Análisis: Bayonetta brilla de nuevo en PC

Hideki Kamiya = El puto amo. Dudo que a estas alturas surja alguien capaz de desmentirlo. Este hombre dirigió Resident Evil 2, creó Devil May Cry, Viewtiful Joe y Godhand antes de abandonar Capcom y crear su propio equipo, Platinum Games.

La bruja vuelve para deleitarnos de nuevo, siete años después.

Un estudio TOP

No creo que sea arriesgado decir que Platinum es, de lejos, uno de los mejores equipos de desarrolladores en la actualidad, con pocas meadas fuera de tiesto como los varios encargos de licencias de Activision (Transformers o The Legend of Korra) casi siempre ofrecen juegos completos y sobre todo, divertidísimos. Hoy vamos a echar un vistazo a la primera entrega de la niña bonita de Kamiya, Bayonetta ¿la última superviviente del Hack n’ slash de calidad?, que ha decidido visitar finalmente al PC en una versión mejorada y con extras por sólo 20 euros.

En este diabólicamente divertido hack n’slash tomamos el control de Bayonetta, una de las últimas supervivientes de las Brujas de Umbra (uno de los clanes hegemónicos en el mundo junto a los Sabios de Lumen) pero que sufre de amnesia y lo único que es capaz de recordar es que es una bruja poderosa y sexy que patea angelicales culos. Bayonetta se sumergirá en un viaje personal por la ciudad de Vigrid para recordar quién es y cuál es su propósito.

En busca de nuestra identidad

Bien, como ya sabéis en este género la narrativa no suele tener mucho peso, y el juego de Kamiya no es la excepción. Gran parte del diálogo es bastante estúpido y la historia en sí también lo es, realmente sirve para poco más que para ofrecer un contexto a uno de los mejores sistemas de combate que hayan bendecido a un videojuego moderno.

Cabe decir, además, que tiene sus puntos positivos, pues el juego entre personales principales (BayonettaEnzo-Rodin) y posteriormente Bayonetta-Cereza-Luka me ha sacado más sonrisas de las que imaginaba. Especialmente en éste segundo caso hay un juego conyugal y casi familiar que llega a ser bastante tierno y entretenido, logras encariñarte de éstos personajes, pues son carismáticos. Antes de pasar al apartado de la jugabilidad, me gustaría discutir un punto de ésta obra que siempre ha generado polémica: Bayonetta no está sobresexualizada.

Sí, está muy buena. Sí, toma piruletas de fresa para recuperar salud, y sí, su pelo se convierte en demonios infernales durante las peleas dejándola prácticamente desnuda para deleite de los ojos. Pero ése no es el punto. Que yo recuerde muchos protagonistas masculinos tienen físicos virtuosos, así que eso no me vale. Además, Bayonetta es una mujer fuerte e independiente que no responde ante nadie, hombre, mujer, ángel o Dios. A Bayo me gusta verla (pun intended) como a una versión femenina de Dante. Chulesca, pedante y divertida. Incluso muchos de los hombres en este juego son débiles y no tienen poder alguno. Si éste juego fuera a ser sexista, sería feminista. Dejad de ser tan Flanders, Polygon.

Cazando ángeles y dioses

Pero vayamos al turrón: la jugabilidad.Y es que el sistema de combate de Bayonetta es, poniéndolo simple, el mejor sistema de combate que puedes encontrar en un juego posterior a gen 6. Es una evolución mecánica perfectamente lógica de lo que fueron los juegos de Devil May Cry (saga que deseo ver renacer pronto), deshaciéndose de los tediosos puzzles y exploración a cámara fija del primer DMC (primer proyecto de RE4) por un acercamiento al combate directo mucho más acusado.

Los combates en Bayonetta son frenéticos, son tensos, divertidos y desafiantes. Sin llegar a las cotas de dificultad de, por ejemplo, Devil May Cry 3 o Ninja Gaiden Black, algunos combates y jefes nos harán sudar la gota gorda. Muchas de las situaciones son tan ridículas que el jugador puede quedarse en un estado de éxtasis por unos minutos.

Preparaos para recibir muchos trofeos de piedra hasta que aprendáis los entresijos del combate.

Una maravillosa profundidad

El sistema de combos logra ser complejísimo aún basándose sólo en dos botones: Y para puñetazos y B para las patadas. El medidor de magia para los ataques de tortura, las diversas invocaciones demoníacas y el hecho de poder equipar armas tanto en brazos como piernas (recordemos que una de las señas de Bayonetta son sus pistolas Scarabrough Fair atadas a sus tacones) añaden un montón de variedad y combinaciones posibles. No importa lo que estés usando, siempre lo estás pasando bien.

Pero lo que de verdad marca la diferencia es el Tiempo Brujo , una mecánica mediante la cual efectuando un esquive en el último instante el tiempo se ralentiza durante unos segundos, ofreciendo la oportunidad de destrozar a los ángeles enemigos. Puede parecer que casualize el juego, pero creedme, con el frenetismo de los combates y la fiereza de algunos enemigos, ésta mecánica se convierte prácticamente en una necesidad. Una genialidad más de Mr Kamiya.

Por desgracia no todo es perfecto. Las secciones de plataformas en situaciones son tediosas y la inclusión de QTE para salvar el pellejo al último momento me parece errónea y mal ejecutada, moriremos más de una vez injustamente por culpa de ésto. Afortunadamente, la secuela solucionaría todos estos problemas. El resto del tiempo en Bayonetta lo pasaremos en las Puertas del Infierno, una carismática tienda donde Rodin nos venderá armas, objetos y habilidades (llegando a replicar en un momento el mítico ‘What are you Buyin?’ de Resident Evil 4) así como realizando desafíos en la arena del Muspelheim.

Para que os hagáis a la idea, Bayonetta está a la altura de clásicos como Devil May Cry o Ninja Gaiden, estando muchos escalones por encima de la épica sobrevalorada de Kratos. El modo difícil, que se desbloquea al terminar la aventura -esta será mi quinta vez- es recomendado sólo para expertos, ya que realmente es muy exigente.

Usaremos el bar de Rodin para recuperar ítems de salud y mejorar nuestro arsenal de habilidades y equipamiento.

Pura belleza brujesca

Gráficamente se le nota el paso de los años: ha llovido desde 2010. Esta versión de PC ofrece todas las opciones gráficas destacables y tiene un rendimiento impecable (es posible jugar a 4K y 60fps con una buena GTX 970), convirtiendo la de PC en la mejor versión de este clásico, pero lo que de verdad brilla es el apartado artístico. El equipo de Platinum ha logrado llevar a la vida a un conjunto de personajes muy bien diseñados, con especial mención a los enemigos.

Estas huestes angelicales a las que destruiremos por doquier a golpe de tacón tienen uno de los mejores diseños que he visto nunca, siendo un factor MUY importante en un hack n’ slash. Se nota que quisieron llevar a la pantalla cada trazo de los artworks, que gracias a la mayor resolución y solidez son más impactantes que nunca. En lo que respecta al sonido, la banda sonora (como ya es seña en juegos de P*) es fantástica, con temas que consiguen evocar la sensación de atravesar ángeles con balas disparadas desde pistolas atadas a los tacones.

Una aventura al servicio del espectáculo, sí, pero que sabe tener momentos emocionales.

Una producción completa

Compuesta principalmente por Hiroshi Yamaguchi (con varias colaboraciones), es una banda sonora completa, única y muy potente, capaz de pasar a hacer versiones dance de clásicos del jazz a temas increíblemente atmosféricos que encajan con la temática divina. El doblaje en inglés, a pesar de sus evidentes y casi carismáticos fallos, logra muy bien su trabajo dotando de personalidad a cada uno de los personajes.

Resumiendo, la Bruja de Umbra se ha hecho con mi corazón. Bayonetta es, por méritos propios, uno de los mejores juegos de su generación, uno de los mejores hack n’ slash de todos los tiempos, y prácticamente el último superviviente del hack n’ slash complejo y desafiante, con varios de sus contemporáneos habiendo sido asesinados salvajemente en los últimos años (coff coff DMC Devil May Cry, Ninja Gaiden 3). Una obra maestra del género, y uno de los mejores juegos que he tenido el placer de jugar.

El futuro de Platinum ahora mismo está un poco en el aire, tras haber lanzado otra joya como es Nier: Automata, parecería que todo va bien, pero la reciente cancelación de Scalebound ha dejado a Kamiya y al equipo tocados. Veremos si este lanzamiento puede ayudarles a continuar con Bayonetta, o a traernos nuevas ideas.[95]

  1. Y a mí que nunca me ha dicho nada el Bayonetta… ni siquiera el culazo de la bruja. XD

    No es que me vuelva loco el género, menos a estas alturas, lo reconozco, pero a otros como a algún DMC (especialmente la genial primera entrega) o Ninja Gaiden sí que les di con ganas en su momento.

  2. Si no lo jugaste en su momento dale una oportunidad choroman.

    A no ser que te tire para atras la estetica tan peculiar del juego que a mas de un jugador le ha echo odiarlo profundamente…

    Para mi Jugablemente es un 10, no he visto todavía un sistema de combate así de fresco. Superfacil de jugar y avanzar, realmente complicado si lo quieres “masterizar”.

    Contenido a patadas para ser un juego del corte que es, si lo quieres tener todo preparate para sufrirlo pero bien…

    Combates contra bosses opcionales que al menos para mi fueron realmente “intensos”.

    Lo dicho, si no lo probaste y por el precio que esta darle un tiento. Si tuviste la PS3 y lo jugaste te diría que esta versión es infinitas veces mejor (yo tengo la de PS3) simplemente por que no hay caidas de fps como en la P3 y los 60 son constantes. A 4k no se si son constantes porque no puedo por hardware generar eso XD…. pero se nota el cambio en las texturas para bien.

    Un saludo a todos y nos vemos en Paradiso.

    • La estética sí me mola, es el juego lo que me dejó frío desde primer momento. De hecho, nunca lo tuve, me suena que probé una demo en 360 (de PS3 pasé hace tiempo, nunca me llenó, y tuve 2…) y nada más.

      Pero nunca me cierro puertas, lo que no sé es cómo llegaría a mis manos en estos tiempos en que ando tan desconectado un título que nunca me llamó.

    • Yo sí lo jugué de salida y no me gustó. Me encantaban los Devil May Cry y los Ninja Gaiden (y lo siguen haciendo), así que lo cogí con muchas ganas y… menuda decepción. Lo dejé a medias.

      Cuando iba a salir el Vanquish (ese sí que me gustó muchísimo, a pesar de ser cortito) me obligué a terminarlo, quería dejar cerrado el juego de Platinum antes de ponerme con el siguiente. Tuve que esforzarme para no volver a dejarlo a medias.

      No me gustó ni la protagonista ni el argumento. Jugablemente no me satisfizo más que un Devil May Cry. Sí, es un buen juego en ese aspecto, pero no me gustó en el resto.

      La verdad es que por entonces no entendí muy bien las alabanzas que recibió Bayonetta y sigo sin compartirlas.

      • Al final entiendo que es una cuestión de feeling con el pj más el sistema de combate. Me he pasado todos los dévil menos el 5. El que más me gustó fue el 3, 1, 4 en ese orden. La cosa de bayoneta esq el sistema de combate es muy pero que muy profundo pero no se ve. Pongo de ejemplo el concepto de mantener un golpe de combo hacer 2 esquivas y poder seguir con dicho combo. Hablo de como cambiar de armas en mitad de un combo y hacer que el 3 misiles se conviertan en infinitos con el multi Kick de chun-li de como alargabas los “combo Finisher” transformándote en spoiler o spoiler. El que los objetos a comprar cambiaban el juego, los bosses eran jodidos (los opcionales) y la historia no se si sera típica pero a mi me sorprendió bastante. Aún así creo que los dos son juegazos (dmcs y bayonetas) y creo que hay nicho suficiente para los dos. A ver si seguimos viendo a la bruji por steam y a Dante igual que les sienta muy bien los 60 fps a ambos dos.
        Salu2 gente.

Deja un comentario