La historia de China te reclama en Dynasty Warriors 8

Una vez mas Koei nos vuelve a traer la guerra de los 3 reinos a las consolas de sobremesa y aunque el juego es ligeramente superior a entregas anteriores, en un género que, o te gusta o lo odias, siguen fallando cosas que no lo hacen un juego mas allá de ser jugado por los fans de la saga o aquellos que quieran interesarse por la historia china.

La historia de Dynasty Warriors 8 se sitúa en la época de los Tres Reinos (184-200 d.C.), momento en que diferentes facciones militares luchan por hacerse con el control del país. A partir de aquí, tendremos 4 facciones disponibles: Wei, Wu, Shu y Jin, cada uno con sus generales y sus estilos característicos de lucha.

Con un roster de más de 70 personajes jugables, emprenderemos un repaso por la historia en aquellos bélicos momentos recreados con más fantasía y toque épico de lo que realmente fue, pero siendo fieles a la historia del país Chino. Cada personaje tiene sus 2 armas por preferencia, pero que podrán ser cambiadas por otras en la armería, haciendo que si un general lleva vara y arco pase a tener espadas duales y hacha si así lo preferimos. La variedad total de armas es increíblemente inmensa haciendo de las combinaciones infinitas, ya que todas las armas de TODAS las entregas anteriores han sido incluidas de base en el juego.

Cada general lleva 2 armas en combate, cambiando entre ellas apretando un simple botón, esto será necesario para derrotar a ciertos generales enemigos aprovechando su flaqueza o fuerza a según qué tipo de armas. Esto es debido al sistema “piedra-papel-tijera”: las armas se clasifican por Hearth, Man, Heaven creando el siguiente triangulo:

Man > Heaven > earth > Man …

De esta forma todas las armas obtienen poder sobre otra y al mismo tiempo flaqueza por una diferente.

dynasty_warriors_8

Los modos de juego son variados y al mismo tiempo similares, ya que todas pasan por la lucha en el campo de batalla:

Ambition Mode: donde deberemos hacer misiones para hacer crecer nuestra base-ciudad al nivel que mereza la visita del emperador. Es un modo que alterna misiones para conseguir Aliados, Fama y materiales con un poco de gestión de recursos para hacer prosperar nuestra villa.

History Mode: El típico modo historia en el que pasearemos por la historia de china a manos de los diferentes generales de cada facción. Cada clan tiene sus batallas y referencias, por lo que lucharemos a ambos bandos de la misma batalla o en diferentes batallas que no tienen nada que ver con las jugadas en el clan anterior.

Free Mode: Modo libre en el que jugaremos misiones para ir practicando o simplemente cogerle el ritmo a ciertos combos o ataques

Gallery Mode: La galería donde veremos cinemáticas, ilustraciones o renders conseguidos durante el juego en cualquier modalidad.

Online Mode: podremos jugar en cooperativo al modo historia o simplemente a misiones sueltas ya sea vía pantalla partida u Online.

En todos los modos de juego anteriores (excepto el Gallery) podremos ir subiendo de nivel y desbloqueando armas, habilidades o ataques especiales llamados Musou. Y es que una de las novedades de este título es el aumento de 2 musous a 3 por cada general.

Las novedades principales del título son efectos climáticos en los campos de batalla, una mejora gráfica de los personajes y terrenos, el modo online, el montado automático en las monturas, mejora del motor de juego haciendo que aparezca menos lag y caídas de framerate y una mejora de la IA del juego haciendo que podamos perder aliados o generales de no estar atentos reduciendo la moral de la tropa.

A pesar de eso, continuamos con dientes de sierra en las sombras, un clonaje masivo de unidades, popping en los campos de batalla, así como caída de frames, en pocas ocasiones, por la falta de potencia al querer mover tantos personajes en pantalla, no viene traducido etc. Uno de los fallos más graves es no poder entender como en el Ambition mode que solo tiene unos 15, como mucho, personajes en pantalla puede ir tan lento mientras que en otros modos en zonas similares con más de 150 personajes en pantalla vaya fluido. Una lista de errores que no son propios de esta generación y que solo lo salvan la longitud y posibilidades tácticas del juego.

Dynasty 8

La verdad es que es un juego larguísimo que puede hacerse repetitivo a los nuevos en este género y que no se parecen en nada a otros juegos de este estilo. Aún así, un juego de gran riqueza histórica, así como muchas posibilidades de no aburriros, ya que tendréis juego para rato.
A pesar de los fallos que tiene y que en un juego de esta generación creo que debería saber solventar, disfrutarán más los fans que la gente que quiera probarlo por primera vez, ya que es un más de lo mismo pero ligeramente mejorado. [70]

  1. Pingback: Análisis de Dynasty Warriors 8: Xtreme Legends Complete Edition para PS4 y Vita

Deja un comentario