SUPERHOT no es un FPS, pero te va a enganchar igualmente

En el pasado 2013, un grupo de 9 personas decidía acudir a un concurso, el “7 Day FPS Challenge” creando el primer prototipo de SUPERHOT, que fue concebido como un título gratuito para navegador y que, a causa de toda la expectación que levantó, ha acabado convirtiéndose en un juego que se lanzará, en tan solo unas horas, en Steam y que llegará a Xbox One en el próximo mes de febrero.

SUPER………………………………………………………HOT

Lo primero que tengo que aclararos, queridos lectores de AKB, es que, si venís buscando un FPS al uso, será mejor que os deis la vuelta y cerréis la puerta al salir porque SUPERHOT puede ser cualquier cosa menos eso dadas sus particulares mecánicas jugables.

Y es que, en el juego, el tiempo solo transcurrirá cuando nosotros hagamos alguna acción, algún movimiento: girar un poco la cabeza para observar lo que tenemos alrededor, dar un pequeño paso para esquivar una bala, propinar un puñetazo o saltar para esquivar algún obstáculo son acciones que harán que el tiempo avance y que, si no estamos con cuidado estemos más cerca de la muerte. Con esta peculiaridad, casi podemos decir que SUPERHOT, más que un shooter, es un juego de puzles, ya que nuestra puntería queda en un segundo plano, siendo más importante el usar nuestra cabeza, el saber qué movimiento hacer a continuación para enfrentarnos a un enemigo o para esquivar alguna mortífera bala.

SUPERHOT

Todo esto envuelto en una temática de lo más extraña, tanto a nivel argumental como a nivel artístico. En cuanto al argumento, no os estropearé demasiado, simplemente deciros que nos encontramos ante una interfaz propia del MS-DOS de los 90. Un día, al llegar a nuestra casa, nos encontramos un mensaje de un buen amigo, que nos invita a probar un juego nuevo llamado SUPERHOT, toda una pasada, según nos dice, y, desde ese momento, nos veremos atrapados en una historia bastante interesante.

Superhot

SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT

En cuanto al nivel artístico, pese a encontrarnos ante un juego en el que solo se usan 3 colores: blanco, negro y rojo, lo cierto es que el resultado es bueno y el juego entra sorprendentemente bien por los ojos, sobre todo si contrastamos lo que entra por nuestras retinas con lo que vamos leyendo de la historia a medida que avanza el juego que, por cierto, está en inglés.

SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT SUPERHOT

A pesar de la sencillez que podéis ver en sus mecánicas o en su acabado artístico, lo cierto es que SUPERHOT es un juego que engancha, que comienza a meterse poco a poco en tu cerebro, deseando que juegues más y más consiguiendo, pese a su sencillez, algo de lo que muy pocos son capaces y es el entregarte, el creerte que eres el personaje que protagoniza el juego gracias a una serie de “trucos” que no os voy a decir para no cargarme parte de la propuesta jugable del título.

Superhot

Esos trucos, además, vienen acompañados de ciertos elementos que dan más color al juego, como la voz tan característica que sonará al final de cada nivel y que resulta de lo más pegadiza cada vez que dice “SUPERHOT”. Además, cuando logremos completar los objetivos de cada escenario, mientras la voz tararea esta palabra una y otra y otra vez, veremos una repetición de nuestras acciones en tiempo real, resultando bastante sorprendente y pareciendo que somos todo unos pro del Call of Duty o del Counter-Strike.

Algo que seguro que querréis saber es la duración de la campaña, que anda en torno a las 2 o 3 horas, algo habitual en un juego independiente de este estilo aunque, cuando la finalicemos, desbloquearemos nuevos contenidos en forma de niveles extra, retos y desafíos y tendremos la posibilidad, según dejan caer los creadores del título al final de la campaña, de poder descargar nuevos niveles dentro de unas semanas, por lo que la vida se puede alargar hasta que ellos quieran, aunque eso es algo que aún está por ver.

Así que, para concluir, queridos amigos de AKB, os diré que sí, SUPERHOT me ha gustado, me ha atrapado y me ha convencido. Desde luego, lo que están haciendo los estudios indie en este principio del año es toda una barbaridad, compensando los patinazos de algunos triples A con obras como The Witness, Firewatch o el propio SUPERHOT. La única pega que le veo a su mecánica adictiva y a todo lo que el juego consigue darnos es la escasa duración de su campaña, de 2 a 3 horas, aunque después tenemos contenido como para perder, por lo menos, un par de horas más de nuestra vida. Quedará por ver si, finalmente, el estudio detrás del juego lo apoya con más actualizaciones para el mismo como dejan caer al final de nuestra partida. Así que, si os molan los indies, los FPS y algo también los juegos de puzles, dadle una tirada a SUPERHOT, os prometo que os va a atrapar y que, en vuestro teclado, no vais a dejar de escribir…

[80]

  1. Ganazas no pocas las que le tengo a este juego. Solo se leen y oyen cosas buenas de él. Creía que ya había salido en One pero creo que no.

Responder a Javier Martínez Cancelar respuesta