Final Fantasy VIII Remastered no se termina de merecer el título

La octava entrega de la extensa saga nipona en su versión remasterizada ya está entre nosotros tras unos meses de espera. Sin embargo, la cantidad de mejoras y cambios de calidad no termina de merecer el sufijo de «Remastered».

Una corta espera

Fue la gran sorpresa de la conferencia del E3 de Square Enix: el retorno del título de 1999 adaptado a las necesidades de casi dos décadas más tarde. Una obra apreciada por su música, su historia, sus personajes y su no tan querido sistema de combate. La gran parte positiva es esa. Tenemos el juego completo sin necesidad de cambio de disco en varias plataformas digitales (como la eShop de Nintendo Switch o el propio Steam), además de algunos añadidos que no terminan de justificar volver a jugar a la entrega.

Y es que al contrario de Final Fantasy X/X-2 HD o el mismo Final Fantasy XII The Zodiac Age no estamos ante una remasterización completa, sino ante una revisión de los sprites en 2D de muchos personajes y una remodelación a mejor definición de todos los elementos 3D propios de las batallas.

Con estos cambios podríamos pensar que esta nueva vesión es inmediatamente superior a la que existía previamente en plataformas digitales, pero la realidad es que al haberse dejado de remasterizar los fondos pre-renderizados los personajes terminan destacando demasiado, afeando al producto final.

Un producto con profundas diferencias

El resto de mejoras introducidas por esta versión remastered se centran en ofrecer opciones de facilitar la experiencia al jugador. Son opciones como eliminar los combates aleatorios, aumentar la velocidad del juego o las estadísticas de nuestros personajes de forma artificial. Esto ya lo utiliza cada uno a su gusto, por supuesto, siendo la opción de aumentar la velocidad la más reincidente en mi caso. Tanto que al final ha terminado siendo la característica más bienvenida para mí.

En conclusión: Final Fantasy VIII Remastered sigue siendo una obra maestra del JRPG y por ende es un gran juego. Sin embargo, las escasas novedades introducidas en esta versión mejorada no cumple las expectativas del título «Remastered». La mejora gráfica es largamente apreciada en los combates pero especialmente molesta sobre entornos en dos dimensiones. Pienso que se podría haber hecho un mayor trabajo en honor al 20 aniversario de este juegazo. [60]  

Deja un comentario