La magia de las pegatinas inunda tu consola

Paper Mario Sticker Star fue uno de los primeros títulos anunciados para Nintendo 3DS que acompañarían a la portátil durante su salida al mercado. Sin embargo, el producto estaba lejos de ser acabado y se necesitó algo más de tiempo para ser pulido.

Paper Mario

Se ha hecho esperar pero por fin tenemos entre nosotros la nueva entrega de esta peculiar saga que si bien no tiene tanto éxito como los juegos de plataformas desarrollados en perspectiva bidimensional, cuenta con una gran cantidad de seguidores gracias a su mayor complejidad, su irresistible carisma y un guión más complejo.

El mundo de papel de Mario vuelve a desplegarse más bello que nunca gracias al efecto 3D de la consola y promete ser uno de los títulos más completos de todo su catálogo. Acompaña a Mario en una mágica aventura para salvar una vez más al reino champiñón de los malvados planes de Bowser y convertirse de nuevo en el esperado héroe que todos necesitan. ¡Deja que la magia de las pegatinas inunde tu consola!

Paper Mario

Una vez al año se celebra el festival de las estrellas, un evento fabuloso en el que aparece el Cometa Pegatina, un mágico astro que concede un deseo a quien lo toque. Al enterarse de ello, Bowser irrumpe en la fiesta y toca el cometa, deseando convertirse en un rey todopoderoso con el fin de acabar con el mundo de Mario y secuestrar nuevamente a la princesa. Este gesto provoca que el astro se destruya en mil pedazos en forma de pegatinas, siendo nuestro cometido restaurar el poder del cometa y liberar a nuestra amada de las garras del enemigo.

A lo largo del viaje Mario no se encontrará solo, sino que irá acompañado en todo momento de Tina, una pegatina mágica que le hará de guía al más puro estilo del hada Navi en Ocarina of Time. A veces puede resultar algo irritante, sobre todo si pasamos de ella o no hacemos las cosas tan rápido como quisiera, aunque también tiene su gracia y nos reiremos bastante con ella.

Paper Mario

Si en algo destaca este Paper Mario sobre el resto es en la pegatinas y la manera en la que las gestionamos y utilizamos. Digamos que es el pilar básico sobre el que se sustenta la aventura, pudiendo encontrar cientos de ellas repartidas por todo el escenario. Resulta fundamental equiparnos de un gran número de estos adhesivos si queremos proseguir con nuestro viaje o enfrentarnos con el enemigo, ya que las usaremos para atacar a los malvados o para restaurar el escenario.

Existen dos tipos de pegatinas, las normales y las especiales. Las normales son las básicas que podemos encontrarnos por la fase, al derrotar contrincantes o las que compramos en la tienda, mientras que las especiales debemos fabricarlas a partir de otras. Estas últimas son la mar de peculiares y asombrosas, permitiéndonos ejecutar ataques que barrerán de un plumazo a nuestro rivales, como unas tijeras, un ventilador gigante o un gato de la suerte chino. Estos adhesivos sólo podemos utilizarlos una vez, de modo que si queremos utilizarlos de nuevo tenemos que buscarlos y volver a fabricarlos. Además de las normales y especiales, las pegatinas pueden estar impresas en papel de mala o buena calidad. Las de mala calidad duran poco en los combates y acaban estropeándose rápidamente, mientras que las de mejor calidad durarán mucho más e infringirán mayor daño.

Paper Mario

Las fases están pobladas por enemigos y el combate empezará cuando nos acerquemos a ellos o si logran atraparnos. Si en vez de tocarlos sin mas conseguimos golpearles con algún arma o saltar encima de ellos, comenzaremos el combate con cierta ventaja al ser los primeros en provocarles daño. Como buen RPG, los enfrentamientos serán por turnos y será esencial el uso de las pegatinas para superarlos. Cada pegatina nos permitirá ejecutar una habilidad distinta, como cubrirnos, curarnos o atacar, y aunque al principio los enfrentamientos son bastante simples, más adelante se vuelven más difíciles y por tanto debemos hacer un uso inteligente de las pegatinas. Desgraciadamente, si nos enfrentamos a más de un enemigo no podemos seleccionar el blanco que deseemos, sino que automáticamente atacamos al primero que se encuentre en la fila, lo que le resta estrategia.

Paper Mario

Al acabar con los enemigos recibimos monedas de oro que nos permiten comprar nuevas pegatinas en la tienda o gastarlas en una máquina tragaperras a cambio de recompensas. Los combates son entretenidos, pero a la larga pueden llegar a cansar, pues la recompensa siempre serán monedas y nuestro personaje no sube de nivel al combatir. Como no existe ningún incentivo por el cual debamos combatir aparte de conseguir el vil metal, llegará un momento en el que nos pondremos a esquivar a los enemigos por el escenario para evitar enfrentamientos innecesarios, pues acumularemos tanto oro que por mucho que lo gastemos en comprar pegatinas tendremos tanta cantidad que no sabremos qué hacer con él.

Por tanto, al perder el interés en los combates nuestro mayor reto será explorar los escenarios en busca de sus secretos y de pegatinas raras. A diferencia de otros juegos en los que los sitios ocultos son meras anécdotas, aquí descubrirlos casi todos se convierte en obligación, pues debemos encontrarlos si queremos avanzar en nuestro viaje. Además, los personajes secundarios nos propondrán diversos retos en los que debemos patearnos el escenario de arriba abajo, buscando en cada rincón y fijarnos en cualquier cosa u objeto que pueda resultar sospechoso. Encontrar el camino correcto puede resultar muy difícil, con puzles bastante complejos que requieren no sólo nuestro ingenio, sino también disponer de las pegatinas adecuadas para poder resolverlos. Algunos de estos acertijos puede llegar a desesperar a más de uno y para colmo nuestra ayudante apenas nos facilita pistas, de modo que todo el peso de la exploración y resolución de puzles recae sobre nuestros hombros.

Paper Mario

El mundo de Mario se divide a su vez en 6 submundos, cada uno ambientado en un lugar distinto, siendo éstos muy parecidos a los de New Super Mario Bros. Nuestro objetivo consiste en resolver los puzles y encontrar un trozo del cometa mágico. La estructura del mapa es parecida a la de Super Mario Wold, lo que nos permite desplazarnos de un punto a otro del mapa de forma rápida y cómoda. Los gráficos de este Sticker Star son muy bonitos, vistosos y repletos de color, mostrando un mundo hecho de papel fantástico que recuerda a los cuentos plegables que disfrutamos de niño. El efecto 3D de la consola nos permite sumergirnos de lleno en este fantástico cuento, con una sensación de profundidad muy atractiva sin la cual no se disfruta del juego de igual modo que si lo hiciésemos en 2D. La banda sonora mezcla temas nuevos con otros clásicos que recuerdan mucho a anteriores entregas del fontanero.

El juego es bastante largo, sobre todo si nos entretenemos buscando sus escondrijos y secretos, lo que nos puede llevar tranquilamente unas 25 horas, aunque también repercute en lo rápidos que seamos resolviendo los puzles y no nos estanquemos en algún combate. Si queremos que la duración del título ascienda a muchas mas horas, podéis entreteneros en completar todo el álbum de pegatinas, tarea bastante difícil que requiere no sólo inspeccionar cada elemento del escenario sino también rejugarse la aventura.

Si eres poseedor de una 3DS, Paper Mario Sticker Star es una compra muy recomendada para los fans del personaje y para todos aquellos que buscan algo más de profundidad y madurez en la franquicia. Con lo nuevo de Nintendo no hay lugar para el aburrimiento y siempre tendrás tareas que cumplir, por lo que la diversión está asegurada. Si además de su complejidad añadimos un sentido del humor marca de la casa, te esperan mogollón de carcajadas que disfrutarás de principio a fin, con multitud de guiños y referencias a otros títulos de la franquicia. ¡Los cuentos clásicos recobran vida con Mario y sus amigos! [80]

Deja un comentario