El Virus PC

Xbox 360 y su video de alta definición

Atrás quedaron los tiempos en los que la caja de la consola recién comprada sólo contenía la máquina, un mando, el cable de corriente y el de antena, y como mucho un mando extra o el dueto Super Mario World y Street Fighter o el hace poco remakeado Altered Beast. Diferentes tamaños de disco duro, accesos a redes de pago, cables de alta definición… La proliferación de periféricos ha llegado al mundo de las consolas y amenaza con quedarse. Y yo no es que me alegre, precisamente.

Más de uno se echó las manos a la cabeza al leer las declaraciones de Peter Moore en las que anunciaba el lanzamiento de un reproductor de DVD de alta definición conectable a la 360 para competir con el reproductor Blue Ray que la PS3 llevará de serie. !Un ex-Sega proclamando a los cuatro vientos que se iba a lanzar una especie de MegaCD para la consola estrella de su compañía actual! Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Pero en este caso quizá la piedra sea algo diferente. O por lo menos el camino en el que se encuentra.

La compañía de Sonic intentó alcanzar la posición de líder tecnológico en el mercado de videojuegos lanzando complementos para Megadrive que superaban el precio de la misma consola. El ya citado MegaCD o el MegaDrive 32X supusieron sendos fracasos de la estrategia de la empresa nipona en el mercado del entretenimiento doméstico. La causa, el alto coste de estos complementos, que a pesar de potenciar la capacidad de la máquina no ofrecían un auténtico salto generacional. Pero ninguna se libra. Nintendo también sucumbió a la posibilidad de ofrecer a los poseedores de N64 la posibilidad de aumentar la memoria de sus máquinas, adquiriendo una ampliación de RAM de la que harían uso juegos como Turok 2.

Peter Moore le pone garra, eso nadie lo duda...Con estos complementos en el mercado los desarrolladores se encontraron con que una de las grandes ventajas de las consolas frente a los PCs se difumina: el hardware cerrado. Además, los jugadores con algunos duros de más se vieron con el dilema de adquirir algún juego, seguir ahorrando invertir en su máquina como si de un ordenador se tratara o, por el contrario, adquirir otra consola. Pero esta última opción se ha acabado convirtiendo casi en un contrasentido debido a la política multiplataforma de las grandes compañías. Las versiones casi idénticas que aparecen tanto en consolas como en PC, despreciando las características únicas de cada sistema, constituye una de las lacras del sector durante los últimos años. ¿De qué sirve que cada máquina tenga sus pros y sus contras si los que tienen que hacer uso de ellos prefieren obviarlos para ahorrar costes de desarrollo? Y más allá de eso, ¿de qué sirve tener varias consolas de diferentes fabricantes si los juegos a disfrutar son los mismos?

Al numerito de Peter Moore anunciando que GTA IV saldría a la vez en PS3 y Xbox, yo replicaría que la gula envidiosa de Microsoft es un atraso para el sector. Un atraso porque con ese anuncio no da al catálogo de Xbox 360 un valor extra de cara a los jugadores, sino que se lo resta a Sony. Nadie va a comprar Xbox 360 por tener GTA 4, sino que va a hacer que los que tengan Xbox 360 no adquieran una PS3 especialmente para adquirir el título de Rockstar.

MegaDrive 32XTodos éstos males considero que son causados por el que he bautizado como El virus PC. Este virus provocaría que las compañías no distingan entre el mercado de las consolas y de los ordenadores, poniendo en práctica políticas que, en vez de favorecer a los jugadores, parecen destinadas únicamente a reducir costes. Y riesgos. Como el adquirir una franquicia consolidada en vez de invertir en desarrollar una nueva. El sector se hace viejo. Con cada Fable 2, Halo 3 o GTA 4, los únicos que ganan son las compañías. Los jugadores seguimos igual que antes, no nos enriquecemos con nuevas experiencias. Que no os engañen: disparar a dos manos no es precisamente revolucionar un género. Pero que nadie me malinterprete.

Soy el primero en bajarme el video del último Final Fantasy para alucinar con su arte, o de reconocer las numerosísimas virtudes de jugar en PC, sobre todo en lo que respecta a la polarización de los géneros – los simuladores son realmente simuladores, juego online y el fácil acceso a nuevos contenidos. La posibilidad de acceder a los contenidos únicos creados por las comunidades de fans son impresionantes, como lo está demostrando el reciente Oblivion. El factor del precio de los juegos también hay que tenerlo en cuenta. Los juegos de PC suelen costar unos 20 euros menos que los de las consolas de sobremesa. Es decir, que la inversión destinada a las nuevas tarjetas gráficas, memoria RAM, etc. puede llegar a ser amortizada por los jugadores más golosos.

Lo que pasa es que quiero reivindicar la identidad de las consolas, su simplicidad tradicional, la idea de juguete tecnológico, de plug and play, conectar y listo. De que en la variedad está el gusto, que de nada sirve tener la Xbox, GameCube y PS2 si la mayor parte del catálogo es común para las 3. Y es que temo que el Virus PC provoque a la larga la desaparición de las consolas tal y como las conocemos. Y por una simple razón económica : ¿qué es más viable, que un jugador se gaste x dinero en potenciar 3 consolas o en mejorar un único PC? Si las consolas no quieren ver amenazadas su supremacía en el sector del ocio electrónico doméstico deberán ser más cerradas que nunca. Nada de ampliaciones de memoria. Nada de nuevos discos duros. Y sobretodo, que ninguna desarrolladora se relaje con Xbox Live y empiecen a lanzar juegos inacabados para más tarde colgar algún que otro parche. Porque eso no es avanzar, es retroceder. Y nadie quiere ser un cangrejo.

  1. Te doy completamente la razon, con la entrada de las nuevas generaciones de consolas, las diferencias cada vez iba a menos.

    Recuerdo en mis tiempos de antaño ( historias del abuelo cebolleta xD ) que cada sistema era unico, y ofrecia juegos distintos.

    Un juego de spectrum era completamente diferente de uno de Amstrad, a su vez tambien ambos lo eran completamente diferentes del msx, y estos 3 tambien lo eran del Commodore 64.

    Con las consolas de 8 bits pasaba lo mismo, la Nes no tenia nada que ver con la Master System.

    Y con los 16 bits idem de idem, la Super Nintendo en un principio era radicalmente diferente en sus juegos respecto a Megadrive, si bien es cierto que al final de la batalla, los juegos eran practicamente iguales, como por ejemplo Street Fighter 2, salvando las logicas diferencias de color y sonido, superiores en la Super NES, pero tampoco era una diferencia tan brutal como con los primeros juegos.

    Respecto a la turbo grafx, si bien era algo parecida a la megadrive su catalogo de juegos, y el ser un poco hibrida entre los 16 y 8 bits tambien le hacia especial y unica.

    En aquel entonces, estaba la Neo Geo, que grafica y audivisualmente le daba una somanta de palos a las 3 juntas.

    Los nuevos sistemas que llegaron despues de estas, 3DO, Amiga CD32, Atari Jaguar… era radicalmente distintas tambien, con distintos juegos cada una.

    La siguiente generacion, o la misma mejorada, de Saturn y PSX empezaron a acortar diferencias, aunque Saturn mejor tecnicamente salio mal parada.

    Aunque es loable por parte de Nintendo el que sacaran un formato como la Nintendo 64 muy diferente respecto a las 2 anteriores.

    Con la llegada de las siguientes, Dreamcast, PS2 y XBOX ya fue cuando me fui dando cuenta del percal, despues de jugar al Shen Mue de Dreamcast, y verlo en XBOX me dije que ya las compañias no tenian nada que ofrecer, que la unica diferencia sustancial entre una y otra seria el contar con licencias exclusivas.

    El mercado de las consolas, desde entonces me decepcionó, despues de 15 años pegados a la pantalla.

  2. Pingback: THQ ve la luz y reniega de los multiplataformas at

  3. I’m just dropping by to say that I very much liked seeing this post, it’s very clear and well written. Are you considering posting more about this? It appears like there is more fodder here for more posts.

Deja un comentario