South Park: La Vara de la Verdad, una oda a la escatología

Por fin hemos podido disfrutar de South Park: La Vara de la Verdad. Después del cierre de THQ muchos nos temimos lo peor, menos mal que Trey Parker y Matt Stone tomaron las riendas de la situación y el juego se pudo publicar a través de Ubisoft Montreal.

Es por tanto motivo de alegría que este título haya visto la luz y no se haya quedado en el limbo de los videojuegos como tantos otros, ahora mismo me viene a la mente la segunda parte de la saga Kingdoms of Amalur. ¿Y qué hace de este South Park un juego tan especial? Pues muchas cosas, comenzando por el esfuerzo y cariño puesto en su concepción para que sea calcado a un episodio de South Park. Según contaban sus creadores, cuando alguien pasaba por allí mientras el juego estaba en sus primeras fases de desarrollo, decía: ‘Ey, no me suena ese episodio’, eso nos indica el grado de perfección que han alcanzado en Obsidian Entertainment. Como curiosidad añadiré que según dicen las malas lenguas, Obsidian hace mejores juegos cuando los hace por encargo y no tiene la IP de los mismos, léase: Star Wars: Knights of the Old Republic II, Neverwinter Nights 2 o Fallout: New Vegas y no cuando es desarrollo propio como puede ser Alpha Protocol.

South Park, La Vara de la Verdad

Habrá 4 posibles clases para escoger, siendo judío una de ellas

Después de esta pequeña introducción vayamos con el juego en sí. En cuanto al apartado gráfico nada que objetar, todo es clavado a la serie de animación. Los movimientos de los personajes, las voces de doblaje (en inglés, eso sí), el diseño de las ropas y armas, todo encaja a la perfección. Es como estar viendo un episodio nuevo.

En cuanto a la jugabilidad, también la he encontrado muy fresca, alejada del mainstream de los videojuegos. Aquí no hay combate en tiempo real ni combos, lo cual está muy bien para cierto tipo de jugadores más tranquilos y que les guste ese aire old school de los RPG por turnos de antaño. La inclusión de interacciones en el combate tipo Mario RPG es uno de los aciertos más grandes del juego, hace que el combate sea reflexivo pero a la vez entretenido de jugar. Al atacar, defender o lanzar hechizos, tendremos que pulsar los botones en un determinado momento o girar el mando de una forma específica. Por ejemplo, para arrojar una piedra con una honda de calcetín, tendremos que dar vueltas al stick y pulsar el botón en el momento justo para conseguir el lanzamiento. Durante casi todo el juego nos acompañará un personaje de South Park que podremos cambiar tanto fuera del combate como en plena lucha. Me hubiera gustado ver combates titánicos con 3 o 4 aliados como en los JRPG, pero tendremos que conformarnos con una pareja de combatientes.

South Park, La Vara de la Verdad

Los pedos serán muy importantes durante los combates

Como crítica al combate, diré que llegado a un punto no demasiado avanzado, pude completar sin dificultad cada uno de los encuentros sin modificar mi equipo y utilizando sólo un par de habilidades. Creo que la gente de Obsidian se tenía que haber esforzado un poco más en hacerlo más equilibrarlo y variado. Al final, como todo power gamer, recurres a lo fácil y rápido y en este juego te lo ponen muy a mano. Debo aclarar eso sí, que lo jugué en modo normal como suelo hacer la primera vez que me enfrento a un título nuevo.

En cuanto al mapeado diré que me ha decepcionado un poco, si bien South Park está excelentemente recreado, podemos recorrerlo en una escasa media hora. El pueblo supone en torno al 75% de las localizaciones así que no esperéis hacer grandes viajes ni ver nuevas áreas excepto los interiores de los edificios. La exploración se basa en la utilización de 4 habilidades que iremos desbloqueando a lo largo del juego y utilizando en aquellos lugares que no eran accesibles anteriormente, digamos muy en la línea del Zelda por poner un ejemplo.

South Park, La Vara de la Verdad

Habrá referencias racistas por doquier como en Kingdom of Kupa Keep (KKK)

Hablaré ahora del punto fuerte de South Park, el guión. La historia, aunque genial, no es recomendable para gente sensible, niños, ni personas a las que les desagrade la escatología o el humor negro. Como siempre, South Park hace gala de ese humor retorcido y se mete sin complejos con las creencias religiosas, con algún famoso y con las preferencias sexuales, haciendo hincapié en los pedos y las omnipresentes heces. Así es, una historia tremendamente divertida pero no apta para todos los estómagos (o esfínteres).

No puedo repasar el guión sin hablar del tema de la censura. A Europa ha llegado una versión consolera con dos escenas censuradas las cuales incluían un minijuego. Es una pena que tengamos que sufrir estos recortes, sigo sin entender por qué en un juego calificado por PEGI para mayores de 18 años haya que quitar cosas. Se supone que los jugadores son adultos y saben perfectamente a lo que se exponen. ¿Veremos algún día cine X censurado? Para aquellos que no se quieran perder nada os pongo aquí debajo un vídeo de nuestros compañeros de Eurogamer con la comparativa de las escenas con y sin censura, no veáis el vídeo hasta terminar el juego si no os gusta que os hagan spoilers.

No quiero terminar esté análisis sin comentar que la optimización del juego deja bastante que desear. No entiendo cómo un juego así puede tener más tiempos de carga que el GTA V y el Skyrim juntos. Hay demasiadas pantallas de carga y el juego sufre de pérdidas de framerate cuando pasas de un escenario a otro y eso que estaba instalado en el disco duro de la consola. Son detalles que hacen que la experiencia no sea tan satisfactoria como debería y es algo que no se puede perdonar a gente tan profesional como es la de Obsidian. También diré que me he encontrado con varios bugs que impedían avanzar en el juego y rebuscando en los foros vi que no era el único. Al final a base de cargar la partida, modificar algo en el juego y volver a intentarlo pude pasar varios puntos conflictivos. Una verdadera lástima.

En conclusión, si te gusta South Park, los RPG por turnos o el humor negro, corre a la tienda a por el juego. Eso sí, no esperéis muchas horas de juego, dependiendo de la prisa que os deis, podréis terminarlo en unas 15, lo cual a mi se me ha hecho escaso para ser un RPG de Obsidian, acostumbrado a sus KOTOR o Fallout. Aunque si sois un achievement whore o unos locos del completismo, podéis alargarlo algo más. [75]

Puedes ver una segunda opinión del juego en su versión para PC en el análisis de erchuster

  1. Se podría y debería haber aprovechado mucho mejor tan golosa licencia, ya hemos hablado de los jodidos combates por turnos (¿encima simples? oh, yeah), de la inconcebible censura. Ahora le ‘sumamos’ tema duración, tiempos de carga, bugs, etc…

    Una pena, porque a mí sí que me va el tono escatológico, irreverente, macabro, el humor negro y lo políticamente incorrecta y cabrona que es la pedazo de serie. Vamos, todo lo que sea cagarse con ganas en estos tiempos de mierda y tontería a partes iguales.

    Buen análisis.

    • @Choro, no te pierdas el juego. El combate por turnos le podrá parecer simple a alguien, pero yo lo estoy disfrutando como un enano. Que no sea hiper jodido te permite jugar con habilidades o poderes como «pedos del dragón» y «enseñar tetas» hahaha

      JUEGAZO.

      • Pero si es igual, sólo era reseñar que encima para los que les gusta resultará simple. Yo hace años que no puedo con ellos directamente, la gente cambia, ni de coña me veo jugando jugando un RPG con turnitos otra vez.

        Y luego los otros detalles, lo de la censura, que por principios no trago, etc.

        Va a ser que no, amigo. Y es una pena, pero son muchas cosas.

    • No son las escenas de marras, es el concepto de censura en sí. Claro que el juego se puede disfrutar igual, evidentemente, pero no trago, independientemente de mi opinión sobre el título y mis preferencias personales.

      ¿Lo sacan para mayores de 18 años y con censura? ¿Sólo las versiones de consola y no la de PC? que soy ya muy mayor, como dice el otro.

      • Si estoy contigo en este tema, así lo puse en el análisis. Jugar en consola con el pad tiene la gracia de tener que girar el stick para hacer los movimientos, no sé cómo lo habrán implementado en PC con controles tipo teclado + ratón.

Deja un comentario