“The House of the Dead: Overkill es uno de los mejores shooters onrails de todos los tiempos” [Análisis]

Time Crisis, Silent Scope, Operation Wolf, haced sitio, porque os creadores de The House of the Dead: Overkill, Headstrong Games, se merecen un monumento. La saga a la que pertenece – incluso podría decirse que el mismo género – estaba completamente estancada y, peor aún, no vislumbraba una salvación más allá de cameos imposibles como el visto en Sega Superstar Tenis. Y ahora llega este Overkill, un homenaje indispensable a las series de policías de los años 80, al cine gore, a las sesiones dobles, a Planet Terror…

house_of_the_dead__overkill_-_gc-1


¿Cómo reinventar una saga y el género en el que ésta se sustenta? La respuesta, al menos en el caso de The House of the Dead: Overkill, ha sido potenciar la ambientación. Con un estilo muy ochentero y gamberro, toneladas de gore, unas voces impagables, una banda sonora totalmente imprescindible, unos personajes inolvidables, el juego desarrollado por Headstrong Games consigue no aburrir en ningún momento, a pesar de que la mecánica de juego sigue siendo, en esencia, la misma de siempre. Y eso tiene mucho mérito.

Como buen shooter onrails en ningún momento podremos decidir qué dirección tomar. Esta falta de libertad se intenta remediar con la presencia de items localizados por los escenarios que deberéis disparar si queréis activar. Aparte estarán los acostumbrados bonificadores por precisión, headshots, continues utilizados, etc. Con el dinero conseguido en cada nivel podréis comprar nuevas armas con las que ganar algo de ventaja a la hora de combatir a los cientos de zombies que nos incordiarán en cada nivel. Ahí encontramos el principal aliciente de rejugar cualquiera de las pantallas – que por cierto están presentadas como si fueran películas independientes, con su cartel y todo: El recopilar el dinero suficiente a base de jugar y rejugar los mismos niveles.

Menudo descubrimiento. A mi entender, The House of the Dead: Overkill debería ser considerado como una de las grandes joyas del catálogo de Wii y de la actual generación en general. Compra obligada para todos los amantes de las películas de zombies y de la estética ochentera.

  1. Lo ratifico, el juego de las narices se sale por los cuatro costados.

    Un saludo

    P.D:¿habéis contado la cantidad de f*ck/ing que hay? XD

  2. Pingback: Noticias sobre videojuegos y consolas » HoD Overkill: metanálisis

  3. Pingback: Ju-on, sustitos para Wii | Akihabara Blues

  4. Pingback: Akihabara Blues

  5. Pingback: Miyamoto callando bocas: “El próximo Zelda de Wii tendrá gráficos impresionantes” | Akihabara Blues

Deja un comentario