Análisis de Tactics Ogre: Reborn, una joya que merecía volver

Square Enix es una de las compañías de videojuego más populares que existen, y gran parte de ese honor se debe a la cantidad de títulos que nos dejó durante la década de los 90. Ahora, casi 28 años después, podemos volver a disfrutar de una auténtica joya gracias a Tactics Ogre: Reborn.

Uno de los grandes del género

Lo primero que conviene recordar es que Tactics Ogre: Let Us Cling Together (Super Nintendo, Sega Saturn y PlayStation) ya disfrutó de una versión renovada para PSP allá por 2011, y es justo esa sobre la que se ha construido Tactics Ogre: Reborn. La remasterización de la remasterización, podríamos decir. Más abajo profundizaremos en las novedades, entre las que destaca la traducción a nuestro idioma, pero antes, echemos un breve vistazo al pasado.

No hay riesgo alguno en afirmar que Tactics Ogre fue, es y será siempre uno de los grandes exponentes de RPG estratégico. Un clásico que un día llegó y automáticamente se convirtió en una obra muy querida entre los amantes del género que decidieron apostar por él. La historia y su puesta en escena, la dirección de arte, la profundidad de sus batallas y la gestión de los personajes, la generosidad en cuanto a contenido de refiere… Son muchos elementos, y el juego brilla en prácticamente todos.

Cualquier propuesta del género es válida para hacernos una idea de lo que nos espera en Tactics Ogre: Reborn. Una historia intensa, que brilla gracias al carisma de la mayoría de sus protagonistas, en la que presenciamos el fin de la paz que, después de una guerra interminable, amenaza una vez más a la isla de Valeria. Una historia que, por supuesto, rebosa calidad y está muy bien escrita, algo lógico si tenemos en cuenta que cuenta con la pluma de Yasumi Matsuno (Final Fantasy Tactics, Vagrant Story, Final Fantasy XIV: Shadowbringers…), una garantía de calidad.

Y a los mandos, una premisa que se antoja sencilla, pero que conforme progresamos va adquiriendo capas de profundidad. Es muy fácil comprender cómo funciona todo durante los primeros compases, pero en cuanto pasan las horas y nos vemos obligados a enfrentar situaciones complejas en el campo de batalla, la cosa cambia y es necesario prestar atención a todo y no descuidar ningún elemento: unidades, equipo, habilidades, sinergias y, sobre todo, el orden de los turnos, algo imprescindible de dominar si queremos aprovechar el don de la anticipación.

A pesar de que sobre el papel es muy similar a otros RPG de estrategia, hay que decir que Tactics Ogre: Reborn pone sobre la mesa una experiencia profunda y compleja, en la que más allá de las nociones básicas del combate, debemos estar atentos a factores como el tipo de terreno e incluso a las condiciones climatológicas, que cambian durante el curso del combate y afectan directamente a elementos clave como la movilidad y la probabilidad de acertar un golpe. Si os gusta el género, tardaréis muy poco en comprobar que estáis ante un grande del género.

La mejor versión hasta la fecha

Aunque es cierto que a nivel gráfico las mejoras se centran más en la resolución de los menús e iconos de personajes que en el global del título (no hay grandes novedades en el apartado visual, más allá de un filtro que ni siquiera termina de convencernos del todo), los principales cambios que encontramos en Tactics Ogre: Reborn se centran en lo jugable. Opciones para acercar y alejar la vista, un modo para entrenar —y levear— que sustituye a los inoportunos combates aleatorios que antaño se libraban en el mapa del mundo…

Y lo mejor: un nuevo sistema de personalización que eleva la personalidad de cada tropa. En la versión original, varios personajes de una misma clase no se diferenciaban demasiado entre sí. Ahora tenemos muchas más posibilidades para dar forma a cada unidad, algo que nos permite diseñar un batallón mucho más variado. No faltan, por supuesto, añadidos como acelerar la partida o un sistema de guardado más generoso. Y ya que decíamos que era uno de los grandes reclamos, la traducción al español está a un buen nivel, sobre todo si tenemos en cuenta la cantidad —y riqueza— de textos que nos toca leer.

Un día para celebrar

Todos ganamos con el regreso de una obra como la que hoy tenemos entre manos. Por un lado, los que la disfrutaron en su momento pueden volver a hacerlo gracias a una versión más refinada y completa que la original. Por otro, es una oportunidad fantástica para que otros descubran lo que es —para muchos y con permiso de Final Fantasy Tacticsuno de los mejores videojuegos de rol estratégico de todos los tiempos. Tactics Ogre: Reborn es uno de esos títulos que todo el mundo debería celebrar. [90]

Deja un comentario