Análisis del pack de mapas First Strike para Call of Duty: Black Ops




El pack First Strike pretende alargar la vida del modo multijugador de CoD: Black Ops añadiendo 4 mapas al modo competitivo y uno más al modo zombie a cambio de 1200 Microsoft Points. Y lo cierto es que, pese a no tener un precio demasiado agradable, lo consigue.

En “Berlin Wall” podemos ver un campo de batalla situado entorno al famoso Muro de Berlín. El mapa está dividido en dos partes por el Muro, que podemos atravesar por varios puntos. Además, hay varias torretas automáticas estratégicamente repartidas que matan al instante a cualquier jugador que se salga de los paso establecidos para cruzar el Muro, por lo que conviene tener cuidado. Por lo demás, el mapa está repleto de edificios en cuyas ventanas podemos apostarnos para dominar buena parte del terreno. Está distribución provoca que el combate suela concentarse en las zonas de conexión de las zonas y que veamos multitud de los conocidos y normalmente odiados “camperos” aprovechando las ventanas estrátegicas. De todas formas, si preferimos un estilo de juego más dinámico, podemos ir moviéndonos de casa en casa, evitando así ponernos a tiro. “Berlin Wall” es especialmente divertido si jugamos en Dominio, ya que el hecho de que uno de los puntos esté situado en el mismo muro, en una zona completamente descubierta que podemos considerar tierra de nadie, hace la partida muy intensa.

El siguiente mapa, “Kowloon”, nos sitúa en los tejados del antiguo distrito de Hong Kong conocido por dicho nombre, y que ya vimos en una de las misiones de la campaña. Este es un mapa de callejones y recovecos, donde podemos encontrar un enemigo detrás de cada esquina y todo sitio es perfecto para esconder una letal Claymore. La lluvia constante y el aspecto laberíntico y apretado de los edificios le da un estilo muy característico al conjunto. Este mapa da menos juego a los “camperos” y hace más recomendable el uso de un subfusil, aunque también se puede encontrar más de una ventana con una buena visual. La mayor peculiaridad del mapa son un par de tirolinas que nos permiten atravesarlo de forma rápida, aunque arriesgando bastante nuestra vida, ya que mientras estemos colgados de la tirolina, estaremos completamente indefensos.

Por otro lado tenemos un escenario polar en cuyo fondo puede observarse una bonita aurora boreal , “Discovery”, que también se correponde con una misión de la campaña. Este posiblemente sea el mapa más abierto del pack, y por ello resulta el más idóneo si queremos utilizar un rifle de francontirador, al haber un par de posiciones desde las que dominamos casi todo el terreno. De todas formas, también contamos con varios edificios donde meternos y vetanas por donde asomarnos. Como curiosidad, hay varios puentes de hielo que pueden ser derribados por un cohete o una granada, resultando una jugada bastante interesante romper uno de estos puentes cuando alguien está pasando por encima.

Por último tenemos “Stadium”, un estadio de ice hockey y sus intrincados alrededores. Este es el mapa menos vistoso del pack, aunque no tiene nada que envidiar a los demás en lo que a jugabilidad se refiere. Podemos luchar tanto dentro del estadio como fuera, donde hay varios edificios con sus respectivos balcones y ventanas, a los que conviene echar un ojo si vamos andando a pie de calle.

En cuanto a “Ascension”, el mapa dedicado al modo zombie, se puede decir que goza de la misma calidad y lujo de detalles que los incluídos en el juego, o incluso más. Se trata de un complejo aeroespacial parecido al visto en el mapa “Launch” del multijugador (otro que está sacado de la campaña), en el que tendremos que encender la corriente para poder accionar los distintos mecanismos, como las típicas trampas para contener a los zombis, o la novedad del mapa: un módulo lunar que nos permite movernos rápidamente de un punto a otro del mapa. El mapa, al igual que “Kino Der Toten” está ambientado en la Segunda Guerra Mundial y aparte de los zombies podemos ver sucesos paranormales como la aparición de agujeros negros o de unos monos espaciales que intentarán ponernos las cosas difíciles. También se incluyen dos armas nuevas que nos saldrán en la caja sorpresa.

En resumen, creo que todos estamos de acuerdo en que el precio es algo elevado, pero en mi opinión, si dedicas un número considerable de horas al modo online de CoD: Black Ops y cuentas con un par de amigos con los que disfrutar del modo zombie, este pack es compra obligada. Si por contra juegas de forma esporádica, probablemente no sea una buena idea realizar el gasto.

Por cierto, como dato curioso: a simple vista este pack parece más caro que el de Halo: Reach, pero si hacemos unos sencillos cálculos, podemos ver que en First Strike el precio por mapa es menor, por lo que ofrece más por menos.

  1. Pingback: Call of Duty: Black Ops Annihilation, the same again as well | Akihabara Blues

Deja un comentario