Los nuevos despidos de Xbox. A dónde iremos a parar

Cuando parecía que los cierres y los despidos en la industria, por lo menos por parte de las compañías grandes, iban a parar, nos despertamos con la noticia que Xbox ha cerrado cuatro estudios y despedido a más personas. Al parecer hacer las cosas bien tampoco es suficiente.

xbox game studios

Difícil momento

Arkane Austin, Tango Gameworks, Alpha Dog Games y Roundhound games han sido los estudios que Microsoft ha decidido cerrar, perjudicando a cientos de personas y dejando preguntas y tristeza en el aire.

En el caso de Arkane Austin el fracaso de Redfall parece ser el culpable, pero no se menciona algún directivo, de esos que insistió en hacerlo un juego como servicio, como alguno de los perjudicados, y no se le otorgó al estudio la posibilidad de redimirse con un título single player de esos que tan bien le quedaban.

Lo de Tango Gameworks es más triste aún, ya que primero fueron los aplausos por el exitoso lanzamiento de Hi-Fi Rush y la recompensa es el cierre casi un año después, lo que es inexplicable y deja muchas dudas.

El cierre de Alpha Dog Games pone fin a Mighty Doom, el título para móviles de la saga. Una plataforma que Xbox busca explotar, incluso compraron King para aumentar su mercado, pero al parecer los resultados de este juego tampoco fueron suficientes.

Redfall

¿Cuánto es suficiente?

Los motivos de Microsoft para estos cierres son temas de dinero, el cual será invertido en juegos de más impacto y éxito, pero incluso eso ya pone a pensar. Porque si regresamos a Hi-Fi Rush, ellos mismos lo catalogaron como éxito, ¿que faltó entonces?.

En los últimos años hemos venido viendo cómo el mundo del entretenimiento en general exige unas ganancias altísimas para mantener vivas franquicias y/o proyectos. La serie Sandman de Netflix estuvo al borde la cancelación y de la segunda temporada de Fallout no se habló hasta tener los datos de audiencia, a pesar de la buena calidad de la serie.

Algunos juegos ya han llegado a situaciones extremas como cobrar más de 40 dólares por una skin (Call of duty) o más de 100 dólares por una versión digital (Star Wars Outlaws). El problema es que cuando la estrategia funciona, los demás van a querer su porción del pastel.

Hi-Fi Rush

El listón se ha puesto muy alto a nivel de cantidad, pero no de calidad. Se quiere presumir de números, a pesar de que el contenido sea flojo y por el momento cuesta creer como algunos proyectos flojos siguen vivos cuando otros mucho más interesantes terminan cancelados al no alcanzar esos números absurdos.

Cerrando el círculo

Cuando todo se mira con ambición se pierde el resto del paisaje. Claro que los juegos como servicio dan dinero, pero no hay cama para tanta gente y a menos que la propuesta sea muy novedosa, el juego será uno del montón. Hay público para todo y a lo mejor una inversión en un mundo abierto, con actualizaciones cada mes, pases de batalla y demás, se pueda convertir en varios single player con gran historia o mecánicas novedosas, entregando mejores rendimientos económicos.

Cuánto tiempo esperamos por el nuevo juego de Rocksteady, que por puras políticas empresariales terminó siendo lo que es, un título abandonado, con una gran equipo detrás y una de las licencias más deseadas por cualquier estudio de desarrollo. Similar al caso Redfall, donde debieron dejar que Arkane hiciera lo que mejor sabe hacer y que nos ha dejado títulos memorables.

Estamos llegando a un punto donde la mayoría de compañías grandes quieren hacer lo mismo. Las propuestas novedosas son escasas, se vive de remasterizaciones, se pegan de nombres conocidos para hacer un battle royale, survival o extraction shooter genérico, porque ahí es donde está el dinero.

wb games

Cuando algún equipo decide salirse del molde, la presión es aún mayor, porque igual se deben ajustar a la exigencia de los números y el dinero, cosa que le ha pasado al genial Prince of Persia: The lost crown.

Ya no sé que pensar

Entiendo que este tipo de empresas se crean para generar ganancias, no son organizaciones de caridad. También me queda claro que cuando se realiza un proceso de compra algunos cargos van a desaparecer. Se supone que Xbox ya había pasado por eso y ahora el enfoque era entregar los mejores juegos y unir a la comunidad.

Tristemente han sido varias las noticias de recortes y cierres, incluso cuando los juegos son exitosos y ni hablemos de estudios que se han mantenido en silencio por mucho tiempo. Perfect Dark, State of Decay 3, Fable. El tiempo ha pasado y no se sabe nada de ellos. ¿Será momento de preocuparse?

Sin estar metido 100% en esta industria, la noticia de hoy me dolió. Por los proyectos, por las compañías y sobre todo por las personas. Espero que la situación en la industria se corrija y no quedamos abocados a solo un par de géneros porque “son los que dan dinero”. De ser ese el caso será mi señal para abandonar el barco.

  1. Grande Mau.

    Esto apesta, así de claro. Esto ya no va de videojuegos, porque si así fuera, la gente detrás de HiFi Rush habría sido ascendida y les habrían puesto a dirigir una división dentro de Xbox.

  2. Despidos en Sony, despidos en Microsoft, compañías que cierran, otras que son absorbidas cuando están casi quebradas…

    Pero esto no afecta a la Gran N, que está creciendo y contratando gente, con un par. Mientras, sonyers y xboxers pueden seguir con la cantinela de que sólo tienen juegos para niños y mimimí… al tiempo que sus compañías siguen copiando a Nintendo, ahora con el tema portátil, según se cacarea.

    Y repito que soy usuario multiplataforma, veo todo esto desde mi nave y me la sopla bastante. 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + diecinueve =