Análisis de Cossacks 3, de GSC Game World, para Steam

Si os digo GSC Game World, quizás no os suene de nada, pero eso puede seguro que cambia al oír la palabra, S.T.A.L.K.E.R. Esa gran saga de FPS de mundo abierto que ha conseguido hacerse un hueco de los amantes del género.

GSC Game World nos trae Cossacks 3

Pero S.T.A.L.K.E.R. no es la única saga de la compañía, ni tampoco es la primera. A comienzos del nuevo milenio se ponía a la venta el Cossacks: European Wars, el primer título de los ucranianos, un juego de estrategia que en su momento recibió críticas bastante buenas.

Ahora nos encontramos ante Cossacks 3, que cumple una doble función. Principalmente, es un remake del primer título antes mencionado, solo que intentando actualizarlo a los tiempos que corren (y digo intentando porque el juego gráficamente es realmente pobre). También es el intento de GSC de devolverle la vida a una saga de la que no veíamos un juego nuevo desde hace 10 años. Se rumoreaba que el dinero que consiguieran con las ventas iría destinado al también rumoreado S.T.A.L.K.E.R 2, pero este está cancelado, por lo que no hay nada seguro.

Los RTS no pasan por un buen momento

Cossacks 3 es uno de esos juegos que hoy en día no abundan. Los juegos de estrategia no tienen el tirón que tenían antes, y menos si son en tiempo real y tan clásicos como este. Por esta razón rompo una lanza por GSC, que se atreven con el género, que son valientes y van a contracorriente. La ambientación es en torno a los siglos diecisiete y dieciocho, y los países a elegir van Venecia a España, pasando por muchos de los países de Europa Central.

En cuanto a contenido, el título hace gala de cinco campañas históricas, cada una de ellas con cinco misiones. Además, el título posee un tutorial que ilustra perfectamente los tejemanejes del juego, además de varias misiones que han ido añadiendo después de la salida del juego. El soporte durante todo este tiempo ha sido francamente bueno, con una buena variedad de DLCs gratuitos y otros a un precio realmente competitivo. Parece que GSC se toma en serio lo de mantener vivo al título, así que seguramente veremos más expansiones en el futuro. A día de hoy siguen sacando parches para mejorar algunos de los problemas, y ha pasado ya mucho tiempo desde que salió a la venta.

Cossacks 3 es un RTS de corte clásico

En lo referente a la jugabilidad, Cossacks 3 es de corte clásico, donde las batallas son el punto principal del título, pero donde tampoco se deja atrás la gestión de recursos o la construcción de bases. Disponemos de seis recursos distintos: madera, alimentos, piedra, oro, cobre y carbón. Cada uno de ellos sirve para crear un tipo de construcción o de unidad. Para conseguir los minerales deberemos encontrar minas de ese material, algo complicado en algunos de los mapas. Lo bueno es que todos los materiales son infinitos, por lo que una vez encontrados solo queda defenderlos para que no caigan en malas manos. Las granjas también son infinitas, y se puede poner a trabajar en ellas a todos los campesinos que queramos. El juego apuesta por las partidas largas, y por los combates gargantuescos entre cientos (sino miles) de unidades. Y está claro que para ello hace falta una cantidad ingente de recursos.

En lo referente a edificios, el título también va servido; los típicos establos y barracones, la iglesia donde crear a los monjes (aunque estos no convierten a los enemigos, solo curan a los aliados), la academia donde mejorar las tecnologías, y varios más. No innova nada, pero lo que hay funciona muy bien. Visualmente los edificios son extraños, como fuera de perspectiva, pero eso ya lo comentaré más adelante, en lo relacionado al aspecto visual.

cossacks-3 003

Unidades casi infinitas

La unidades son todo lo variadas que permite la época donde se desarrolla el título. Obviamente, destacan dos tipo de unidades, la caballería y los mosqueteros. Con un buen ejército de estos dos tipos de unidades podremos ganar prácticamente todas las batallas. También hay otras unidades como piqueros o cañones, y seguro que se podrán montar estrategias realmente elaboradas con ellos, pero lo que yo he jugado ha consistido en hacer caballería básica junto a un buen número de mosqueteros.

Y así llegamos al que para mi es uno de los mejores puntos del juego, la capacidad prácticamente infinita de unidades que podemos crear. Cuando era pequeño recuerdo jugar al Age of Empires II o al Empire Earth, y preocuparme porque los ejércitos siempre eran demasiado pequeños (cosa normal por otra parte, dadas las limitaciones de la época). En juegos de estrategia valoro mucho el tamaño y la cantidad, de ahí que me gusten los Total War, y me gusta la libertad de este Cossacks 3 en ese aspecto. En las características del juego se indica que se puede llegar hasta los 32.000 soldados en el campo de batalla, pero me parece realmente complicado llegar a esos números. Supongo que no habrá ordenador a día de hoy capaz de mover a tantas unidades a la vez, pero está bien que den la posibilidad.

El juego dispone de un editor muy divertido, en el que podemos probar la variedad de unidades, y sobre todo, poner en aprietos al motor del juego con un gran número de las mismas. Aunque las posibilidades iniciales no van mucho más allá de crear y ver a las unidades en acción, hay opción de entrar en el editor fuera del título. En este las posibilidades se multiplican, y podremos modificar desde el escenario a añadir escenarios. Si en algún momento probásteis el editor del Age of Empires 2, este es muy similar casi en todos los niveles.

cossacks-3 004

Un remake que tiene bajones gráficos

En el apartado visual es donde más altibajos encontraremos. Antes comenté que el título era un remake, y que, como tal, debería de suponer una mejora sustancial en el terreno visual. Esto desde luego se cumple, pero hay algo que no ha quedado bien, es difícil de explicar, pero creo que viendo unas imágenes o un video puede quedar claro. Los edificios están a una escala extraña, como demasiado pequeños respecto a las unidades; pero eso no es todo, también parece como si los sprites usados para los edificios y los usados para las unidades fueran distintos. El resultado visual es extraño, como si las cosas no casaran en el resultado final. Esto puede ser una percepción mía, pero creo que podría haber trabajado más en este campo.

En resumen, Cossacks 3 es un título que se deja jugar, con una cantidad de contenido enorme (en parte gracias a ser un remake) y con una jugabilidad muy clásica pero que todavía a día de hoy se mantiene fresca y divertida. Si lo que os apetece es un RTS de los de toda la vida pero con soporte a día de hoy, es una opción muy a tener en cuenta. Teniendo en cuenta que dentro de unos meses se van a publicar las ediciones remasterizadas de los Age of Empires, es un buen aperitivo para ir calentando motores. [68]

Deja un comentario