Análisis Warriors Orochi 3 Ultimate para PS4

Cuando una saga como Dinasty Warriors fusionada con Samurai Warriors llega a la next-gen se produce un choque de emociones: por un lado, el miedo a las mecánicas de los musou y por otro la euforia de poder ver a full tropocientos npcs por pantalla. Bastan 10 minutos para empiezar a pensar que, tal vez, debiste comprarte el Warriors Orochi 3 Ultimate.

Aunque nos encontremos delante de un supuesto juego nuevo, no es mas que una actualización del anterior juego, con el mismo nombre, de PS3, es más, podremos transferir nuestra partida del anterior sistema a PS4. Ya empezamos mal, un precio de venta actual para una actualización o refrito HD.

Seguimos con el juego: al ser una actualización estaremos delante de la misma historia, mismas mecánicas, mismos enemigos etc. con lo que poco podemos decir de esta parte. Desde aquí solo podemos recordarla y poco mas.

Unos años atrás, la deidad conocida como Yamata no Orochi, el dios serpiente, rompió los tejidos del espacio y tiempo para abducir a los guerreros más afamados de la china de los 3 reinos y la era del Japón feudal, solo para hacer que se enfrentaran entre sí para su diversión. Muchos de estos guerreros querían sobrevivir, otros conquistar y otros se unieron a las fuerzas de Orochi para conseguir poder. Finalmente, un grupo de luchadores se alzó contra Orochi y lograron vencerlo hasta 2 veces. Pero ahora Orochi ha regresado con más fuerza y deseoso de llevar a cabo su venganza contra aquellos que osaron plantarle cara.

orochi

Llegamos al punto de las novedades: tendremos personajes nuevos provenientes de sagas japonesas como Soul Calibur, Atelier o Ninja Gaiden llegando a la cantidad de 145 personajes jugables. Un par de nuevos hilos argumentales, nuevos escenarios, así como fases extra y la posibilidad de jugar en el bando de los demonios en ciertos momentos.

Otra de las novedades es en el cambio de generales en plena lucha, tendremos la posibilidad de pelear con los 3 generales a la vez y poder hacer un triple ataque musou, estos personajes serán controlados por la IA. Os recuerdo que en versiones anteriores, los generales que no controlabamos recuperaban vida y barra de muosu hasta que decidíamos hacer el cambio en plena batalla.

Contaremos modos buevos: Gaulet y Duelo.

El modo Gaulet permite crear equipos de hasta cinco guerreros para jugar en solitario o en multijugador local/online en el que deberemos recorrer unos mapeados bastante laberínticos, recordando una mazmorra y que tiene cierto regustillo añejo a cierto juego de Atari con el mismo nombre.

orochi

En cuanto al Modo Duelo nos ofrece combates uno contra uno, sin ejércitos de por medio y al mas estilo figthing con el añadido de usar cartas (desbloqueables en los modos Historia y Libre) para tener ventajas en combate. Un nuevo modo que no está mal como novedad pero que falta por pulir, ya que como veréis en el video, da sensación rara al jugarlo.

Negativamente tiene muchos puntos malos: falta mucho por pulir gráficamente hablando ya que parece un juego de la anterior generación, constante popping extremo, animaciones toscas y torpes, una cámara que llega a marear y confundir cada 2 minutos, la IA enemiga es pésima, sin instrucciones o haber jugado a un musou antes es un caos saber como se juega … demasiadas cosas para salvarlo de la quema. Los únicos puntos positivos que se lleva son la inclusión de personajes de otras sagas, la banda sonora y los modos nuevos; claro que tampoco es para tirar cohetes, pues recordemos que esto es una actualización de un juego anterior.

Mi consejo, si os gustan los musou, esperaos al nuevo Samurai Warriors 4 o el siguiente Dinasty Warriors, pues con un poco de suerte, y sin mucho esfuerzo, tendremos un juego mas redondo y no tan malo como este. [40]

Deja un comentario