Utawarerumono se pasa al JRPG - Análisis de Monochrome Mobius

Monochrome Mobius: Rights and Wrongs Forgotten, la entrega más reciente de la franquicia Utawarerumono a cargo de Aquaplus, por fin nos llega a occidente en las consolas Playstation después de su estreno en Steam que ya apareció por estos lares a finales del año pasado.

Un JRPG clásico bastante bien acabado en líneas generales que supone el primer intento real del estudio en embarcarse en el género después de toda una vida siendo fieles al Strategy-RPG y las visual novel.

Utawarerumono se pasa al JRPG

Os voy a ser sincero, la verdad es que no estoy muy metido en la saga Utawaremono, pero sí lo suficiente para haceros saber que esta entrega se trata de una especie de precuela (más relacionado con ciertas entregas concretamente) de dicha franquicia transmedia que también cuenta con varias series de juegos así como manganimes. De hecho gran parte de la gracia de este Monochrome Mobius, para los que conozcan la saga, es que se nos hace saber más del pasado de varios de los protagonistas y otras caras conocidas de entregas anteriores como Utawarerumono: Mask of Deception y Mask of Truth.

Por otro lado si eres de los que se adentra por primera vez a esta IP, pues esto nos sirve para conocer de primeras personajes que, si seguimos jugando a otras entregas, veremos cómo tienen un rol importante en la saga. O sea, algo así como el caso de Yakuza 0. Más allá de la aparición de personajes conocidos por el personal, lo más importante en materia narrativa es el hilo conductor principal, que no es otro que ayudar a nuestra hermana adoptiva a buscar a su padre al que se creía muerto, por lo que nos tocará “hacer turismo” visitando ciudades, bosques y mazmorras varias y aceptando «quests» de paso, hablando con NPCs, mejorando armas y demás.

Decir que el ritmo en este apartado es bastante bueno hasta más o menos la mitad del juego donde, como pasa a menudo en este subgénero, decae bastante a pesar de la introducción de elementos narrativos a priori interesante. Esto curiosamente pasa sobretodo en el storytelling, ya que realmente en el apartado jugable pega un salto considerable al abrirse un abanico de posibilidades para nuestra pequeña party dentro de lo que permite un sistema de combate tan clásico. 

Combates por turnos activos

Y es que como en cualquier JRPG, donde más tiempo vamos a estar inmersos es luchando. En Monochrome Mobius esto es mediante un sistema de batalla por turnos activos al que se le añade el llamado Battle Ring, un elemento que intenta dar un pequeño matiz a este tradicional sistema de batalla, permitiendo ascender y descender en capas al anillo que nos sirve de referencia como una manera de calcular cuando llegará nuestra oportunidad de utilizar un comando según nuestras acciones previas. No he tenido muchos problemas al entender este sistema, aunque quizá puede ser algo confuso así de primeras. Decir que no me ha parecido un juego complicado en este sentido. Básicamente no me he encontrado con barreras donde se necesite «levelear» de manera imprescindible, en parte porque la cadencia de batallas es más alta de lo normal en este tipo de juegos.

Sobre el apartado gráfico, decir que me ha parecido bastante aceptable en general salvo los NPC que suelen desentonar muchísimo en conjunto. Nada espectacular sinceramente, aunque personalmente me ha gustado el nuevo diseño estilizado de los personajes. Menciono esto porque esta serie de títulos suele optar por otros derroteros más super deformed donde además cuentan con muchas escenas estáticas debido a que tradicionalmente narran sus historias al estilo visual novel. En esta ocasión no han dejado de lado las pantallas estáticas del todo, pero quizá la introducción de unas nuevas secuencias animadas con el motor del juego son las que van contando los hechos más importantes de una manera bastante notable a decir verdad. De hecho hay ciertos picos épicos en la historia que no me veía venir y los he disfrutado mucho.

En definitiva

Monochrome Mobius: Rights and Wrongs Forgotten es un JRPG que no solo resultará interesante para los interesados del género o fans de la saga, sino que también a los que hasta ahora no se hayan interesado en los Utawarerumono. Si bien es cierto que la historia contentará a cualquiera, me ha dado la impresión de que resultará mucho más gratificante para quienes estén familiarizados con la serie. Por lo demás, un título bastante sencillo dentro de los cánones del género que dura alrededor de 40 horas y bastante gratificante en general (final inclusive).

Como cosas a mejorar decir que está en inglés y que quizá se echa en falta un sistema de combate más interesante, un mejor ritmo narrativo y una navegación más clara ya que no es difícil sentirse desorientado al no saber en muchas ocasiones nuestro próximo objetivo. Pero, aún con sus problemas, no dejamos de estar ante un título muy recomendable y más competente de lo esperado sabiendo que este es el primer JRPG como tal que desarrolla el estudio. [75]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 9 =