What Remains of Edith Finch, el Realismo Mágico de Giant Sparrow

Pregonaba ayer Carlos Gurpegui por Twitter lo maravilloso que es What Remains of Edith Finch (2017, Giant Sparrow), el Walking Simulator que han tardado 5 largos años en parir esos genios que se sacaron de la manga el tremendo The Unfinished Swan (2012, Giant Sparrow). Tras disfrutar de su propuesta de 2 horas, tengo que darle la razón.

Una historia trágica

Voy a intentar no entrar en spoilers a la hora de describir el argumento de este juego. Me gustaría desarrollar un poco más esto pero no quiero ser más específico ni ofrecer más detalles para evitar disminuir el impacto del juego en el jugador. What Remains of Edith Finch va de una chica que quiere descubrir la historia de los miembros de su familia, una historia que su madre le ha escondido. La forma de hacerlo será volver a la casa en la que se crió, con la esperanza de encontrar pistas que la conduzcan a desvelar los secretos de los Finch.

No te voy a engañar: cada vez que descubres qué le ha pasado a un Finch, no falla: ha sido una jodida tragedia. La experiencia de recorrer las habitaciones de la casa de los Finch es tan emotiva como dramática… Cuando finalizas el juego, algo que haces fácilmente en poco más de 2 horas – aquí los retos brillan por su ausencia – , te queda una sensación de haber asistido a una de esas historias memorables, de las que se quedan grabadas, pero también un regusto a ahogamiento por puñetazo en la boca del estómago, a bofetada de realidad. What Remains of Edith Finch cuenta una historia dura, aunque la disfrace de Mona de Pascua.

Tras digerirlo como uno buenamente pueda, uno se da cuenta de la enorme influencia del género del Realismo Mágico que coronó en literatura a través de Gabriel García Márquez con Cien años de soledad (Gabriel García Márquez, 1967), como bien destacó Carlos Gurpegui tras completarlo. Otro claro paralelismo con la obra literaria del colombiano es el gran número de personajes desplegados y sus trágicos destinos. Un cocktail que aquí funciona a la perfección.

Una master class de narrativa

Como buen Walking Simulator, What Remains of Edith Finch se fundamenta principalmente en una narrativa conducida por los escenarios. Así, el jugador debe activar diferentes eventos, convenientemente marcados con una luz, que dispararán la siguiente narración. Una fórmula que, a pesar de su simpleza, funciona a la perfección.

En otros momentos las acciones que deberemos realizar serán diferentes (no quiero concretar para no chafar sorpresas), y ahí quizá el juego no está tan depurado a nivel de amigabilidad con el jugador, aunque la originalidad de esas situaciones y el fondo narrativo que las justifica lo compensa con creces.

La pista de sonido está en inglés, pero los subtítulos en perfecto castellano están integrados en los escenarios (nada de notas al pie de la pantalla), por lo que podría jugarse, en teoría, hasta con el volumen apagado. Como único pero pondría que What Remains of Edith Finch petardea en ocasiones en PS4 Pro. No sé si es algo que Giant Sparrow ya está intentando corregir en un futuro parche pero se hace raro que un título que a nivel visual no parece llevar a la consola de Sony hasta sus límites de potencia tenga estas caídas de frames.

What Remains of Edith Finch_20170424171505

Una gran experiencia

What Remains of Edith Finch está a la venta para PS4 y PC a un precio, a fecha de este análisis, de 20€. Si te gustan los Walking Simulator no te lo pienses, es, junto a Everybody is gone to the Rapture, de lo mejorcito que se puede jugar en el género. No tiene la tremenda banda sonora del juego de The Chinese Room o un argumento tan intrigante, pero su cuidadísima narrativa lo compensa. [85]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =