Luigi's Mansion 3, recupera la fe en los Videojuegos

Desde hace un tiempo intento esquivar los tráilers y previews de los juegos que tienen buena pinta. Con este Luigi’s Mansion 3 (Next Level Games, 2019) tenía la guardia bajada, pero por fortuna no me había comido ningún spoiler de esos que el personal suelta alegremente por Twitter y demás redes sociales.

Nota: esta crítica de Luigi’s Mansion 3 no contiene spoilers. Si no has jugado al juego de Next Level Games, no sufras: aquí solo se habla del juego, de su calidad, pero sin entrar en detalles.

luigi's mansion 3

Una maravilla inesperada

Así, solo había leído unos cuantos comentarios positivos sobre el juegos, destacando sus acabados, y el típico gráfico de la Gran N recopilando notazas, pero nada concreto. Es por ello que el impacto que me he llevado al jugar a Luigi’s Mansion 3 ha sido monumental. Para empezar, gráficamente se come con patatas al reciente – y bellísimo – Zelda: Link’s Awakening. No solo eso, su nivel de detalle es increíble.

Cada habitación parece extraída de una maqueta detallada hasta niveles enfermizos, y corres el riesgo de embobarte mirando cada elemento que la compone. Y no hablemos de los guiños y referencias, uno de los mejores aspectos de la ambientación y de los que no avanzaré nada. He visto alguno en capturas en Twitter y solo puedo decir que comerte uno de esos spoilers – perdona que esté pesado con esto – te fastidia la sensación única de descubrir esas sorpresas mientras juegas.

Jugablemente delicioso

Pero no es solo justo destacar solo su belleza, porque la jugabilidad está a un nivel equivalente. Luigi’s Mansion 3 tiene un gran mérito y es que en ningún momento se me ha hecho pesado, al contrario. Continuamente me ha sorprendido por sus variedad en cuanto a escenarios, enemigos final de fase y, sobre todo, la variedad que se consigue en los puzles y situaciones basándose en los diferentes movimientos que el protagonista es capaz de realizar.

La estructura del juego es la clásica de niveles, con diferentes temáticas y repletos – no me cansaré de repetirlo – de guiños y detalles, estando coronados por un jefe final de fase que requerirá de una buena dosis de ingenio para conocer sus mecánicas. Eso sí, me gustaría destacar que la dificultad está maravillosamente balanceada, resultando más sencillo que Zelda: Link’s Awakening pero, a la vez, siendo capaz de proporcionar esa sensación de feel good cuando superas algún reto o encuentras los numerosos secretos que atiborran los niveles. Va bien recordar de tanto en cuanto que no hace falta una dificultad demencial estilo Dark Souls para que el juego sea capaz de premiar al jugador con sensación de logro.

Aquí me gustaría hacer hincapié en algo que me parece fascinante. En estos tiempos de propuestas pretenciosamente revolucionarias, Luigi’s Mansion 3 se desmarca con un estilo que sabe a juego tradicional, pero refinado hasta la saciedad en cuanto a acabados, consiguiendo revitalizar la llama de Amor al Videojuego, algo que los que llevamos unos cuantos años jugando necesitamos de tanto en cuanto para recobrar la fe en el medio. La posibilidad de jugar el Modo Historia en cooperativo local – no daré más detalles – es la guinda del pastel.

Also starring

Hay diferentes modos de juego, ninguno de los cuales se antoja como anecdótico. Todos aportan algo. El principal, el Modo Historia, me ha durado aproximadamente 17 horas de juego, una barbaridad para lo que esperaba y para los estándares de los modos historia cuando no estás enfrentándote a un juego de Mundo Abierto. Sí que es cierto que no he ido a saco, me he paseado por los niveles disfrutando de los detalles, pero tampoco he desbloqueado todo, ni de lejos. Sin duda, es el epicentro de Luigi’s Mansion 3, aunque no es el único modo.

En cuanto a modos multijugador encontramos dos. Primero está el modo Luigi vs Luigi, que permite partidas multijugador en local a diferentes retos: recoger monedas en la piscina, picarse a ver quién captura más fantasmas o utilizar un cañón para derribar el máximo número de dianas posible. Los tres niveles son muy entretenidos y quizá solo se eche en falta la posibilidad de aumentar la duración de las partidas, que son bastante cortas. El último modo es la Torre de los Desafíos, en la que nos embarcaremos con hasta otros 5 jugadores online, superando los pisos de un edificio diferente al que transcurre en el Modo Historia.

Una experiencia magistral

A la hora de valorar Luigi’s Mansion 3 me encontraba con un dilema. Al no tenerlo en mi radar, no daba crédito a las sensaciones que el juego me producía, inmejorables, de obra única. El cariño con el que Next Level Games ha creado esta maravilla se palpa desde la primera hasta la última escena del Modo Historia.

No sé si Luigi’s Mansion 3 será mi GOTY 2019 personal, aún no he jugado a otros títulos tan prometedores como Death Stranding o Jedi Fallen Order. Lo que sí que puedo afirmar sin temor a equivocarme es que la sensación de que estaba jugando a algo mágico, maravilloso, no me ha abandonado en las casi 20 horas que me ha durado el juego de Next Level Games. Una maravilla inesperada, que seguro, si le das una oportunidad, reforzará tu fe en la magia de los videojuegos. [100]

  1. Desde que lo anunciaron le he seguido la pista, definitivamente por lo que leído, incluido este análisis, me hacen pensar que lo debería ir comprando de una vez. Por ahora queda arriba en la lista de pendientes.

  2. a este le tengo el ojo echado. La unica razon por la que todavia no lo he pillado es porque con los ninos estamos jugando al primero via dolphin (me gusta pero es bastante tosco de jugar y cansa un poco), luego jugaremos al dark moon y finalmente jugaremos a este. Quiza para entonces este de oferta, ya.. haha

Deja un comentario