se ha intentado pulir es el control de balón; moviendo el stick derecho podemos pasar el balón entre las piernas, girar, amagar una arrancada… sin embargo su funcionamiento está lejos de ser perfecto y la fluidez de las animaciones se resiente en algunos momentos; con el botón Y también podemos hacer una finta más agresiva, pero el movimiento además de estar muy poco conseguido tiene muy poco utilidad durante el juego.

Otros añadidos de este año son el sistema defensivo que nos permite fijar la posición pulsando en gatillo izquierdo y la máquina casi se encarga del resto de tareas, lo que simplifica muchísimo las labores de defensa. Además los rivales tienden a hacer transiciones muy largas, apenas se lanzan a correr en rápidas contras con las que pillarnos desprevenidos, y por tanto, defender es mucho más sencillo de lo que debería ser en un simulador.

El asunto de los contraataques también nos afecta a nosotros: es casi imposible realizar una contra demoledora en la que un jugador llegue solo a la canasta; como mucho te encontrarás en una situación 1 contra 1 y con la elevada sensibilidad del motor de impactos, lo frecuente es que el jugador que bota el balón se pare en seco al encontrar un defensa y no pueda fintar y continuar. La Inteligencia Artificial también posee algunos fallos que van en detrimento de la experiencia global de juego, dejando sin coger rebotes de forma inexplicable y con una simulación defensiva de muy bajo nivel; todos los jugadores, tanto los nuestros como los rivales, tienden a permanecer estáticos y o bien marcamos jugada para que se meneen un poco por la cancha o tiende a irse cada uno a su posición a verlas venir.

null

En cuanto a modos de juego, presentación y posibilidades multijugador, Electronic Arts sabe perfectamente lo que hace y no se pueden encontrar muchas pegas. Desde la base de datos con estadísticas actualizadas al minuto, para hacer un seguimiento milimétrico de la NBA hasta un modo Dinastía que se presenta como una alternativa sólida y muy completa para trabajar como managers de un equipo, aunque no exenta de dificultades para que las cosas en los banquillos vayan como la seda.

Se han incluido selecciones nacionales con la presencia de la celebérrima campeona del mundo y subcampeona de Europa junto a naciones como Francia, Grecia, Alemania o Argentina. El Fin de Semana de las Estrellas es un excelente añadido con un concurso de triples perfectamente recreado y uno de mates en el que habrá practicar mucho para conseguir los mejores dunks, y el apartado multijugador tanto online como offline es de lo más completo con la posibilidad de disfrutar de las siempre interesantes ligas online.

Conclusiones

La entrega de este año de NBA Live supera con creces a la decepcionante versión de 2007 que convirtió al juego en uno de los más representados en las tiendas de segunda mano. Sin embargo la saga ha retomado el buen camino con la presencia de interesantes novedades como el botón de las “zonas calientes de tiro” y los movimientos de espaldas a la canasta; además, las funcionalidades online superan con creces nuestros deseos.

Hay elementos en el sistema de juego que deben mejorar por fuerza como el sistema de tiro y la velocidad de los contraataques, amén de pulir algunos tránsitos de animaciones. Pero en líneas generales es un buen juego, aunque no perfecto y posiblemente un poco por detrás de su principal rival, NBA 2K8, en cuanto a realismo.

null

A destacar

– La recreación de los estadios es espectacular
– Todo el apartado sonoro es sobresaliente, aunque hay que destacar el excelente trabajo en la locución de los partidos de Antonio Daimiel y Sixto Serrano
– Gráficamente es prácticamente todo lo que podíamos esperar de esta generación
– La base de datos actualizada en tiempo real y las opciones online para escuchar podcasts, ver noticias ofrecidas por la ESPN…

A mejorar

– La simplicidad del sistema de tiro y ciertos fallos en la IA
– Algunos tránsitos entre animaciones que deben depurarse
– Hay algunos elementos que lo alejan de la simulación más pura

  1. Gran análisis, que a falta de ver el definitivo NBA 2K8, parece que otro año más la saga de EA se queda atrás. Pero se agredece leer que ha mejorado, ya que si bien el NBA 2K7 me parece el mejor juego deportivo que he jugado nunca, siempre espero que se mejore, y si EA se lo curra, la franquicia 2K no podrá relajarse ^_^

  2. ya lo he jugado al nba live 08, y realmente e ha decepcionado muchisimo. Es peor aun que el 07 ya que existe muy poca mejora de una version a otra.
    Real ,jajajajaja, es truchisima la IA , hey si pierdes por 1 y quedan 5seg, que deberiamos hacer?: pues el nuevo nba propone(o al menos esto te hace la CPU), no pide tiempo, sobrandole tres, y te tira de aro a aro con el base y vos lo marcas on tres jugadores.
    En conclusion es tremendamente malo el juego no se dejen timar….

Deja un comentario