Asistimos a la V edición de los Premios PlayStation Talents

Un año más, Sony ha celebrado los Premios PlayStation Talents. Una iniciativa que congrega a cientos de proyectos independientes, de los cuales solo 13 llegan a la gala final.

En la actualidad, un equipo de desarrolladores que cuenta con una idea completamente original y atractiva debe hacer frente a un mercado en el que, incluso los Triple A llegan a tener dificultades para llamar la atención. Por lo que muchas veces esta idea se pierde.

PlayStation, busca sacar del anonimato a estos pequeños estudios (solo pueden inscribirse aquellos que hayan facturado menos de 100.000€ en el último año) y darles las herramientas necesarias para hacer que su videojuego se convierta en una realidad.

Estas herramientas están reservadas para el ganador a “Mejor Juego de 2018”, y se traducen en 10.000€ en metálico, kits de desarrollo de PS4, una campaña de promoción y marketing y un espacio físico en una de las sedes de PlayStation Talents Games Camp donde trabajar en su proyecto.

Ante esta promesa, cientos de equipos han presentado sus proyectos, y por medio de varias fases de selección, trece de ellos llegaron a lo que ya fue la quinta edición de los Premios PlayStation Talents. Una edición en la que se repartieron siete premios diferentes.

Prestad atención a los ganadores porque tienen cosas muy interesantes que ofrecer, y seguramente los iremos viendo en el futuro. ¡Y el ganador es…!

Premio al juego más innovador: DESOLATIUM

El equipo detrás de este título forma parte de la empresa Superlumen. Una compañía especializada en la producción de vídeos 360. Pero en esta ocasión han ido un poco más allá, sumando a esto su pasión por las aventuras gráficas y la estética Lovecraftiana. Así surge DESOLATIUM, un juego VR de terror con escenarios fotorrealistas en 360 grados y mecánicas jugables propias de una aventura gráfica.

Mejor juego competitivo online: Aces of the Multiverse

Con un alegre juego de fútbol, el equipo Aguacate Studio ha presentado un título de deportes que incluye toda la pandilocura que se puede esperar de un buen arcade.

Por si los power ups, trampas y habilidades no fueran suficiente, en Aces of the Multiverse los diferentes deportes se irán alternando a lo largo de una misma partida. En cuanto a su estilo visual, los mismos desarrolladores han remarcado la influencia de series como Futuramay Rick y Morty. Dos nombres de los que solo puede salir algo bueno.

Además, el juego se conectará con el móvil a través de una app. De manera que nuestro propio esfuerzo físico se convierta en puntos y recompensas dentro del juego. Si al igual que yo echas de menos los Mario Strikers Charged Football, te recomiendo seguir la pista a este título.

Mejor uso de las plataformas PlayStation: WINDFOLK

Con lo que en un principio era un proyecto de postgrado, el equipo de Fractal Fall ha ido mejorando su juego hasta llegar a ganar un premio en los Premios PlayStation Talents.

Windfolk presenta un mundo abierto lleno de islas flotantes, en el que la humanidad lucha por el territorio y los recursos. Y dado el terreno, esta lucha se da principalmente en el aire.

Así encarnaremos a una cazarrecompensas, en un shooter en tercera persona que nos permitirá movernos y disparar libremente utilizando un Jetpack, de un modo similar a como lo hacíamos en Dark Void. Y al igual que nosotros, nuestros enemigos también hacen uso de estos jetpacks. Lo que da lugar a combates muy llamativos.

El juego nos presentará una historia principal, así como diversas misiones secundarias, y un sistema de progresión que nos permitirá mejorar nuestras armas y habilidades.

Mejor arte: Twogether Project Indigos

El equipo Flaming Llama Games apuesta por un juego de puzles en el que dos niños con diferentes poderes, se verán obligados a cooperar para conseguir escapar de una extraña instalación.

Uno de los niños puede hacer levitar objetos, y el otro es capaz de teletransportarse a un Cubo de Rubik que siempre lleva con él. Nuestro objetivo será combinar estos poderes, cambiando entre los dos personajes, para resolver puzles y superar obstáculos.

Esta mecánica jugable, que resulta muy interesante y ya ha funcionado en otras ocasiones como en el caso de Brothers, viene acompañada de una narrativa en la que relación entre ambos personajes irá evolucionando. Así como de un diseño artístico de estilo minimalista y futurista, al cual debe este Premio PlayStation Talents.

Mejor juego infantil: CHILDHOOD

Childhood, desarrollado por el equipo Kalpa Games, presenta una premisa muy interesante. Encarnaremos a una niña huérfana que tiene que hacerse cargo de sus dos hermanos. Por ello, cada día tendremos que salir a la calle a mendigar y buscar recursos que nos ayuden a sobrevivir un día más.

De este modo, el título combina mecánicas de sigilo, supervivencia y gestión de recursos. Y divide cada día en dos partes: una en la que salimos a la calle a conseguir dinero, comida y otros recursos ya sea mendigando o robando; y otra en la que volvemos a casa y repartimos lo conseguido entre la protagonista y sus dos hermanos, de tal manera que los tres puedan sobrevivir un día más.

Ante un planteamiento tan serio y pocas veces visto en un videojuego, resulta normal que los desarrolladores se extrañasen de recibir el premio a mejor juego infantil.

Premio de la prensa: Khion 1 No return

A simple vista, Khion I: no return de Tenjet Games, puede parecer un first person shooter genérico, muy propio de la pasada generación. Sin embargo, esconde una serie de características que en conjunto hacen que el juego sea mucho más interesante.

Es un shooter de terror en el que tendrán un gran protagonismo la exploración, el combate y el sigilo. Como elemento a destacar nos encontramos un sistema de recarga activo que nos obliga a introducir cada bala de nuestro revolver en la recámara.un pequeño detalle que hace mucho por la inmersión y que me gustaría ver en muchos más juegos ¡Basta ya de creernos supersoldados capaces de recargar con un solo botón!

Otro elemento que tendremos que tener presente es la energía. La cual alimenta al traje de aislamiento que protege al protagonista de las bajas temperaturas, y a una linterna que resulta indispensable para poder explorar los escenarios. Esto añade cierto componente estratégico, dado que sin la linterna no podremos obtener recursos para mejorar, y sin el traje no podremos sobrevivir en ciertos entornos.

Y si esto no fuera poco, el título cuenta con su propio Nemesis; su Alien incansable. Un ente de hielo que nos sigue por toda la base congelándolo todo a su paso. Y obviamente si nos encuentra nos mata.

La suma de estas pequeñas partes hacen que el total sea un producto muy atractivo. Y a su vez, su diseño artístico, dota al título de una seña de identidad propia.

Mejor juego de 2018: A tale of paper

Y por fin llegamos al gran ganador. Open House Games se lleva los 10.000€ y los medios necesarios para conseguir que su juego, A tale of paper, llegue a PlayStation.

En esta aventura en 3D al más puro estilo del reciente Little Nightmares, encarnamos a una figura de origami que cobra vida y emprende un viaje con el objetivo de cumplir los sueños de su creador.

En esta aventura destaca un estilo visual realista. Los escenarios son enormes en comparación con el pequeño tamaño del protagonista. Y jugablemente, el título apuesta por las plataformas. Pudiendo sortear obstáculos cambiando la forma del personaje, el cual puede convertirse en un avión para planear, una rana que le permite saltar más lejos, o una bola. Todo ello, siempre de papel. Todo ello, amparado por lo que promete ser una historia emocional, contada sin palabras, a través de los escenarios que vayamos recorriendo.

Y hasta aquí la V edición de los Premios PlayStation Talents. Una gala cuya dirección artística considero que no ha sido para nada acertada. El objetivo de estas citas es atraer un foco de atención a los desarrolladores y al mismo tiempo ofrecer un espectáculo. Sin embargo, los ritmos hacían que los ganadores apenas tuvieran tiempo para decir unas palabra, mientras que las mediaciones del presentador entre premio y premio, ocuparon gran parte de la duración de la gala.

Mención especial a Childhood, cuyo planteamiento se aleja mucho de un juego infantil; y a la actuación final. Un concierto del que, dado el ambiente, se esperaban temas míticos de juegos de PlayStation, o en su defecto, algunos ejemplos de las bandas sonoras de los trece títulos nominados. Todo lo contrario.

El espectáculo final, consistió en un concierto genérico con un popurrí de canciones famosas del pop-rock. Desde “Like a Virgin” de Madonna, hasta el “I Will There For you” de The Rembrandts, el famoso tema de la serie Friends. Pero como ya he dicho, lo importante aquí son los desarrolladores. Ser consciente, al menos por un día, de todas las dificultades por las que pasan para destacar entre la multitud, y de la cantidad de talento escondido que podemos encontrar sin necesidad de salir del país.

Enhorabuena a todos los premiados, y también a los nominados, y felicidades a PlayStation por esta iniciativa enfocada a promover la creación de videojuegos en nuestro país.

  1. Enhorabuena a los premiados!

    Mucho talento por aquí! Espero que estos chicos puedan crecer y salga de aquí estudios buenos. Y muy bueno por parte de Sony montar esto.

Deja un comentario