Uncharted: The Lost Legacy, el legado de Naughty Dog

A Naughty Dog se le conoce por realizar títulos con un gran acabado, tanto a nivel visual como por su calidad narrativa. También están considerados como uno de los mejores estudios a la hora de contarnos historias y lo llevan demostrando desde hace muchos años.

Quizás el punto de inflexión llegó con The Last of Us (Naughty Dog, 2013), con Neil Druckmann y Bruce Straley a la cabeza del estudio, que fueron capaces de crear un videojuego más maduro, una clara metáfora a la evolución y crecimiento del estudio californiano, que comenzó su andadura creando excelentes títulos plataformas como Crash y Jak & Daxter.

Cuando el año pasado recibimos Uncharted 4 (Naughty Dog, 2016) sabíamos que tendría un tono más oscuro o menos distendido, con la salida de Amy Hennig como directora y con los nuevos capitanes de barco de ND al mando Bruce y Neil, todo adquirió un matiz distinto, todo sonaba a despedida y para mí, presenciamos un gran cierre para la saga de Nathan Drake, con la entrada de su hermano Samuel pudimos recorrer el Caribe, Escocia o Madagascar.

Todo presentaba un nivel estratosférico, tanto animaciones como apartado técnico y un sin fin de detalles que nos dejaron con la boca abierta. A nivel argumental creo que consiguieron crear una aventura sensacional y además añadieron un toque sandbox en algún escenario, cosa que le sentó de maravilla. En Uncharted 4 aparecieron los viejos rockeros de siempre, Elena, Sully y Nathan, pero también nacieron nuevos héroes y villanos como Sam, Casiie, Rafe y Nadine.

Pero la gran mayoría echamos de menos a Chloe, la antigua y carismática novia de Nathan y con bastante protagonismo en Uncharted 2 (Naughty Dog, 2009) y otras entregas anteriores, un personaje sin duda importante en la saga y que volverá a tener protagonismo en el próximo Uncharted: The Lost Legacy, título que se lanzará en nuestro país el 23 de agosto. De hecho, Chloe tendrá todo el protagonismo, ya que por primera vez en la saga tomaremos el control de un personaje que no es Nathan, obviando el final del 4.

En su lugar manejaremos a la aventurera ex de Drake que, por alguna razón que todavía no conocemos, se ha aliado con Nadine, la antagonista del final del ladrón. Las dos irán en busca de artefactos y tesoros con la India como escenario principal y un desarrollo más abierto, pero con tramos lineales típicos de la saga, más hincapié en el sigilo y en el combate cuerpo a cuerpo, pues Chloe es especialista en repartir golpes al igual que Nadine Ross. Lo que empezó como una expansión de Uncharted 4: A Thief´s End se ha convertido en un juego propio de más de 10 horas de duración que incluso podremos comprar por separado, tanto en digital como en físico.

Además, creo que desde Sony han tomado una buena decisión al venderlo a precio reducido, 40 euros por un juego de Naughty Dog de más de 10 horas en el que además se ha puesto toda la carne en el asador para que reciba un nivel de producción y acabado marca de la casa, parece una buena inversión de la que seguro quedaré satisfecho.

El título del post lleva la coletilla “El legado de Naughty Dog”, para mí uno de los mejores estudios del mundo y creador de uno de mis títulos favoritos de todos los tiempos: The Last of Us. Llegado este momento, espero The Lost Legacy con ilusión. Uncharted 2 y Uncharted 4 me parecen juegos sobresalientes pero, para que engañaros, el día que tenga en mis manos The Last of Us Part II será un momento inigualable que habrá que disfrutar como merece: palomitas, refresco y mantita

  1. Que se olviden de Uncharted y sigan con TLOU al menos con otra entrega y preparen otra nueva IP. Con esto y las remasterizaciones hay Naughty para rato.

Deja un comentario