Reseña: Top Spin 2K25, el tenis regresa por la puerta grande

Los juegos de tenis, al menos los buenos, me flipan. Desde que aluciné pepinos con Super Tenis de Super Nintendo, los videojuegos de tenis han sido una de mis fantasías. Los Virtua Tennis y los Top Spin me han acompañado muchísimas horas de jugador, y he sufrido muchísimo la sequía de juegos del género.

Ha tenido que ser 2K la que se ha atrevido a volver a apostar por un género que parecía haber sido abandonado. 13 años después de Top Spin 4 llega este 2K25, el aparente reinicio de la franquicia, que aúna una jugabilidad, adelanto, imbatible, con esa tan polémica capa de microtransacciones de los NBA 2K.

Así, en Top Spin 2K25 podremos jugar partidos en Exhibición, pero la gracia es crearnos un o una tenista con la que embarcarnos en el modo Mi Carrera e inflarle las estadísticas para poder convertirle en un hueso duro de roer en esa jungla que es el online. Por lo que he podido ver en los enfrentamientos por Internet, no hay match making basado en los stats de los jugadores, por lo que va en nuestro propio beneficio – más bien supervivencia – el colocar a nuestro PJ en el nivel 30, el máximo que el juego permite, antes de enfrascarse en esos enfrentamientos online con tu propio PJ.

Como referencia, a mi me ha llevado unas 25 horas el alcanzar el nivel máximo, más luego el tiempo que inviertas en completar la setup de los ajustes de la raqueta de nivel 3, que son los que permiten acceder a las habilidades especiales. Estos ajustes se irán desbloqueando a medida que juegues partidos una vez alcances el nivel 30. Y es que si no acabaremos en partidos absolutamente desiguales que no producirán más que frustración. Por cierto, no hay forma, de momento, de jugar contra nuestros conocidos. 2K anunció que esto se habilitaría en una futura actualización, por lo que habrá que esperar.

El problema, el mismo que en los NBA 2K, que para subir los stats hay que picar piedra, pero pagando boosters de experiencia la cosa es bastante más llevadera. ¿Esto convierte a Top Spin 2K5 en un pay per win? No, porque puedes conseguir lo mismo jugando mucho. Pero si pagas, tendrás que invertir menos horas.

Si no te apetece invertir tantas horas en crearte un personaje de nivel, quizá quieras dedicarte a los modos de Exhibición Online y el 2K Tour, que nos permiten jugar con tenistas profesionales y enfrentarnos en partidas ranked o por pura diversión, eso ya depende de ti.

Se podría decir que el modo Mi Carrera es el principal del juego, se juega como si nos encontráramos gestionando la carrera de nuestro – o nuestros – personajes. Podremos entrenar, participar en eventos especiales y competir. Como parte de la «simulación» que el Top Spin 2K25 propone, habrá que tener en cuenta que nuestro PJ se cansará a medida que realice actividades, por lo que tendremos que invertir la moneda del juego en comprar casas (que primero tendremos que desbloquear) y contratar personal que velen por nuestra integridad física. No hacerlo podrá resultar en el mejor de los casos en un rendimiento pobre en los partidos, y en el peor en lesiones que nos tendrán apartados de las pistas durante unas cuantas semanas.

A medida que vayamos consiguiendo trofeos y superando retos, conseguiremos puntos de experiencia con los que podremos aumentar el nivel de nuestro personaje, así como moneda ingame con la que, por ejemplo, podremos activar los ajustes de la raqueta que nos abrirán la puerta a inflar aún más las stats. También iremos consiguiendo complementos estéticos con los que personalizar a nuestro jugador, y otorgarle un aspecto único sin necesidad de pasar por caja.

Gráficamente Top Spin 2K25 cuenta con cosas brutales, como la presentación de los diferentes torneos la primera vez que los juegas. También los efectos de luz, que se mostrarán en todo su esplendor en las sombras o al cambiar de lado en la pista o al disfrutar de la misma en diferentes horas del día. Otros aspectos tremendamente cuidado es la forma en la que se ha implementado la tierra batida, tanto con las animaciones de deslizarse sobre la tierra, las marcas de las zapatillas en la arena o el polvillo que se levantará con cada bote de la pelota. También me gustaría destacar la forma en la que Top Spin 2K25 enlaza las animaciones de los personajes, creando secuencias perfectamente coreografiadas sin saltos destacables, quedando todo muy natural.

En los puntos menos brillantes incluiría las entregas de premios de los campeonatos, que son todas iguales. También el modelado de algunos y algunas de los tenistas VIP incluidos. Carlos Alcaraz, en mi opinión, no está brillantemente implementado y otros como la leyenda Pete Sampras son difícilmente reconocibles. Roger Federer, Serena Williams, Steffi Graf, McEnroe, Paula Badosa o Agassi han corrido bastante mejor suerte, con aspectos muy trabajados. En cuanto a otros elementos más secundarios, como los recogepelotas, que no hacen siquiera el amago de moverse para ir a buscar nada.

Otro apartado muy destacable, en mi opinión, son los efectos de sonido. La forma en la que se ha implementado el sonido del golpeo de la raqueta a la pelota, el bote de la misma al impactar en la pista, el sonido en el campo, tanto ambiental del público, como el producido por los jugadores, el lejano tráfico o el eventual helicóptero que estará cubriendo el evento, la genial narración de McEnroe en el modo entrenamiento o los veredictos de los jueces durante el partido son brillantes.

Si el precio por tener una maravilla jugable como Top Spin 2K25 son las microtransacciones, pues habrá que pasar por el aro. La última vez que lo miré las desarrolladoras no hacían precisamente cola para lanzar juegazos de tenis, así que habrá que ser agradecidos y quedarse con la parte buena: que Top Spin 2K25 se controla de vicio y que el tenis regresa por la puerta grande. [90]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − tres =