Finales Worlds 2019: GG China, see you next year

Sí, ha vuelto a ocurrir: Europa se ha estampado en las finales de los worlds de 2019 y de peor manera que en el 2018. Si el año pasado Fnatic nos hizo soñar con arañar las finales pese la infinita superioridad del conjunto asiático, este año duele mucho más porque de verdad veíamos el título quedándose en casa.

Campeones del Spring Split, campeones del Summer Split, campeones del MSI… parecía que el ascenso meteórico de la escuadra de G2 Esports, con un Carlos “Ocelote” Rodríguez que no cabía en sí de gozo nos dejaría por fin el título que el Fnatic más mítico de todos los tiempos (ya sabéis, Puzsu, Xpeke, Cyanide… ah, que tiempos). Pero no, el reinado de Corea puede haber terminado, pero el relevo se queda en Asia.

Cuando la motillo China se convirtió en cohete

Voy a sacar la carta del ventajismo: servidor se la veía venir, pero no así. Creía que cualquiera de los dos conjuntos podría alzarse vencedor tras unas trepidantes partidas en las que hubiera acción en todo momento, con cazadas, teamfights imposibles, la maquinaria de ambos continentes en su máxima expresión… hasta que acabó la primera partida y todo se vino abajo.

Draft de la primera partida de la serie

Porque gente, ¡que primera partida! Hacia tiempo que no me emocionaba tanto con una partida. Ver las jugadas de Tian con ese Lee Sin que quitaba el hipo, los escapes de Caps con su Pyke, las jugadas locas de DoingB y su Nautilus mago (porque hasta los buzos espectrales pueden ir a Hogwarts). Pero aún así, yo no paraba de comentar con mis amigos mientras lo veíamos: “G2 va bien, pero la garra China está impecable en esta partida». Y tras 40 minutos de máxima tensión, todo se vino a bajo como un castillo de naipes.

Golpe tras golpe

Tengo que reconocer que, si bien no soy analista, soy fiel seguidor de los eSports. Sigo la liga china, coreana, europea y española en su práctica totalidad (e incluso a veces la americana, el buen NAram) y venía bastante preparado a ver el mundial. Conocía los problemas internos de Invictus Gaming entre TheShy y Ming, la marcha abrupta de cvMax del conjunto de Griffin y los estados de forma de los jugadores premundiales y dentro de los mismos y el meta que se había desarrollado, así como posibles picks que podían verse (joder, que roto está Pantheon, aunque aquí no os descubro nada).

Pero, aun así, confié plenamente en G2 y soñé con ellos. Casi lloro en la segunda partida ante la masterclass de FPX sobre como jugar macros, con una partida de apenas 25 minutos que, sin lugar a dudas, es mejor olvidar si eres un fan europeo. «Name a more iconic duo than DoingB and Ryze«, eso debieron pensar los analistas al contemplar esta partida. Y es que para quien no lo sepa, el midlaner coreano de la escuadra china es el inventor del Ryze con Gloria Justiciera, una de las builds más famosas del campeón este último año que le proporciona todo lo que necesita. ¿Qué mayor carta de presentación que esa? Demos gracias que Tian no llegó a jugar Qiyana y solo tuvo en todas las partidas a su mejor pick, pero también… ¿Qué baneas contra un equipo cómo Funplus? Era el rival más duro hasta la fecha.

Campeones europeos y otros animales fantásticos

La debacle de la tercera partida vino marcado por un gesto que, a mí, como espectador y fan del equipo, no me hizo ninguna gracia. Los gestos de burlas y bromas de G2 no son una buena imagen cuando llevas un 2-0 a las espaldas y todo el público esta padeciendo por ti, pero bueno, son ellos al final, supongo. Quiero creer que fue una manera de protegerse a si mismos de su dolor y temor ante el fénix chino, pues se noto que en la tercera partida los chicos de Ocelote fueron mucho más conservadores en ejecución.

Un Ryze top, que tantos sustos nos dio en la primera partida, volvía a aparecer para Wunder, junto a campeones de ejecución más sencilla como Jarvan y Veigar por parte del representante europeo. Galio reaparecía en el equipo chino pero esta vez a manos del midlaner y no de Crisp, mientras que Gangplank y Lee Sin volvían a sus dueños y Xayah aparecía por primera vez en la tarde para un Lwx, que, por cierto, no murió ni una vez en las tres partidas. La primera vez que esto ocurre en una final de un mundial. De hecho, ya van tres finales seguidas con un 3-0: 2017 el SKT contra SSG y 2018 IG contra FNC.

Y tras una partida más disputada, pero igualmente dominada por el equipo chino, se acabó todo.

Rumbo a Shangai

La copa del mundo vuelve a China. Tian MVP indiscutible de la final del mundial. Palabras que enamoraron a muchos de DoingB a su esposa y, lo que más nos partió el corazón: las lágrimas de Europa. El siguiente mundial se celebrará en China, con lo que despedimos la velada.

Ocelote en su discurso final

Perks acabó llorando y las caras de consternación aparecieron en todos los jugadores que a un paso estuvieron de cerrar el año perfecto (quizás no tanto en Caps). Aún recuerdo las palabras que decía el croata al comenzar los mundiales con cierta ironía: “Ningún equipo ha ganado jamás las cuatro competiciones en un mismo año. Teníamos que haber perdido el Spring Split, ahora nos hemos gafado”. Parte de razón no le faltaba.

Y entonces aparece una persona. Un hombre que representa todo lo bueno y lo malo de los eSports, el hate y el amor echo carne, el señor Carlos “Ocelote”. Pocas veces se ha visto al español más dolido que esta tarde, y desde luego, a mí me ha hecho polvo verlo con los ojos llenos de lagrimas ante el estadio parisino. Sus palabras son inolvidables, y hemos de reconocerlo, este es un año difícil de olvidar para Europa. Incluso la maravillosa Sjokz ha terminado derrumbada entre bastidores tras la derrota de G2 tras abandonar el escenario. Unas finales inolvidables para unos mundiales inolvidables en su esencia, en lo bueno y en lo malo.

El brillo del futuro desconocido

G2 no se puede criticar ahora, no podemos caer presa del odio más inmediato ante el equipo europeo que más lejos ha llegado jamás en estos diez años. Han ganado todo hasta este día y es un equipo que nos invita a soñar otro año más, otra oportunidad más. Sin ellos jamás habríamos tenido esta ilusión, esta fe en que sería nuestro año, y sin ellos el League of Legends competitivo no habría avanzado hasta donde esta ahora. Son un orgullo, le duela a quien le duela, y si juegan como la media de este año, el año que viene pueden comerse el mundo.

Gimgoon, Tian, DoingB, Lwx, Crisp, Wunder, Jankos, Caps, Perks y Mikyx. Leyendas vivas de este videojuego, de este deporte. Jugadores que nos han hecho disfrutar y sufrir pero nos han unido bajo una sola pasión. Esta es su liga, y sin duda, debemos alabarlos por lo que son. Toca esperar, pero en breve, tras los cambios que van a hacer y ya pueden verse en el PBE, la grieta abrirá sus puertas y los más grandes invocadores volverán a hacernos soñar.

Y quizá entonces otro fénix se alce de sus cenizas.

    • Sin lugar a dudas. Este año además se han habilitado una gran cantidad de espacios para verlo, sin ir más lejos el paraninfo de la Universidad de Alicante.

      ¡Y muchas gracias por el apoyo, Josevi 😉 !

  1. Gran análisis, a pesar de que no soy una persona de leer cosas de este tipo, me ha llamado bastante la atención. Esperemos que el año que viene sea Europa quien levante la copa

    • Este año ha sido una autentica lastima, pero estoy convencido de que si G2 mantiene el nivel el año que viene es un claro contendiente.

      Y por cierto, me alegro muchísimo de que te haya gustado mi resumen, es un autentico placer haber podido escribir esto 😀

Deja un comentario