Análisis de OlliOlli para PC

El mejor videojuego de skate en años“. Esa frase podría decorar una hipotética carátula de OlliOlli acompañada del logotipo de cualquier medio de la prensa especializada y no se diría ninguna mentira sobre el juego de Roll7. Y es que OlliOlli no coge su título de uno de los trucos básicos del skateboarding en vano.

OlliOlli

¿Es justo calificar a OlliOlli como el mejor juego de Skate de los últimos años de buenas a primeras? Sinceramente creemos que sí, porque apela a lo que un buen videojuego basado en el mundo del skate debería de ofrecer al jugador. OlliOlli es simple a la vista y complejo a los mandos, captar lo que ofrece y lo que los ingleses de Roll7 han querido ofrecer no nos costará más que superar el tutorial. Es en intentar dominar OlliOlli y querer ser el líder de los marcadores donde este pequeño indie publicado en PC por Devolver Digital nos va a quitar horas de vida como si de una mala droga se tratase.

El control de OlliOlli es tan sencillo como podríamos esperar en un pequeño indie 2D diseñado con un estilo de 16 bits. Con el stick izquierdo del pad ejecutamos los trucos y con el botón A o X, dependiendo del mando que utilicemos, controlamos el aterrizaje para conseguir las mejores puntuaciones. Como era de esperar las mejores puntuaciones se consiguen con elaborados combos de trucos y grindeos sobre superficies finalizados con un aterrizaje perfecto. Para conseguir la mayor calificación en cada movimiento deberemos hacer nuestros movimientos lo más cercanos al suelo posible, tanto los grindeos como los aterrizajes.

La dificultad de OlliOlli crece de forma exponencial a lo largo de sus 5 mundos temáticos divididos a su vez en 5 niveles cada uno. Superar cada uno de estos niveles nos puede llevar una docena de intentos en el peor de los casos, pero a OlliOlli no hemos venido a “pasarnos el juego” y desinstalarlo. Un par de partidas nos bastarán para autoimponernos la necesidad de superar los desafíos que nos plantea cada nivel, para un poco más tarde pasar a competir con otros jugadores de todo el mundo o con nuestros amigos.

Estos elementos convierten a OlliOlli en un título tan duradero como nosotros queramos, pues no solo cuenta con la suficiente variedad de niveles y desafíos para tenernos pegados durante semanas a la pantalla mejorando de forma enfermiza nuestros récords, si no que también tiene el modo “Grind Diario” en el que sólo podremos puntuar una única vez para competir con las puntuaciones de jugadores de todo el mundo, nos habría gustado que este modo ofreciera un nivel diferente cada día en puesto de simplemente coger uno de los que ya hay en el modo de juego estándar, entendemos que es un trabajo importante pero es algo que ya hacen juegos como Warface de Crytek o Race The Sun de Flippfly.

OlliOlli

Artísticamente OlliOlli mezcla elementos de pixel art que recuerdan a la época de los 16 bits con fondos dibujados a mano, un estilo que está realmente de moda entre los desarrollos independientes por el importante ahorro de recursos a la hora de su elaboración. En el apartado sonoro OlliOlli cumple de maravilla con los efectos necesarios para recrear los sonidos de los materiales con los que interactuamos, y a pesar de tratarse de uno de esos juegos que se prestan a ser jugados mientras ponemos nuestra propia música de fondo, OlliOlli cuenta con una amplia gama de temas de distintos estilos que podemos cambiar en todo momento con un simple toque a la derecha en el stick derecho de nuestro pad.

En resumidas cuentas, OlliOlli es una apuesta de lo más recomendable para todo amante de los buenos juegos arcade, de los que se pican a mejorar sus puntuaciones hasta límites extremos. Estamos ante un videojuego independiente y aún así realmente cuidado y extenso, una compra más que recomendada para cualquier usuario de PC con un buen pad a su disposición. OlliOlli ya causó sensación entre usuarios y prensa especializada en su versión de Vita lanzada hace meses, lo ha vuelto a hacer en PC y lo hará en algún momento durante el mes de agosto en su lanzamiento en PS3 y PS4. Si algo negativo que tenemos que achacarle a OlliOlli y es lo que hace que le quitemos puntos a lo que podría haber sido la experiencia perfecta, son los problemas que hay con el funcionamiento de los marcadores en la versión de PC del juego, algo que desde Roll7 se ha comunicado que no se solucionará hasta el lanzamiento del juego en las consolas de SONY. [90]

Sello de calidad AKB

  1. También es cierto que el control está muy inspirado en el Skate de EA, pero la forma de plasmarlo en un juego 2D y lo que te engancha el hijoputa es brutal. Muy bien Roll7, a ver qué se traen con su Not a Hero.

Deja un comentario