El pasado y el presente se unen en Mega man 11

Muchos años habían pasado desde la última entrega de Mega man, de hecho se llegó a pensar que Capcom había dejado de lado una de las franquicias más icónicas, no solo de la compañía, sino de la industria en general. Por fortuna el bombero azul está de regreso y Mega man 11 puede marcar el inicio de muchos juegos más.

Megaman 11

Una mezcla de épocas

Mega man 11 es la unión de varias funcionalidades del pasado, con algunas actuales y lo mejor de todo es que no desentonan ni se sienten forzadas. Eso sí, un par de ellas, especialmente la posibilidad de comprar objetos y habilidades, hacen que cambien la forma como vemos ciertos retos en los diferentes niveles.

Fue muy emocionante y nostálgico encontrarse nuevamente con este personaje, en un título que continúa siendo a su vez entretenido y frustrante. Me gustó mucho que el equipo de desarrollo no quiso ponerse a inventar muchas cosas extrañas y un par de ajustes fueron suficientes para traer de vuelta este gran personaje, sin llegar a ser como Mighty No.9, algo que me tenía muy, pero muy preocupado.

Lo que se mantiene

Como les decía, Mega Man 11 aún mantiene varias cosas de los juegos de antaño, comenzando por sus personajes y la forma de contar la historia, la cual continúa siendo bastante simple. La épica lucha entre el bien, representada por el Dr. Light, y el mal, en cabeza del Dr. Wily. De esta manera volvemos a tener esa pantalla principal con ocho robots a los cuales superar y obtener sus habilidades.

Llegar hasta esos jefes no es tan sencillo. El recorrido de los niveles sigue siendo exigente y lleno de riesgos. Al salir de una pantalla y volver, los enemigos se regeneran, lo que es bueno y malo a la vez, ya que al tener poca salud, muchas veces la mejor opción es huir, pero cuando se necesitan items, quedarse un tiempo más acabando con decenas de enemigos no está de más.

Nuevamente Mega adopta las habilidades de los enemigos que derrota, las cuales son bastante útiles a la hora de acabar con los demás jefes finales, ya que una vez identificada su debilidad, el combate se vuelve un poco más sencillo. Mucho más útil aún cuando llegamos a esa ya icónica habitación donde debemos enfrentar a todos los enemigos nuevamente.

Al enfrentar a los enemigos debemos recurrir a esa milenaria técnica de aprender sus patrones de ataque y disparar en el momento justo. Algo que durante el proceso nos cuesta salud y vidas, y que incluso puede llevarnos a tener que recorrer el nivel nuevamente. Dependiendo de la dificultad, el juego puede ser muy corto o muy largo. Pero no en exceso, ya que la serie siempre se ha caracterizado porque sus títulos sean de corta duración.

Mega Man 11

Otro punto que aún se mantiene es el guardado manual. Yo, tan acostumbrado a los juegos actuales, olvidé ese pequeño detalle y después de unas cuantas horas con el título, simplemente apagué la consola, pensando que todo había quedado guardado. Imaginen mi cara de sorpresa cuando tuve que volver a comenzar porque yo debía haber hecho el guardado.

Lo que se ha adoptado

El cambio más notorio para mi en Mega man 11 es el sistema double gear, el cual nos permite ralentizar el tiempo o mejorar el daño de nuestras armas por un corto periodo de tiempo. Si lo utilizamos mucho tiempo, este se recalienta y debemos esperar mucho más para volverlo a utilizar. Debo decir que tardé muchísimo en acostumbrarme al uso de dicho sistema, pero más que todo por mi forma de juego y no por su utilidad. Porque de verdad que aporta bastante al título y no es un simple añadido más.

Otro de los grandes cambios es el apartado gráfico. Los escenarios, personajes y sobretodo los jefes finales, lucen espectacular. Dan muchas ganas de enfrentarlos y ver sus animaciones, porque de verdad que están bastante cuidadas. Lo mejor de todo es que los enemigos también cuentan con el sistema double gear y debemos estar atentos al momento en que lo activan, ya que se tornan bastante peligrosos.

Mega Man 11

La novedad que menos me gustó fue la tienda. Ahora los enemigos no solo dejan salud y energía cuando los derrotas, también tornillos, los cuales son la moneda de cambio del juego. Con ellos puedes comprar tarros de energía, vidas y partes para mejorar a Mega, lo que prácticamente le quita todo el sentido al tener que arriesgar tu vida por un tarro de energía, sabiendo que simplemente lo puedes comprar. Al final todo se centra en quedarse un sector, destruir enemigos, salir y volver a entrar. Al hacer eso por un buen tiempo puedes obtener el dinero suficiente para equipar por completo el personaje.

Está claro que Mega Man 11 quiere llegar a todos los públicos posibles y eso se ve reflejado en la posibilidad de ajustar la dificultad. El único pero que le veo es que la diferencia entre la dificultad normal y casual es abismal, y qué decir de la novato, donde prácticamente eres invencible. Creo que se debe hacer un ajuste allí, ya que cuando el juego se vuelve tan sencillo, carece de toda diversión.

Conclusión

Después del fiasco que terminó siendo Mighty No.9, estuve bastante prevenido con este Mega Man 11, pero debo decir que fueron temores infundados. El nuevo título de Capcom mezcla de maravilla mecánicas del pasado con las actuales y logra entregar un juego divertido y exigente, sellos característicos de la saga.

Mega Man 11

Aunque requiere ajustes, principalmente en lo simple de su historia y la forma cómo contarla, además de la tienda y las diferencias en los tipos de dificultad, pienso que es un buen título, en el cual supieron traer de vuelta este gran personaje y adaptarlo a nuestros tiempos, sin realizar cambios gigantescos a su estilo. Este es un paso importante para el regreso de la franquicia, la cual demuestra que el género aún tiene cabida dentro de la industria, siempre y cuando las cosas se hagan de buena manera, como es este el caso. [75]

Deja un comentario