Rise and Shine. Un gran juego, arte excepcional, pero demasiado corto

De vez en cuando aparece un juego independiente que llama la atención de toda la prensa. Pasó por primera vez con Braid, siguió con Limbo y hoy continua con Rise and Shine. Los desarrolladores españoles Super Mega Team nos proponen un plataformas de la vieja escuela que nos promete dificultad y diversión a partes iguales.

Rise And Shine

Rise and Shine: piensa rápido, dispara rápido y ama el respawn

Los que me conocéis sabréis que soy un defensor a ultranza de los productos paridos en nuestro país y me quedé alucinando cuando vi el potencial que tenía Rise and Shine y lo que nos prometía: piensa rápido, dispara rápido, muere rápido. Cuando me prometen que voy a pasarlo mal en un juego es cuando más ganas me dan de ponerme delante de la pantalla. Es el masoquismo más sano que hay y del que más orgulloso me siento, me gusta pasarlo mal en los juegos y que los desarrolladores me pongan al límite de mi habilidad. Por eso este juego me gusta tanto, a pesar de sus defectos.

Amarás a Shine sobre todas las cosas

Y es en el argumento donde nos llevamos la primera sorpresa con este juego. Si no quieres comerte un destripe del argumento, salta este párrafo. Mundojuego se ve invadido por el planeta NuevaGen, unos marines espaciales y sus robots gigantes que tienen muy malas pulgas y vienen con ganas de aniquilarnos. Y nada más comenzar el juego nos encontramos con el primer guiño a una franquicia estrella: Shine, nuestra arma mal hablada, vendrá heredada del mismísimo clon de Link. Y desde Zelda, pasando por Half Life, Street Fighter o Portal, nos vamos a encontrar detalle tras detalle que homenajean los clásicos de los videojuegos que, al mismo tiempo, son parte de Mundojuego. ¿No os parece una genialidad? Y más allá de perderse en homenajes, que sería lo más fácil para ganarse al público, consiguen que todo esté en una sintonía especial, sin desentonar, como parte normal de este mundo imaginario.

El argumento tiene algún buen giro de guión, sobre todo en el tramo final del juego, pero se termina de vaciar en la escena final. No decimos que sea un mal guión, pero se podía haber trabajado un poquito más la escena que termina con el juego.

rise and shine half life

Jugabilidad y arte al nivel de un triple A

Porque Rise and Shine no sería nada sin un arte excepcional. Y no lo digo de forma banal, los fondos son de una calidad a la altura de los mejores triple A de compañías como Ubisoft, SNK o . Cada escenario cuenta con distintos planos de scroll dibujados a mano, homenaje directo a la vieja escuela, que para el que no lo sepa o sea muy joven, era como medíamos la potencia de las consolas en la época de los 8 y 16 bits; escenarios llenos de colorido y, como hemos dicho, detalles que a pesar de estar pendientes del gun play, no se nos van a pasar de largo.

El sistema de juego que se ha elegido para Rise and Shine podría llegar a ser complejo para muchos usuarios. Por una parte movemos a Rise con WASD y por otra apuntamos a Shine pulsando el botón derecho del ratón. Por mi parte la mezcolanza de teclado y ratón para apuntar me ha costado un poco al principio del juego, pero no por no estar bien calibrado, sino por mi falta de tacto al estar demasiado acostumbrado al mando de Xbox One. Lamentablemente me ha sido imposible probar el juego con el mando, así que no puedo decir que tal responde. Vamos a apuntar fácil, acertar fácil, y matar mucho, ¿Qué más se le puede pedir al gun play de un juego?

rise and shine mario

No es oro todo lo que reluce

Y los peros llegan como en cualquier juego. Nada es perfecto y aquí Rise and Shine no se libra de su mayor defecto: la duración. La primera pasada del juego nos llevará de 3 a 4 horas, según nuestro nivel de habilidad. Si eres medio hábil, en menos de 3 horas lo puedes tener terminado y la rejugabilidad del título es nula. Una vez completado no tiene mucho sentido al no tener un contador de muertes o un sistema de puntuación que potencie nuestras ganas de volver a ponernos frente al juego. Y la dificultad pasa de nula a extrema, de un momento a otro y sin vaselina. Como ya he dicho, por mi parte perfecto, pero esos momentos en los que repites el mismo boss durante una hora son los que pueden hacer que los jugadores menos habilidosos o con menos ganas de pelearse con el título dejen de lado esta obra que, no llega a ser una obra de arte, pero que pone las mimbres de lo que podría haber sido un juegazo si los desarrolladores se hubiesen marcado un título de más duración.

rise and shine final boss

Dale una oportunidad, valdrá la pena

A pesar de todo, Rise and Shine se ha convertido en uno de los grandes del software español y no podemos dejar de sentirnos orgullosos de lo que Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team nos propone. Es corto, es difícil en muchos puntos, sobre todo el jefe final que puede llegar a sacarte de quicio, pero tiene un arte maravilloso y dos personajes que más quisieran muchas compañías grandes tener en su haber de propiedades intelectuales. Rise y Shine son amor, son el Marco Rossi del software español y espero con ansia una segunda aventura. Si quieres un juego directo, que te haga disfrutar aunque sea por poco tiempo, Rise and Shine es tu elección y encima está de oferta en Steam. Dale una oportunidad, no vas a arrepentirte, al menos las 4 o 5 horas que te dure.

Nota: 75, y pensaréis, ¿Si tanto te ha gustado por qué esa nota? Pues porque no es perfecto, la curva de dificultad es exagerada en los momentos finales y la corta duración lastra demasiado el conjunto.

Deja un comentario