King of Figthers XIV: Vuelve el rey de las tortas

Uno de los figthing más veteranos ha vuelto: más grande, mejor y con la misma esencia de siempre: King Of Fighters (KOF). Después de 6 años de su último juego, en la anterior generación, KOF XIV ha vuelto con ese regustillo arcade de los 90 con el que se dio a conocer y que a tantos nos enamoró pero con novedades para encajar en las nuevas generaciones.

Tras los eventos ocurridos en King of Fighters XIII y Ash creando la paradoja temporal, el multimillonario y campeón mundial actual de lucha, Antonov, ha decidido organizar un nuevo torneo King of Fighters: más grande, más espectacular y televisado alrededor de todo el mundo. La nueva oportunidad para arrebatar el título de campeón actual a Antonov y, de paso, para todo tipo de planes…

En esta nueva entrega contamos con la friolera de 50 luchadores que deberemos, como siempre, organizar en equipos de 3. Volvemos a ver a los anteriores equipos de 3, hasta un total de 16, con algunas novedades: el equipo pagado por el anfitrión del torneo: “Official Invitation Team”, cambios sustanciales en algunos equipos, equipos nuevos y fichajes de otras franquicias formando el equipo “Another World”, como Nakoruru de Samurai Shodown, entre otros.

Todos los personajes seleccionables iniciales

SNK ha tomado nota y ha optado por hacer lo que mejor sabe: innovar

Desde su primera entrega en el 94 (KOF’94), toda la franquicia se ha basado en un marcado estilo 2D, si no contamos los olvidables “KOF: Maximum Impact”.
Es por ello, que cuando se anunció este nuevo título y el nuevo rumbo tomado hacia el 3D, no se veía claro entre los fans más aférrimos de la saga.

Tras probarlo con reticencia y miedo, puedo aseguraros que SNK ha hecho un trabajo genial. El 3D encaja como un guante, la sensación en los controles es la misma que en los 2D y es visualmente más “realista” y acorde a las nuevas generaciones, sin olvidar su pasado arcade.

También hay que decir que el parche para mejorar los aspectos visuales ha mejorado muchísimo su aspecto, y aunque hay cosas que siguen por mejorar, en general, el trabajo realizado para corregir tanto errores y arte era algo necesario para que esta entrega luciera como debe.

Novedades en el sistema de combates

Desaparece el sistema “Hyper Drive” para ser sustituido por el antiguo “Max Mode”. Para aquellos nuevos en este sistema, en “Max mode”, podremos realizar ilimitados movimientos especiales durante un periodo de tiempo, dependiendo de vuestro personaje.

Cada personaje cuenta con 3 tipos de Supers: el clásico “Super Special Move”, los “Max Super Special Move” y el nuevo “Climax Super Special Move”.

Tendremos diferentes modos de juego, además del clásico Player Vs Player y Historia, como el modo Misión y Contrarreloj. No faltará el modo online, para combatir con otros jugadores, que cuenta con 3 modos internos: team VS, single VS, y party VS para aquellos que quieran repartir leña por la red, sin olvidarnos del clásico Tutorial y Modo Entrenamiento para practicar nuestros combos. Además, recuperamos al clásico boss y al final boss característicos de la saga.

El King Of Fighters de la nueva generación

A pesar del cambio, KOF XIV se sigue comportando como siempre: los controles heredados de las versiones anteriores hacen que el sistema de combos siga funcionando a la perfección, y aunque es más rápido que Street Figther V, me parece un poco más lento que sus entregas en 2D. Las músicas se han actualizado, pero siguen sonando geniales, como la clásica “Yappari Esaka” del Team Japan. Seguimos teniendo los diálogos especiales entre ciertos luchadores y los finales que tiran de ese pasado que a muchos fans encantará.

La nota positiva es que el cambio a 3D le ha sentado genial, sin perder la temida jugabilidad de sus entregas 2D. La nota negativa se la lleva ciertos aspectos gráficos aún por pulir y el cambio de velocidad que, a pesar de ser sutil, se nota a los que venimos creciendo con esta saga.

A grandes líneas, ha vuelto el mejor KOF posible para la nueva generación, y este KOF vuelve a despertar la chispa adormecida por el nuevo rumbo de este género con los Mortal Kombat, Injustice, dead or alives, Tekkens etc.

Si te gustan los figthings, ya tardas en venirte al ring de King of Fighters XIV. [7.0]

  1. Saludos Jvalis, que puedes comentar del balance? porque siempre ha sido una de las piedras en el zapato, KOF es por radición una de las saas mas desbalanceadas con peleadores abusivamente poderosos. otra son los ESPANTOSOS diseños de algunos de sus peleadores, que parecen sacados de un ánime para colegialas, ridículos hasta la nausea.

    Fuera de eso como dices el juego luce excelente. y si se maneja como las entregas anteriores pues esperemos que regrese la gloria.

    • El control es muy agradecido respecto a las anteriores, no notarás mucha diferencia y te haces rápido con el.

      Una de las características de la saga es eso que comentas: sus diseños, más típicos de la estética real de Japón que otros juegos de lucha.
      La saga siempre ha tomado gran nota de la moda real japonesa en el el momento en que sacaban un título, por lo que aquí siempre se nos ha hechos raro, al estar acostumbrados a otras modas.

      Sobre el balance de personajes: bastante bien, pero no perfecto, hay un par de personajes que en nada despuntan rápido y alguno que se queda a medio camino. Falta depurar, PERO, a nivel jugable: bien, si practicas llegas a poder dominar un equipo muy potente… ahora, recuerda que en el online hay verdaderas máquinas y es difícil ganar algo sin pasarlo mal.

  2. Yo aún no he jugado demasiado al KOF XIV, sólo un par de horas antes de ayer (lo compré aprovechando que estaba rebajando en las ofertas de PS4) y alguna más en las demos que han ido sacando. De momento pinta muy bien, aunque se me hace un poco raro aún después de haber fundido el XIII, al que eché un sinfín de horas. Pero será cuestión de acostumbrarse, no creo que me lleve mucho tiempo.

    El apartado gráfico, aún después de la actualización, sigue siendo bastante flojo, yo lo habría preferido en 2D, aunque visualmente es muy limpio y eso siempre ayuda a la jugabilidad aunque sea un poco más feo.

    He ido comprando la mayoría de juegos de lucha digamos “importantes” de esta generación (salvo el Killer Instict, que sólo lo he probado un poco en Windows 10). Leo muchas quejas en internet de que está siendo un desastre de generación en este estilo de juegos. La culpa de que la gente piense así es de SFV, eso está claro. Y no por su apartado jugable, que es muy bueno, sino por su falta de contenidos y, sobre todo, por el modelo de negocio que ha elegido Capcom para su nuevo título.

    Pero… no es el único juego de lucha que hay. Con lo poco que he jugado a KOF XIV, ya me ha parecido bastante superior a SFV. Y luego están los nuevos BlazBlue y, sobre todo, Guilty Gear, que, siempre en mi opinión, le dan un auténtico baño al juego de Capcom en todos los sentidos.

    En el caso de estos dos últimos, a mucha gente le echa un poco para atrás el apartado artístico. A mi personalmente me gusta bastante, sobre todo el Guilty Gear, aunque he de reconocer, que me cuesta un poco tragar con el diseño de los personajes femeninos de BlazBlue. En lo jugable, ya se aleja un poco de lo que proponen SFV y KOF XIV. Aun siendo todos juegos de lucha 2D, tienen ritmos totalmente diferentes.

    Pero el caso es que creo que hay bastantes juegos del género para dar muchas horas de entretenimiento. Se que éste no era el debate, que sólo era el análisis de un juego, pero me apetecía comentarlo.

    Y para terminar, con respecto a KOF XIV, he visto otros análisis que comentan que para jugarlo bien es imprescindible un Arcade Stick. Eso es una chorrada. Yo me preparé uno para PS4 y PC la primavera pasada. Funciona de maravilla y estoy disfrutando del género como no lo había hecho desde que jugaba en los salones recreativos de pequeño, me resulta mucho más divertido que jugar con un mando. Pero no soy mejor jugador. Unas cosas las hago mejor con mando, otras con Arcade Stick, pero en general creo que tengo un nivel parecido con ambos. Un buen jugador de mando puede ganar perfectamente a uno de stick.

    Y ya paro con la parrafada 😉

Deja un comentario