Donkey Kong es muy grande también en Nintendo 3DS

Han pasado más de dos años desde que saliera a la venta uno de los mejores juegos de plataformas de esta generación, se trataba ni más ni menos que de Donkey Kong Country Returns, en la ya anciana Wii. Ahora, con ciertas novedades y en 3D, llega a la portátil de Nintendo para sumarse al ya surtido catálogo, el cual comienza a antojarse cada vez más excelso.

Retro Studios, autores de la saga Metroid Prime o Mario Kart 7, se encargaba de este juego en su edición de sobremesa, atreviéndose a tomar las riendas de una saga que ya triunfó en SNES, volviendo a rozar la perfección y consolidándose así como una de las compañías más respetadas por los nintenderos.

 

Donkey Kong Country Returns 3DS

Donkey Kong es una estrella.

Hace unos meses, en uno de los ya famosos Nintendo Direct, nos enterábamos de que esta brillante versión llegaría a Nintendo 3DS, prometiendo novedades jugables y sobre todo por mantener la esencia intacta. Cabe destacar que ahora sería Monster Games (creadores de Pilotwings Resort, también en 3DS) la encargada de traerlo a la portátil.

Decir que a los que no hayan jugado al título en sobremesa, se van a encontrar con un plataformas 2D en scroll horizontal de la vieja escuela, con una dificultad endiablada en ciertos puntos, haciéndonos perder vidas (globos en este caso) casi sin darnos cuenta. Al comenzar, se nos mostrará una cinemática donde una especie tribu pretenderá llevarse todos los plátanos hipnotizando a todo el mundo, algo que no afectará a Donkey Kong ni a Diddy, por lo que nos tomaremos el papel inevitablemente de héroes. Es hora de tomar el control del carismático y bruto Donkey.

DONKEY KONG EN ESTADO PURO
La temática es la típica ya vista en la saga, bastante sencillo de entender y dirigido a todo tipo de jugadores: División en mundos con diferentes niveles, sumado a un jefe final al que tendremos que derrotar aprendiendo su patrón particular de actuación para avanzar al siguiente mundo. En el mapeado escogeremos la fase, así como desbloquear niveles ocultos que podremos comprar en la tienda a cambio de monedas de oro, las cuales conseguiremos en cada fase.

La dificultad está bien ajustada, va aumentando de forma gradual a medida que vamos avanzando y que como decía, será en ocasiones muy alta, pues tendremos que medir muy bien la profundidad de nuestros saltos, etc.

Jugaremos de nuevo en la playa, en la jungla, en la mina… En otros nos montaremos sobre diferentes y curiosos vehículos, como el barril cohete, que nos hará enfrentarnos a todo lo que se interponga ante nosotros al más puro estilo shoot’em up; también estará Rambi, el rinoceronte. Todo se mantiene.

Una vez terminados los ocho mundos, desbloquearemos otro más, con ocho fases totalmente nuevas y tremendamente desafiantes, ofreciendo un total de más de 70 niveles. La duración del juego aumentará sensiblemente si además tratas de conseguir todas las letras con las que formar la palabra KONG en cada pantalla, o lo mismo en caso de las piezas de puzle. Puede durarte semanas. Muy rejugable.

Todo ello con una tasa de 30 fps bastante estables, aspecto en el que se ve resentido con respecto a la versión de Wii, a 60. Gráficamente es una gran adaptación, que demuestra hasta dónde puede llegar esta consola. En algunos puntos encontraremos dientes de sierra e incorrecciones gráficas que ni mucho menos empeoran ni son incómodas a nivel jugable. Por su parte, el nivel de detalle es muy bueno, ofreciendo en todo momento movimiento en todo el escenario, haciendo de éste un entorno igual de vivo que el de la edición doméstica.

El efecto 3D es un tanto superficial, quizás desaprovechado desde mi punto de vista, pues es aquí, en los plataformas en dos dimensiones, donde se puede sacar más partido a este sistema, con diferenciación de capas y una sensación de profundidad que puede hacer ganar mucho al título. En cualquier caso, es recomendable jugar con el 3D activado en todo momento, ya que la experiencia será mejor y cumple su cometido.

En cuanto a su apartado sonoro, se mantiene fiel a la saga, con melodías ya escuchadas, que traerán buenos recuerdos a los que ya disfrutaron las anteriores entregas y que en ciertas ocasiones suplen la simpleza de algunos jefes. Conforme vayamos avanzando, desbloquearemos extras, entre los que destacan algunas melodías.

Lo más destacable y que no debe pasar desapercibido, es su fantástico control. Un defecto que muchos jugadores vieron en su anterior versión fue manejar a Donkey con el Wiimote, algo que se soluciona de forma gratificante gracias al uso del pad deslizante y con los botones de acción. Ahora podremos avanzar más rápidamente pulsando únicamente un botón.

MULTIJUGADOR LOCAL Y MODO FÁCIL
Al haber sido desgraciadamente acostumbrados en los últimos tiempos a una complejidad escasa en este género, se introduce en esta ocasión un modo fácil, con más corazones (3 en vez de 2) y una serie de items que podremos comprar en la tienda para hacer de la experiencia algo más fácil. Lo positivo es que no te imponen jugar con este nuevo modo, tienes por tanto la posibilidad de escoger. Por otra parte, se conserva el modo multijugador local, aunque necesitaremos una tarjeta por cada jugador.

En cierto sentido, títulos como New Super Mario Bros aprovechan mejor este modo, con más cooperación entre los jugadores y cosas que hacer en el escenario. Por poner un ejemplo, no habrá interacción apenas con tu compañero, puesto que no puede saltar uno encima del otro, ni ayudarse (ni molestarse); cuando un jugador se pierde por el escenario, reaparece al instante. Aún así y sin ser el cometido principal del juego, cumple con creces.

Por cierto, por si alguien tiene pensado hacerse con él con la promoción actual de Tantos Juegos (ó 4×3), has de saber que ocupa más de 17.000 bloques, por lo que la tarjeta SD que viene en la consola es insuficiente.

CONCLUSIONES
Donkey Kong vuelve igual que siempre, esta vez con un remake de la exitosa versión de Wii. Para todos aquellos que no lo hubiesen jugado anteriormente, les gusten este tipo de juegos y tengan una Nintendo 3DS, es una compra obligada. Mejor que NSMB2, se convierte por méritos propios en el mejor plataformas de la consola hasta la fecha. Sobresaliente en todos sus aspectos, su control estupendo y su rejugabilidad son las guindas del pastel [89].

LO MEJOR

  • Gran adaptación gráfica con respecto a Wii.
  • Largo y rejugable, conseguir el 100% te llevará muchas horas. -Más contenido, con un mundo más y un modo para novatos.

LO PEOR

  • Alguna caída en la tasa de frames.
  • Jefes demasiado simples.
  • Novedades escasas si ya lo jugaste en sobremesa.
  • Modo cooperativo poco aprovechado.

Deja un comentario