[Microanálisis] Devil May Cry 4 para Xbox 360



He de reconocer que no soy uno de los mayores fans de la franquicia de Capcom. No hace demasiados años me peleé con la primera entrega y acabé desquiciado intentando, infructuosamente, encontrar la salida de un nivel mientas era acosado (sexualmente) por un montón de enemigos deformes que parecían haberse escapado del armario de José Luis Moreno. Al final desistí, quizá debido a la escasa moral con la que te acometí la tarea autoimpuesta de empezar y finalizar ese juego del que tantos contaban maravillas. La segunda y tercera entregas las dejé pasar en su momento, aunque la fiebre consumista tan propia de los frikis hizo que me hiciera con una edición especial de la tercera parte de las aventuras de Dante. Edición que sigue precintada, como tantas otras.

Esta presentación- confesión debería pasar a convertirse en un análisis frío y repleto de animadversión hacia el salto Next-Gen de la saga de Capcom dado lo poco que me calaron los previos juegos de la serie. Pero la realidad es una muy distinta: Devil May Cry 4 me ha parecido, con diferencia, una de las mejores ofertas jugables en el terreno de la acción que uno puede encontrar hoy en día.

A nivel jugable DMC 4 es un título 100% arcade, con acción a raudales y un gran margen de mejora para el jugador que busca el dominar los combos y alcanzar así puntuaciones realmente importantes. Además, permite el hincar el diente al argumento mediante dos personajes diferentes y totalmente contrapuestos, Nero y Dante, cada uno con su propia historia, niveles y cinemáticas. Primero Nero, el novato, con un control tan asequible, a modo de vaselina para los que no habían conectado anteriormente con la saga, que evitará que los jugadores menos hábiles se sientan amenazados. Después el maestro Dante, cuyo dominio será todo un reto realmente ambicioso para los newbies. En cuanto al apartado técnico, todo son piropos, algo que choca si tenemos en cuenta que se trata de un multiplataforma. La banda sonora, por su parte, y aunque suene a tópico, ambienta a la perfección con temas instrumentales épicos y otros vocales de corte muy emotivo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que DMC 4 es un juego que combina casi a partes iguales los tiempos de juego efectivo con las escenas cinemáticas que explican la trama, por lo que quizá a los jugadores más ansiosos se les corte un poco el rollo. En cualquier caso, las escenas no son muy largas, aunque sí frecuentes, por lo que no se puede decir que el último juego de la franquicia de Capcom adolezca del principal mal de Metal Gear Solid 2.

Más que a God of War, yo compararía este DMC 4 con Heavenly Sword. Y diría que el juego de Capcom deja en evidencia a la creación de Ninja Theory en cuanto a jugabilidad, y que visualmente le supera con holgura exceptuando en las escenas cinemáticas, inmejorables en el caso del juego de PS3 y aquí «tan sólo» notables. Los innumerables niveles están cuidadísimos, repletos de detalles visuales que se han bordado, como las texturas, los efectos del agua, los diseños de los decorados, los movimientos de los personajes…Y es que Devil May Cry 4 demuestra que un título impactante visualmente puede, además, ofrecer un apartado jugable realmente interesante, una experiencia que vaya más allá de unos gráficos en alta resolución.

Capcom, como bordes Resident Evil 5 como lo has hecho con este Devil May Cry 4 te vas a cubrir de gloria.


Enlaces de interés:

Página oficial de Devil May Cry 4
Videos de GameTrailers
Otras opiniones

  1. Como pueden decir que esta porqueria es un gran juego. Escribo esto porque lo acabo de comprar nuevo y jugarlo y la verdad se me hace una copia chafa de ninja gaiden, con una mezcla aburrida de castelvania drakness. apague la consola y saque este maldito disco. mejor hubiera comprado sillent hill, ninja gaiden 2 o hasta gun hubiera sido mejor. En serio no deben metirle a la gente, no me van a pagar vacaciones y por si fuera poco tengo que esperar un mes al pago, ya

Deja un comentario