Análisis de Katana Zero, un mar de sangre

Devolver Digital sabe que los indies son el verdadero futuro, y es por ello que le han dado la oportunidad a Askiisoft de poder publicar Katana Zero, un juego de acción y plataformas que te encandilará por su jugabilidad, narrativa y dificultad.

Nota: Este análisis ha sido posible gracias a Devolver Digital, que nos ha proporcionado un código de descarga digital para Steam.

Comedia y tragedia

En Katana Zero encarnamos la piel de un samurái en la actualidad, y sin desvelar nada de la historia para evitar spoilers, solo voy decir que a lo largo del transcurso de esta se va desvelando por qué, nosotros, un samurái, estamos ahí matando a todo el que se nos ponga por delante.

Nos encontramos con una gran carga narrativa, que al principio se puede hacer algo pesada, pero que va cogiendo ritmo, tanto, que no querrás soltar el mando para ver el desenlace. El principal componente está en la toma de decisiones, y aunque en la mayoría solo modifique el diálogo, hay veces donde contestar de forma adecuada puede facilitarte las cosas.

Aunque la historia sea de una calidad pasmosa, lo cierto es que se hace muy corta, unas 4 horas aproximadamente. Eso sí, prefiero corta y de calidad, que algo prolongado de forma adulterada para aumentar su tiempo de vida.

Aprendiendo de nuestros errores

En lo jugable, Katana Zero es muy básico. Los principales controles serán pegar, saltar y lanzar objetos, y de forma complementaria, podremos esquivar y ralentizar el tiempo. Cada una de estas mecánicas está perfectamente implementada y tendremos que hacer uso de todas ellas si queremos superar las fases.

Siempre nos vamos a encontrar con niveles cortos, donde una vez superado, se guardará la partida. La forma en la que nos pasemos el nivel será única, ya que podremos hacer uso de caminos alternativos, usar los objetos y trampas que hay por el mapa o simplemente confiar en nuestra habilidad e ir directos a por el enemigo.

Morir estará siempre presente, ya que de un golpe o un balazo, pero lejos de ser frustrante, nos hace darnos cuenta de nuestros errores y será imprescindible cambiar nuestro chip para elegir la ruta mas apropiada a nuestra habilidad. Para ello tendremos dos ventajas, esquivar y el Bullet-Time, que nos permitirá ralentizar el tiempo para esquivar o desviar las balas a golpe de katana.

Pixel art neo-noir

El estilo Pixel art no agrada a muchos, y lo cierto es que a mi tampoco, pero debo hacer especial mención al trabajo de Askiisoft. Sin tener muchos elementos en pantalla, te consigue transmitir varias sensaciones en cada escenario donde te encuentras, con un mimo alucinante y con muchísimos detalles que hacen que luzca realmente bien.

Es más, aunque parezca mentira, lo mejor del juego son los diálogos, ya que dependiendo de como sea el bocadillo, los colores del texto o el movimiento de este, te hace imaginar como está hablando un personaje y que expresión podría tener. Para que os hagáis una idea, cuando tu lees un libro, te lo imaginas como sería en tu cabeza, pues aquí sucede lo mismo. Destacar también que el juego llega traducido a un perfecto castellano.

El apartado sonoro es a destacar debido a su magnífica banda sonora de género electrónico que nos acompañará en cada misión. Un detalle curioso y es que, cuando empecemos una misión, nuestro protagonista se pondrá los auriculares y nos enseñará lo que está escuchando.

Conclusión

Katana Zero es un magnífico juego, donde jugabilidad y narrativa se complementan a la perfección. Es un título único que no dejará indiferente a nadie, y que, sin ser del todo difícil, exige al jugador una toma de decisiones rápidas. Audiovisualmente es una maravilla, ver como diálogos, arte y música se fusionan tan bien es una delicia, aunque hay que recalcar que el juego es muy corto.[90]

Deja un comentario