Análisis de Zelda Tri Force Heroes para Nintendo 3DS

Los elementos de la trifuerza siempre han estado bien definidos, desde el primer título de esta gran serie de videojuegos de Nintendo. La desarrolladora Grezzo es la encargada esta vez, bajo un enfoque diferente, de ofrecernos 3 personajes, como los mosqueteros, que unen fuerza para afrontar esta nueva aventura repleta de enemigos y puzles. Desde el principio quiero recalcar que la impresión que siempre tuve de Zelda Tri Force Heroes una vez anunciado es que lleva la etiqueta Zelda y la aprovecha para tener mayor notoriedad en el mercado. Quizás los fans más acérrimos de la mítica franquicia de la Gran N esperaban otro título para el final de 2015, pero este es el que nos ocupa.

Zelda Tri Force Heroes

El comienzo de Zelda Tri Force Heroes nos trae un argumento para mi demasiado infantil e incluso absurdo. Estamos un universo menos atractivo que el de la franquicia principal y quizás peca de demasiado original. La princesa Cursilinda esta triste, porque la bruja Harapia la ha hechizado, impidiendo que vuelva a disfrutar de sus vestidos, lo que la lleva a que no se atreva ni siquiera a salir de sus aposentos con sus nuevos ropajes. Ahora se ve obligada a vestir una malla negra que la cubre todo menos la cara. Menos mal que se presentan los Héroes Totémicos (quedaros con la palabra tótem), cuyos principales requisitos son tener orejas terminadas en punta, patillas y peinarse con la raya a un lado. Ellos se encargaran de que la tropelía de la bruja no quede impune. Podemos comprobar que respecto al tema de la historia, tenemos muy poquito que rascar. Y respecto a la jugabilidad, se basa en las tradicionales mazmorras.

Partiendo de esta base y para devolver la paz y tranquilidad al Reino de Pasarelia (donde todo el mundo está obsesionado con la moda), afrontaremos 8 mundos (regiones), descritos como zonas salvajes sin moda, con 32 niveles en total, que nos esperan a los tres sujetos clavaditos a Link. Cada nivel se compone a su vez en 4 partes, cada una con sus desafíos, destinadas a familiarizarnos con el entorno, armas, compañeros, tácticas… para en la última, afrontar el Final Boss de turno. Me gustaría destacar que en algunos niveles existen objetos específicos que no volveremos a usar y no es posible quedárnoslos. También que el escoger arma funciona como las rebajas en el Primark, el más rápido coge la que le gusta y el menos espabilado lo que sobre.

Podemos elegir las personas que nos acompañen, tanto en red local como en el modo online. Si no contamos con apoyo conocido, no hay porque preocuparse, puesto que también nos pueden ser asignados compañeros de aventura al azar. Deseo que os toquen jugadores con dos dedos de frente porque si no os podéis desesperar. No recomiendo para nada jugar a este juego en solitario, modo igual que el cooperativo solo que tenemos que mover alternativamente a los 3 personajes. No se puede jugar en parejas, solo 1 o 3, aunque se agradece el detalle de que pueden jugar 3 jugadores con un solo cartucho. Nintendo siempre hace las cosas bien en este aspecto. El problema es cuando se consiguen ciertos objetos o traje solo jugando en el modo de red local. Orientan un juego alrededor del multijugador y los trajes y luego hacen esto. No le encuentro explicación. Ah y olvídate de jugarlo si no dispones buena conexión a Internet.

Zelda Tri Force Heroes no parece que avance mucho respecto a Four Swords Adventures en este tema, al revés, mi definición seria que esta “capado” para los tiempos que corren. Es totalmente absurdo que no puedan disfrutar 2 jugadores. Y ya que pedimos, no estaría nada mal aumentar a 4 como el mencionado título de GameCube o el más actual Monster Hunter de 3DS. El modo en solitario merece un párrafo para el solo. La jugabilidad cae, cuesta abajo y sin frenos. Nosotros nos encargamos de manejar al “Link original” mientras que los otros dos, doppels o dobles, permanecen quietos sin recibir daño. Esto se resume en que para superar los niveles tienes que hacer el trabajo de 3 y al final se hace lento, torpe, aburrido y monótono. El modo cooperativo también os puede llevar a la sensación de que estáis jugando lo mismo una y otra vez. La novedad se pierde en los primeros niveles, aunque tiene momentos muy interesantes una vez avanzas en el juego. Sobre todo algunos jefes.

Cabe destacar que no existe chat de voz si no que se nos presenta una serie de iconos para poder comunicarnos. Son suficientes para poder avanzar normalmente, excepto que nuestros compañeros se dediquen a spamear sin control, haciendo la experiencia algo insufrible. La actitud para afrontar el juego debe ser positiva, puesto que es imposible avanzar sin colaboración.

La selección de fases es muy simple, se basa en aleatoriedad entre las elecciones de los 3 jugadores. Si estás buscando conseguir un ítem o recompensa específica, no se te ocurra elegir “me da igual”. Hay que destacar que se puede acceder a cualquier nivel del juego desde el principio. Las fases son bastante equitativas en cuanto a dificultad, pero sí que se observa una cierta curva de dificultad no muy pronunciada. Para los más novatos existe el problema de adaptarte a los diferentes enemigos, ítems… así que mejor pasito a pasito desde el principio. Para los jugadores veteranos se plantean formas alternativas para poder superar cada nivel, destinado a poder alargar la duración y rejugabilidad del título. Por ejemplo, conseguir todos los trajes es una tarea larga, puesto que para conseguir los materiales mas raros (¿Minecraft?¿Monster Hunter?), es más que probable el tener que rejugar el nivel varias veces, ya que la recompensa del final es aleatoria.

Zelda Tri Force Heroes

Respecto al apartado gráfico, Zelda Tri Force Heroes usa el mismo motor que Zelda: A Link Between Worlds, videojuego de 2013, por lo que nos resulta bastante reconocible y familiar en cuanto a algunos modelos. Bueno, no. Más que familiar es un calco. Aquí no se han esforzado en innovar como en la jugabilidad. Quizás en otros juegos no lo recomendaría, pero aquí si se agradece y mucho el efecto 3D de la consola. En cuanto al aspecto sonoro, la música genial, sublime, al nivel de siempre en esta saga. Es un aspecto a destacar, como ya se podría esperar de Zelda y Nintendo. En mi caso juego en una New Nintendo 3DS y el uso del nuevo stick es testimonial.

Zelda Tri Force Heroes no es el Zelda que quiero ni el que espero. Para mitigar la espera, nos ofrecen una aventura centrada casi exclusivamente en el multi. Si podéis compartir habitación con otras dos personas para disfrutarlo, el juego crece. Y crece mucho. Aunque al final se acaba haciendo monótono y pasa a depender de la suerte para conseguir materiales. Después de unas pocas todas las mazmorras te parecen iguales. Ni estas ni los puzles son excesivamente complicados y el 90% se basan en usar con cabeza el tótem. [73]

Lo mejor:
-Existen diferentes versiones para rejugar las mazmorras.
-Tiene situaciones espectaculares, humorísticas e incluso incomodas a destacar favorablemente.
-La música si hace honor al nombre de la saga Zelda.
-En diciembre se añade una nueva zona y varios trajes.

Lo peor.
-Posibilidades escasas, la obsesión por los trajes es lo único que te alargará el juego.
-Nula historia y duración de unas 10 horas
-Se hace monótono y sencillo.
-El modo en solitario está incluido con calzador

  1. El Four Swords lo jugué solo (GC) y noté que le hacía falta mas gente, aunque me lo pasé bien, este no lo veo; pero al final igual cae, si lo veo baratito ….. por probar …
    Visto el análisis: mucha nota has dado …

  2. Y sigue Nintendo sacando sus juegos secundarios. Como se nota que lleva ya mucho tiempo sus títulos principales para la/s nueva/s plataforma/s.

Deja un comentario