Carreras descafeinadas [Análisis Modnation Racers Road Trip]

Dentro de mi rutina diaria, se encuentra llevar mi 3DS a la cafetería de la universidad y patear culos jugar con mis compañeros al Mario Kart 7. Las risas están aseguradas, las carreras son frenéticas y divertidas, y no faltan los piropos hacia nuestros respectivos familiares cada vez que alguien nos tira del circuito o nos pega con algo. Disfrutando de este juego en modo un jugador, se pierde ese punto especial que le da jugar contra colegas, pero aún así el nivel de diversión sigue siendo más que aceptable.

Tras mis experiencias con Mario Kart y teniendo en mente el grandioso Crash Team Racing de PSX, un más que digno competidor de la saga de karts por excelencia, pensé que Modnation Racers era la apuesta de Sony para tener su propio juego de carreras más desenfadadas y ofrecer lo que ofrece Nintendo (y lo que ofreció Crash en sus años mozos) , a los usuarios de Vita. Pero me equivoqué.

Modnation Racers

La primera en la frente

Nada más descargar el juego de la Store y abrirlo, surge la primera característica que empaña enormemente la calidad de este juego: la interfaz. Tosca, con un acabado malo y simplona. Incluso podemos deleitarnos con algunos pixelados en algunas zonas. Pero bueno, aquí venimos a jugar, no a valorar el menú, así que tocamos en uno de los iconos para customizar a nuestro personaje… y no pasa nada. Llegué a pensar que estaba bloqueado el modo edición y que por eso no podía acceder a él. Lo mismo a la hora de girar la ruleta para seleccionar el tipo de carrera, no pasaba nada. Hasta que ya, al quinto intento, y unos segundos después de que hiciese el gesto de deslizar el dedo, se movió. ¿Habéis probado alguna vez un iPed de los chinos o algo similar? Pues esa es la experiencia táctil que ofrece Modnation Racers. Navegar por los menús es un auténtico suplicio: pulsaciones que no se detectan, rascadas en las transiciones, respuestas tardías… Algo que no tendría por qué suceder cuando la pantalla de Vita responde estupendamente al más mínimo toque.

Menú

Una vez terminada nuestra pelea con la interfaz, seleccionamos un modo de carrera y esperamos. Y esperamos. Y esperamos. Los tiempos de carga en algunas ocasiones son realmente lentos. Y tras la mala impresión sufrida en el menú principal, esto es la guinda del pastel. Errores absurdos que no se tienen en cuenta porque no son parte del propio juego pero que empañan la experiencia final que se tiene con él.

Carreras descafeinadas

Podemos elegir entre varios modos de juego: carreras contrarreloj, carrera rápida y campeonato y multijugador; y en cada una de ellas, modo acción (con ítems) o puro (sin ellos).

El planteamiento de Modnation Racers, aunque a priori pueda parecer un Mario Kart, es bastante diferente. Mientras que en el resto de sagas de este tipo estamos acostumbrados a un mayor frenetismo y uso de los ítems, Modnation Racers basa su jugabilidad en otros aspectos. Por decirlo de alguna manera, mis impresiones tras jugar son que lo que importa es que vayamos pendientes de nosotros y olvidemos al resto. Así pues, debemos centrarnos en hacer derrapes, coger rebufos, saltar y ser certeros con los ítems para llenar nuestra barra de turbo, que podremos emplear en obtener un extra de velocidad o en protegernos de los demás. Para entorpecer a nuestros rivales haremos uso de los power-up (bastante sosos) y de los empujones para frenar su velocidad. Aunque el conjunto pueda sonar divertido, a la hora de ponerlo en práctica, se queda corto. Se echa en falta mucha más acción, el principal pilar de este tipo de juegos,  y tras unas cuantas carreras puede llegar a hacerse repetitivo debido a esta jugabilidad descafeinada.

Multijugador, un error que no se perdona

Otra metedura grande de pata en este título es la ausencia de modo online. Solo podremos jugar contra amigos en modo local, algo incomprensible en una portátil de nueva generación como Vita, que supuestamente tiene como una de sus grandes bazas el apartado social y la conectividad, y sobre todo tras ver cómo las dos anteriores entregas de la saga sí que disponían de él. De este modo, el principal atractivo de este género, enfrentarnos con amigos u otros jugadores del mundo, se ve reducido.

Crea, edita y comparte

El punto fuerte y la originalidad recae en el editor del juego. Podemos personalizar nuestro corredor y nuestro kart con un elevado número de accesorios, pegatinas, pelos, ojos, estampados, ruedas… que iremos desbloqueando conforme juguemos. Pero la personalización no solo se reduce al juego: gracias a la pantalla táctil de la consola, podemos crear nuestros propios circuitos decidiendo fácilmente la trazada, colocando los ítems, y configurando otras variables.

La ausencia de online no se ha visto extrapolada a este aspecto, por lo que podremos acceder a un elevadísimo número de creaciones de la comunidad de jugadores de Modnation Racers, algunas de ellas realmente geniales.

 

Editor

Conclusiones

Una idea muy atractiva, unas características exclusivas muy potentes, pero una ejecución pobre. Lamentablemente los puntos fuertes de Modnation Racers no ayudan a compensar sus errores. A todo lo comentado anteriormente añadimos unos gráficos no muy resultones y caídas bastante acusadas de rendimiento en algunos momentos de las carreras; fallos que debemos achacar al juego, ya que Vita ha demostrado con otros títulos de lanzamiento que puede evitar este tipo de problemas y que vuelven a hacerlos incomprensibles en este juego. Un lavado de cara en cuanto a jugabilidad apostando más por el frenetismo y la acción y un pulido de todos esos detalles que ensombrecen la calidad harían que Modnation Racers se convirtiese en una de las grandes sagas del género.

Lo mejor:

Las posibilidades de personalización
Acceso a las creaciones del resto de jugadores
Es un género divertido e ideal para una portátil

Lo peor

Ausencia de online
Jugabilidad que llega a hacerse repetitiva
Caídas de rendimiento
Navegar por los menús es un suplicio

Nota final: [60]

  1. Basicamente veo que sigue igual que el juego de sobremesa (potente editor de circuitos, personajes y coches, pobre en tiempos de carga impresentables) pero encima le han quitado el multijugador online… con lo cual no me extraña lo que expresas en el análisis.

  2. Pingback: Little Big Planet Karting se deja ver

Deja un comentario